Público
Público

El Ayuntamiento de Madrid compra el edificio de Alcalá 45 por 104 millones

Gallardón vendió el inmueble en 2004 opr 100 millones en la 'operación Cibeles' y el Consistorio estaba pagando 6,6 millones anuales por un alquiler que duraba hasta 2019.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

El edificio de la calle Alcalá 45 que ha adquirido el Ayuntamiento de Madrid.

MADRID.- El Ayuntamiento de Madrid se encuentra en un proceso de recuperación de edificios descapitalizados por los sucesivos gobiernos del PP en la capital y ejemplo de esta nueva política ha sido la recompra del inmueble de la calle Alcalá, 45, por 104 millones de euros.

Este histórico edificio es la sede de las áreas de Economía y Hacienda y de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, además de albergar la Oficina de Atención al Contribuyente. Hasta ahora, el Gobierno municipal lo usaba en régimen de alquiler desde al año 2004, cuando Alberto Ruiz-Gallardón lo usó en la operación para trasladar la sede del Consistorio al Palacio de Cibeles.

Este edificio forma parte del patrimonio histórico de la ciudad. Sobre el solar se levantó el famoso Teatro Apolo en 1873, que resistió su actividad cultural hasta 1929 y en cuyo escenario se representaron grandes obras teatrales y se estrenaron reconocidas zarzuelas. Tras cerrarse el teatro, el edificio se reconstruyó y se convirtió en la sede social del Banco de Vizcaya, que aprovechó que en la misma calle también se encontraban localizadas las sedes de otras grandes entidades bancarias. Y después pasó a manos del Banco del Comercio hasta que fue comprado por el Ayuntamiento de Madrid.

Ahora, ese edificio vuelve a manos municipales, que estaba pagando desde 2004 un alquiler de 6.675.000 euros al año y cuyo contrato estaba blindado hasta 2019. Esto supone que las arcas públicas se ahorrarán el pago del arrendamiento de tres años, que suma 20.031.514 euros, y se ingresará el importe correspondiente al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos Urbanos, que supondrá 3.188.215 euros. Así, en 12 años, el gasto que ha supuesto la transacción estará amortizado. 

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, consideraba ayer que "además se recupera un edificio que era necesario para la prestación de servicios a la ciudadanía, lo que también supone evitar gastos de mudanza futuros en el caso de tener que haber adquirido otro edificio". Además, Sánchez Mato hacía hincapié en que "en 2015 estábamos pagando en torno a 56 millones de euros en arrendamientos y acabaremos la legislatura en unos 5 millones". Además de evitar el traslado de más de 600 trabajadores públicos, la adquisición permitir acometer obras para optimizar el espacio.

La venta de Alcalá 45 en 2004 se cerró en casi 100 millones y su posterior alquiler al comprador contemplaba que hasta 2019 se abonarían 91.354.120 euros. El precio del alquiler anual de Alcalá 45 es de 6.675.000 euros (18.422 euros diarios), lo que equivale a 28,37 euros por metro cuadrado, un precio que, desde el Consistorio consideran que está muy por encima del de mercado.