Publicado: 19.08.2015 16:57 |Actualizado: 19.08.2015 17:35

Calatrava advierte del riesgo de que se caiga la fachada del Ágora y se lava las manos

La obra, que duplicó el presupuesto inicial durante su construcción, acabó costando a los valencianos más de 100 millones de euros, por lo que Mónica Oltra dice que "no debería reclamar", sino "hacer caso de lo que se le reclama a él" dada su "responsabilidad".

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5
Comentarios:
Las imperfecciones del Ágora de la Generalitat.

Las imperfecciones del Ágora de la Generalitat.

VALENCIA.- El conocido y polémico arquitecto Santiago Calatrava ha advertido a la Generalitat que debe mejorar la instalación "defectuosa" de la planchas de acero que sirven de soporte al trencadís de la cubierta del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias "para evitar cualquier riesgo de desprendimiento de la fachada".

Así consta en un escrito que el despacho del arquitecto ha remitido al Gobierno valenciano, y en el que constatan "el deterioro de algunas zonas inacabadas de la obra", en suspensión temporal desde el 1 de febrero de 2013, y detallan las obras "más urgentes" que hay que abordar.

La obra, que duplicó el presupuesto inicial durante su construcción, acabó costando a los valencianos más de 100 millones de euros y ahora podría acabar cerrándose. Por este motivo, la vicepresidenta del Consell valenciano, Mónica Oltra, ha asegurado que Calatrava "no debería reclamar", sino "hacer caso de lo que se le reclama a él" dada su "responsabilidad" en este proyecto.



"Han tenido demasiadas disfunciones para costar el dinero que ha costado", añadía Oltra mientras aseguraba que acabar la cubierta del ágora invirtiendo 10 millones de euros "no está entre las prioridades" del Gobierno valenciano, que, sin embargo, espera poder utilizar el recinto y por el momento "no está habilitado". Fuentes de la Generalitat, además, han indicado las mismas fuentes, que han acusado de "irresponsable" al anterior gobierno del PP "por sacar a concurso un edificio que no deberían haber sacado".

Fuentes de la Conselleria de Hacienda han señalado que tuvieron conocimiento del escrito, fechado el 31 de julio, el pasado lunes y que la nueva dirección de Cacsa, que será nombrada con toda probabilidad el día 28, será quien tome todas las decisiones. No obstante, han apuntado que, conocida esta propuesta, tienen que ver las condiciones para adoptar "una solución económica, sencilla y rápida para que el Ágora pueda ser utilizada".

De hecho, han apuntado que Cacsa trabajará con el despacho de Calatrava para elaborar para los próximos dos meses un calendario de inversiones "fiable y posible" para el Ágora.

En su escrito, Calatrava señala que sus propuestas se basan en sus observaciones tras recientes visitas a la obra y propone que, antes de acometer ningún trabajo, se contrate a una consultora experta e independiente que "elabore un informe con sus recomendaciones para garantizar su durabilidad".

Los arreglos que propone Calatrava

El informe de Calatrava propone completar la cubierta fija, incluso aunque se decida no completarla según el proyecto original, además de finalizar los acabados de la fachada en los extremos norte y sur de la fachada tanto interiores como exteriores. Respecto a la fachada, explica que el descenso del ritmo de los trabajos de reparación "supone un riesgo inminente a la estabilidad de las grandes piezas de acero o trencadís que componen la fachada".

Recuerda que durante estos trabajos se ha advertido "una instalación defectuosa de las planchas de acero que sirven de soporte al trencadís" y apunta: "La mejora de la fijación de estos elementos es urgente y fundamental para evitar cualquier riesgo de desprendimiento de la fachada".

Respecto a la actuación en las puertas, insta a solicitar a la UTE Ágora que reclame la asistencia en obra del fabricante para solucionar cualquier cuestión relativa a su funcionamiento y pide que aclararen si ha ejecutado correctamente la impermeabilización según su proyecto.

Otras actuaciones que propone son la impermeabilización y acabado definitivo de los estanques, donde se han observado filtraciones además de rematar la zona interior de los extremos de las fachadas, sustituyendo baldosas rotas o dañadas y repasando elementos que presentan oxidación.

El despacho del arquitecto ha advertido que, desde que la obra fue suspendida temporalmente, se han acometido actuaciones relevantes cuya finalidad y alcance desconocen y no supervisaron y advierten que deberían retirarse.