Público
Público

Del 'Nunca Máis' al 'Pode Ser'

Ecologistas en Acción denuncia que, diez años después de la catástrofe del 'Prestige', no se han tomado medidas para evitar otro accidente ecológico de este tipo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La catástrofe del Prestige puede volver a repetirse. Diez años después del naufragio de este petrolero cargado con 77.000 toneladas de fuel que tiñó de negro las costas de Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi, no existe ningún protocolo a seguir en el caso de que suceda algo parecido. Es la conclusión de la ONG Ecologistas en Acción que, en conmemoración del décimo aniversario del naufragio y aprovechando la proximidad del macrojuicio por el accidente, ha lanzado una campaña para denunciar 'las lecciones no aprendidas' de la mayor catástrofe medioambiental de España. 

En primer lugar, la ONG denuncia la impunidad de los responsables políticos del accidente. 'Hay muchas responsabilidades políticas y jurídicas que no nos hemos atrevido a juzgar. Falta gente sentada en el banquillo', ha denunciado el responsable del área jurídica de Ecologistas en Acción, Jaime Doreste, tras exponer que sólo se sentarán en él tres tripulantes del buque, que se enfrentan a penas de hasta 12 años de cárcel, y el entonces director general de Marina Mercante, José Luis López-Sors, imputado por un delito de contaminación penado con cinco años de prisión. Ecologistas en Acción denuncia que ni Mariano Rajoy, Miguel Arias Cañete, José María Aznar o Francisco Álvarez-Cascos, que estaban al frente del Ejecutivo en esa época, 'no han sufrido ningún coste político por su incompetencia' y recuerdan que 'ni siquiera se creó una comisión parlamentaria para investigar la gestión de la catástrofe'.

Las razones por las que se podría producir otro Prestige, según Ecologistas en Acción, son las banderas de conveniencia, porque dificultan la identificación de los responsables del barco, la no aplicación de medidas de seguridad marítima dentro de la Unión Europea y la falta de protocolos de actuación. 'En la actualidad no hay operativo ni un solo plan de contingencia en el Estado español, lo que muestra a las claras el desinterés y la falta de voluntad política para cumplir con la legislación y los acuerdos vigentes para evitar este tipo de accidentes', denuncia la ONG.

Otra de las denuncias de Ecologistas en Acción es la falta de un seguimiento médico de las afecciones a la salud que sufrieron los pescadores, habitantes de la zona y los cerca de 300.000 voluntarios que se desplazaron al litoral gallego para retirar la mayor cantidad de chapapote de la costa y la superficie del mar. 'Se sabía que respirar chapapote entrañaba riesgos para la salud, pero ninguna administración informó de ello', ha señalado el coordinador de campañas de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber. De hecho, algunos estudios de instituciones científicas independientes (ninguno promovido por el Gobierno) demuestran que las personas que trabajaron en la recogida de chapapote sufrieron daños respiratorios que persistieron hasta dos años, además de elevadas tasas de alteraciones cromosómicas e incremento del riesgo de cáncer'. Precisamente hoy se ha conocido un estudio de la Universidad de A Coruña que prueba que la exposición al fuel del Prestige provoca daño a corto plazo en el ADN.

Por último, Oberhuber ha insistido en que, diez años después, todavía se desconoce el coste económico de la catástrofe y las consecuencias ambientales del vertido a nivel global. Continúa habiendo chapapote en el fondo marino y 'no hay información clara de qué ha ocurrido con buena parte de las 90.000 toneladas de residuos' que se retiraron de las costas y los mares del noroeste peninsular.

Ecologistas en Acción ha iniciado una campaña para reunir a los voluntarios que, en 'la mayor movilización ambiental que ha vivido España', en palabras de la coordinadora de la ONG, Nerea Ramírez, mostraron su 'responsabilidad y solidaridad' durante meses.

Con el propósito de que los voluntarios intercambien experiencias, vídeos y fotos, la ONG ha creado un perfil de Facebook llamado Yo limpié chapapote. El 16 y 17 de noviembre, coincidiendo con el aniversario del naufragio, se celebrarán debates, encuentros y proyecciones de documentales en diversas ciudades españolas.