Publicado:  26.11.2010 08:00 | Actualizado:  26.11.2010 08:00

Condenado por malversación un ex alcalde del PP balear

Cárcel para los tres acusados de corrupción en Llucmajor

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha confirmado la condena a seis años de prisión al ex concejal de Agrupación Social Independiente (ASI) en Llucmajor, Joaquín Rabasco; a tres años al ex alcalde del municipio, Lluc Tomàs (PP), y a otros tres años de cárcel a la ex secretaria de Rabasco en la formación, María del Amor Aldao, en el marco del caso Llucmajor que fue juzgado en 2008 tras siete años en instrucción.

El tribunal ya había fallado sobre este asunto en septiembre de 2008 pero el Tribunal Supremo decretó el pasado marzo la nulidad de la resolución judicial y devolvió la causa a la Audiencia para que subsanase los defectos detectados. Contra esta nueva sentencia cabe otra vez recurso de casación.

La Audiencia impone a Rabasco cuatro años de privación de libertad por un delito de malversación de caudales públicos y dos años por otro de alzamiento de bienes, mientras que sobre Tomàs recaen tres años por malversación y sobre Aldao, dos años por este mismo delito y otro por alzamiento. Además, obliga a los tres acusados a indemnizar al Ayuntamiento de Llucmajor con 681.450 euros.

La trama por la que han sido condenados Rabasco, Tomàs y Aldao, denunciada en 2001 por el entonces regidor del PSOE en Llucmajor, Juan José Maestre, operó entre 1999 y 2002. Durante ese periodo, el entonces alcalde permitió y auspició el desvío de más de un millón de euros de las arcas municipales a cuatro empresas ligadas a Rabasco, que ocupaba el cargo de concejal de Deportes y Fiestas. Las empresas habían sido constituidas por la ex secretaria de ASI y amiga personal de Rabasco.

En los fundamentos de derecho de su nueva sentencia, el tribunal mantiene que los acusados, aprovechándose de sus respectivos cargos, idearon una trama dirigida a trasvasar de forma "torticera" fondos municipales a las arcas de ASI para que llegase a poder de Rabasco "a cambio de sus votos, que garantizaban una cómoda gobernabilidad de Tomàs, quien, sabiéndolo, lo consentía aunque no se lucraba directamente con las operaciones".

Es más, la resolución, que recuerda que ASI y PP ya habían sido socios incluso antes del mandato de Tomàs, deja entrever que "posiblemente han existido otras conductas igualmente reprobables que no han sido enjuiciadas y ni siquiera investigadas". Y mantiene que tanto la formación como el propio Rabasco "estarían ávidos de fondos", mientras que el entonces alcalde, que "posiblemente no colaboró en la trama societaria urdida, se vio forzado a darles su apoyo metálico a cambio de sus votos".

Según el tribunal, el ex alcalde Tomàs sabía que Rabasco se lucraba con eventos municipales e inflaba las facturas giradas al ayuntamiento.

PUBLICIDAD

Comentarios