Publicado: 27.05.2012 17:23 |Actualizado: 27.05.2012 17:23

Bankia insiste en que no devolverá los 19.000 millones al Estado

Gallardón se opone a que el Parlamento investigue la gestión de la entidad por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha advertido este domingo de que la obligación de una compañía cuando recibe capital no es devolverlo, sino ser capaz de generar valor y ofrecer rentabilidad a esa aportación. En un comunicado, Goirigolzarri se refiere así a la inyección de 19.000 millones de euros que realizará el Estado en Bankia.

Goirigolzarri señala que la prioridad del nuevo equipo gestor de la entidad es hacer "una gestión eficiente, austera y transparente que genere valor". Según ha apuntado, esa será la mejor manera de que el Estado, "cuando lo considere oportuno y mediante el mecanismo que desee", pueda vender las acciones que va a tomar en Bankia "al mayor precio posible con el consiguiente beneficio para los contribuyentes".

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha concedido esta mañana una entrevista a la Cadena SER, ha dejado claro que para él lo más importante es la salida de la crisis. Y eso, a su juicio, incluye posponer las explicaciones en el Congreso sobre la gestión de Bankia, o la comparecencia en la cámara de su expresidente, Rodrigo Rato, que dimitió ante la inminente nacionalización de la entidad.

El titular de Justicia ha negado que el Gobierno vaya a obstaculizar una posible investigación sobre la antigua caja de ahorros.  "La sola pregunta es cuestionar el Estado de Derecho", ha dicho a la periodista Monserrat Domínguez, haciendo hincapié en que no deben ser los políticos los que tomen las decisiones judiciales.

Aunque asegura que la crisis de Bankia se está abordando con la mayor transparencia, Gallardón se ha opuesto por completo a la posibilidad de que hoy por hoy se abra una comisión de investigación en el Congreso para explicar públicamente cuál ha sido la gestión de la institución que solicita una dotación pública de 19.000 millones adicionales. "Se hará en el momento oportuno", ha concedido el ministro, que cree que con ello se pondría poner en juego la credibilidad del sistema financiero, en el punto de mira de los mercados.

"Lo importante en estos momentos es que marquemos todas las soluciones de cara a la superación de la crisis. Ojo, sin eludir ninguna responsabilidad, y sin eludir ninguna de las acciones que en una democracia se tienen que producir, pero nos tenemos que marcar una prioridad", ha afirmado asegurando que han sido trasparentes con la oposición y han ofrecido toda la información necesaria.

El PSOE, por su parte, ha vuelto a pedir responsabilidades y ha advertido de que la nacionalización de la entidad "se ha hecho tan mal" que el proceso "va a contaminar" al resto del sistema financiero español. Después de que ayer el secretario general de la formación, Alfredo Pérez Rubalcaba exigiera que los gestores de Bankia comparezcan en el Parlamento, el secretario de Organización, Óscar López, ha denunciado que nadie del Gobierno ha explicado cómo se ha llegado a la situación actual y ha incidido en que su partido va a pedir "transparencia" para saber quiénes son los responsables de esa "mala gestión" y garantías para que los recursos aportados por el Estado "no tengan un coste para los ciudadanos".