Público
Público

Cascos convoca elecciones en Asturias tras sólo seis meses en el Gobierno

Culpa a PP y PSOE de articular "una alianza" para impedir que gobierne

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco Álvarez-Cascos quería reinar. Se bajó del proyecto del PP, partido en el que fue secretario general y ministro de los gobiernos de José María Aznar, hace poco más de un año, después de que Mariano Rajoy le rechazara como número uno por Asturias para las autonómicas de mayo. Fundó un nuevo partido, Foro Asturias (FAC). Se presentó a los comicios de mayo. Ganó. Y reinó. Pero su reinado ha durado sólo seis meses. Este lunes, una semana después de no lograr el respaldo a sus Presupuestos en el Parlamento regional, disolvió la Cámara y convocó elecciones para el 25 de marzo.

El partido que lidera y que a nivel nacional cuenta con un diputado y un senador se hizo en mayo con 16 de los 45 diputados que integran la Junta General. Gobernaba sin mayoría absoluta. Ninguna de las conversaciones que mantuvo con su expartido de cara a articular pactos y acuerdos de Gobierno antes de asumir la presidencia en el mes de julio llegaron a buen puerto.

Su intervención estuvo plagada de victimismo y sin autocrítica alguna

Precisamente a esta falta de acuerdo con el PP y también con los socialistas aludió este lunes el líder de FAC a la hora de justificar su decisión de disolver la Cámara.

La convocatoria del adelanto la anunció a las 18.15 horas. Con un mensaje marcado por el mismo victimismo que llevan desplegando en los últimos meses, más pronunciado aún en las últimas horas, con comparecencias en cadena de los consejeros para dibujar un panorama apocalíptico de la prórroga presupuestaria, Cascos aseguró que esta había sido 'la gota que colmó el vaso'.

El presidente no entonó en ningún momento ni un atisbo de arrepentimiento ni autocrítica. Cascos, que por segunda vez protagoniza una de las mayores crisis institucionales de Asturias la primera fue hace 13 años con su enfrentamiento con el entonces presidente Sergio Marqués, arremetió contra el PP y contra el grupo socialista, a los que culpó de organizar un 'complot parlamentario' por haber rechazado su proyecto presupuestario e 'imponer' el que había sido elaborado por el Gobierno anterior.

PSOE y PP estudiarán si presentan a los mismos candidatos

La idea de una 'alianza PP-PSOE' para impedir gobernar a FAC fue el hilo conductor de una comparecencia en la que Cascos aseguró que él y su equipo no llegaron 'buscando cargos'. Todavía no había concluido la comparecencia y el resto de formaciones ya se ponían de acuerdo en algo: la incapacidad demostrada del presidente para llegar a acuerdos.

Cascos se reafirmó en que, en ningún momento, pensó ni piensa un acercamiento al PP. 'Soy una persona de hechos y no de castillos en el aire', dijo en su discurso, 'y les digo que no he venido aquí para volver, a la fuerza, al mismo sitio ni para ser cómplice pasivo de una trama para la que Asturias es su cortijo'.

Pons asegura queel anuncio 'constata el fracaso del proyecto de Cascos'

Lo que sí obvió es que su proyecto de presupuestos no contentaba a nadie y que recibió las críticas de empresarios, sindicatos y diferentes colectivos al considerar que estaba inflado en sus ingresos y que no era adecuado para sacar a Asturias de la crisis. Este lunes, Cascos, fiel a sí mismo, volvió a defenderlo.

En su comparecencia, no dejó claro si volverá a presentarse. Pero se pudo leer entre líneas cuando, recuperando su mensaje de campaña, aseguró que se siente 'más apasionado que nunca en la lucha por Asturias'.

La convocatoria, que coincidirá con las andaluzas, pilla con el pie cambiado a PSOE y PP, que tenían previsto renovar o sellar la continuidad de sus direcciones regionales una vez que celebren sus respectivos congresos nacionales en los próximos días.

El caso del PP es complejo. Tras el culebrón Cascos, Rajoy optó por Isabel Pérez-Espinosa como cabeza de lista, mientras Ovidio Sánchez seguía liderando el partido. Los resultados de la candidata, que no gustó al sector más duro del partido, no fueron los esperados. Y la duda ahora es si se busca un nuevo rostro. El que más consenso genera es el de Mercedes Fernández, Chelines. Fue la número uno por el Principado en las generales. Su vuelta a Asturias le supondría abandonar el escaño. También suena el nombre del secretario general del partido, Fernando Goñi.

Cascos ha hecho mucho daño al PP. Y la reacción del partido así lo demuestra. Su portavoz, Esteban González Pons, aseguró que el adelanto electoral 'constata el fracaso del proyecto de Cascos y su incapacidad para dialogar'. 'Es una pena que por falta de diálogo los asturianos y los españoles tengan que pagarle a Cascos otra campaña y otra jornada electoral', dicho tildando su proyecto de 'circunstancial'.

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Javier Fernández, consideró 'grotesco' que la derecha asturiana que representan Foro y PP prefiera convocar elecciones 'antes que ponerse de acuerdo'. Además, anunció que su partido aplazará su congreso regional, previsto entre el 9 y el 11 de marzo. Y se puso a 'disposición' de su formación respecto a la posibilidad de que vuelva a ser el cabeza de lista.