Publicado:  22.09.2010 14:23 | Actualizado:  22.09.2010 14:23

El culebrón de la boda de Gustavo de Arístegui

El político del PP asegura que "ni soy Farruquito ni la Pantoja" al criticar las noticias sobre su enlace con una marroquí

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El responsable de Asuntos Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, de 47 años, ha salido al paso de las informaciones, "insidias" y "bulos" que rodean su próxima boda, por lo civil, con una marroquí que, pese a ser "de una buena familia de Rabat", no tiene vínculos con la familia real alauí.

De Arístegui está dolido al comprobar cómo un hecho que se enmarca en su vida personal ha trascendido a buena parte de los medios de comunicación. Y en la mayoría de los casos, publicando "falsedades" que buscan "desacreditarme, destruir mi nombre y mi carrera poLítica", denuncia en El Faro de Vigo.

Entre las situaciones que han generado su indignación menciona que algunas páginas web ("en los vertederos de Internet", define) se ha llegado a publicar la dirección de su domicilio particular. El responsable de Asuntos Exteriores del PP está amenazado por Al Qaeda y ha llevado escolta durante más de diez años. "¡Qué disparate!", se queja para criticar la publicación de este tipo de información "como si yo fuera Farruquito o La Pantoja".

Su novia se ha pasado todo el fin de semana "destrozada, diciendo 'pero, ¿por qué nos hacen esto?'"

Gustavo De Arístegui aclara que lo que varios medios publicaron como su despedida de soltero, el pasado sábado en Rabat, fue en realidad "una cena de amigos con los padres de mi novia".

El eco de la cita en los medios hizo que un previsible fin de semana "de felicidad" se transformase en un motivo de amargura para su pareja, divorciada y con dos hijos: "Se ha pasado todo el fin de semana destrozada, diciendo "Pero, ¿por qué nos hacen esto?". Lo hacen, sostiene el diputado, para "destruirme a mí, a mi nombre y a mi carrera. Yo lo único que tengo es mi buen nombre y creo que en política no vale todo", agrega.

Pese a todo, De Arístegui no ha alterado sus planes de boda. Que se celebrará por lo civil "en los próximos meses", en España y "en el más absoluto secreto". Un enlace matrimonial que, aunque sea con una marroquí ("¿A alguien le ponen en solfa porque se case con una tunecina, una turca, una alemana, una colombiana o una venezolana chavista?", se pregunta) no influirá en absoluto sobre su independencia de criterio respecto a Marruecos.

El político ha optado, por el momento, por eludir la polémica en su blog, donde las entradas siguen dedicadas a cuestiones internacionales.

PUBLICIDAD

Comentarios