Publicado: 28.10.2015 11:20 |Actualizado: 28.10.2015 11:25

David Fernández: "Hay que separar
la inmoralidad de Convergència del proceso soberanista"

El exdiputado de la CUP reconoce, sin embargo, que la presunta corrupción en el partido de Artur Mas afecta a la formación del próximo Govern en Catalunya. "Tenemos pendiente un debate sobre el quién". asegura.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
David Fernández, de espaldas, charla con Albano Dante. / La Klau

David Fernández, de espaldas, charla con Albano Dante. / La Klau

BARCELONA.— David Fernández, exdiputado de la CUP, defendió el martes por la noche en el programa de La Klau, que Público TV emite cada semana, marcar distancias entre "la inmoralidad de Convergència" y el proceso secesionista de Catalunya.

"Hay que separar la inmoralidad de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) del proceso soberanista”, afirmó Fernández ante el conductor del programa, Albano Dante. Argumentó el de la CUP que la financiación ilegal salpica no sólo a CDC sino a muchos otros partidos. Ello se debe, según Fernández, a una ley de financiación de partidos políticos muy permisiva con las donaciones privadas. "Esa ley es un 3% legalizado", aseguró el miembro de la CUP.



Fernández, quien en la pasada legislatura presidió una comisión de investigación —la llamada Comisión Pujol— en el Parlament de Catalunya sobre corrupción, reconoció, sin embargo, que las investigaciones sobre Convergència y su supuesta financiación irregular a través de las comisiones del 3% afectan a la formación del próximo Govern en Catalunya. "Claro que afecta y espero que muchísimo. Hay que limpiar de una vez y reconocer lo que ha pasado estos últimos 30 años", dijo Fernández. "Se está diciendo que dirigentes de Convergència iban a empresas para explicarles cómo ganar concursos públicos", añadió.

"Estamos pensando cómo construir el proceso constituyente en Catalunya y tenemos pendiente un debate sobre el quién", precisó Fernández en referencia a si la CUP investirá a Artur Mas como presidente del próximo gobierno de la Generalitat.

Pese a sus críticas a la presunta corrupción de Convergència, Fernández también afirmó que "hay guerra sucia" por parte del Estado español: puntualizó que se debe ser "prudente y contundente", puesto que "la guerra sucia opera sobre casos reales" como el del 3%.

Respecto el trabajo realizado en la Comisión Pujol, Fernández dijo que ha servido para reconocer el problema del fraude y la corrupción en Catalunya. Además, adelantó que "hay un compromiso de seguir con la Comisión Pujol con el próximo gobierno”.