Publicado: 15.12.2015 21:29 |Actualizado: 16.12.2015 10:36

Los ayuntamientos del cambio reducen en 100 millones la deuda municipal

En sólo tres meses han conseguido bajar de los 7.000 millones de euros el endeudamiento que heredaron de sus antecesores. La mayor parte corresponde a Madrid, cuyas cuentas están lastradas por el coste de las megaobras de Ruiz Gallardón.

Publicidad
Media: 4.47
Votos: 30
Comentarios:
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el de Valencia, Joan Ribó, y la de Barcelona, Ada Colau, el día de su investidura, el pasado mes de junio. EFE/REUTERS/AFP

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el de Valencia, Joan Ribó, y la de Barcelona, Ada Colau, el día de su investidura, el pasado mes de junio. EFE/REUTERS/AFP

MADRID.- Los tres municipios de mayor tamaño gobernados desde la pasada primavera por plataformas ciudadanas y fuerzas políticas emergentes redujeron significativamente su deuda durante el tercer trimestre de 2015, según los últimos datos proporcionados por el Banco de España. Los ayuntamientos de Madrid, de Barcelona y de Valencia pasaron de deber 7.089 millones de euros el 30 de junio a 6.991 el 30 de septiembre, lo que supone un recorte de casi 100 millones en solo tres meses.

El esfuerzo más importante en términos absoluto lo hizo la capital de España, que también arrastra la mayor deuda municipal del país, tras el paso de Alberto Ruíz Gallardón por la Alcaldía, entre 2003 y 2011. Madrid ha llegado a deber 7.733 millones de euros, por culpa de las megaobras que Ruíz Gallardón acometió y particularmente por el costosísimo soterramiento de parte del trazado de la vía de circunvalación que rodea el centro de la ciudad, la popular M-30.



Cuando Manuela Carmena asumió el gobierno municipal en junio de este año, al frente del equipo de Ahora Madrid y con el apoyo de los concejales del PSOE, la deuda del Ayuntamiento ascendía a 5.637 millones de euros. A finales de septiembre, sin embargo, estaba en 5.583; es decir, 54 millones por debajo de la que había al cierre del segundo trimestre de 2015 (un 0,6% menos).

La mitad del recorte del endeudamiento en los tres mayores municipios del cambio corresponde a Madrid (54 millones)

En términos relativos, la disminución de la deuda fue bastante mayor en Barcelona; en concreto, del 4,7%. El grupo de la plataforma ciudadana Barcelona en Comú, liderado por Ada Colau, que sucedió al convergente Xavier Trias, se encontró una deuda municipal de 716 millones de euros, que en poco más de tres meses logró reducir en 34 millones, hasta dejarla en 682.

Pese a que Valencia es un municipio de bastante menor población, Rita Barberá, del PP, dejó el Ayuntamiento en junio con una deuda de 736 millones de euros; superior, por tanto, a la que en ese momento tenía Barcelona. Al cierre de su primer trimestre completo de gestión, el tercero de 2015, el nuevo alcalde de la ciudad del Turia, Joan Ribó, de Compromís, consiguió bajarla a 726 millones, diez menos de los que sumaba.

La reducción de la deuda de los entes locales, que llegó a superar los 40.000 millones de euros al término de 2012, ha sido general, aunque no en la misma proporción en todas partes. Las anteriores corporaciones la dejaron en 37.724 millones y las nuevas consiguieron reducirla en 1.032 durante el periodo julio-septiembre.

La correspondiente a la Administración central, en cambio, continúa imparable su escalada y alcanzaba al cierre del tercer trimestre los 934.273 millones de euros, casi 17.000 más que en junio.