Publicado: 02.11.2015 18:27 |Actualizado: 02.11.2015 18:27

Los docentes rechazan que distingan profesores buenos y malos y que eso se refleje en el sueldo

El presidente de la Enseñanza del CSIF, Adrián Vivas, señala que se trata de una medida "demagógica" que puede desembocar en que se establezca un ránking de colegios y a una clasificación de estos y de los estudiantes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
Varios niños en una de las clases del CEIP Josep Tarradellas de Madrid. EFE

Varios niños en una de las clases del CEIP Josep Tarradellas de Madrid. EFE

MADRID.- Sindicatos de docentes han rechazado hoy las reflexiones hechas por el filósofo José Antonio Marina, que está preparando el borrador del Libro Blanco del docente, sobre que una parte de la retribución de estos se relacione con la evaluación del centro o que existan buenos y malos profesores y no cobren lo mismo.

La propuesta de Marina, sobre la que hoy el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha comentado que está dispuesto a estudiarla, ha sido muy criticada por representantes de la Enseñanza de CCOO, CSIF y ANPE, así como por FETE-UGT en un comunicado.



"De partida no hay profesores buenos y malos, todos son profesionales suficientemente capacitados para impartir la docencia, puesto que han superado procesos selectivos y han estado controlados por la administración como con los servicios de inspección", ha destacado el presidente de la Enseñanza del CSIF, Adrián Vivas.

Como en todas las profesiones, "unos pueden ser mejores que otros" -continúa Vivas- pero eso se corrige con la carrera profesional y sí se puede diferenciar con "pluses" a las personas que se implican o se forman más.

Pero retribuir al docente según la evaluación de un centro en su globalidad o porque saquen mejores notas sus alumnos es "demagógico", según Vivas, que, además, cree que ello conllevaría a un ránking de colegios y a una clasificación de estos y de los estudiantes.

Marina afirma en su libro "Despertad al diplodocus, una conspiración educativa para transformar la escuela.. y todo lo demás", que "los buenos profesores no pueden cobrar lo mismo que los malos".

También señala que "una parte de la retribución podría estar relacionada con la evaluación del centro entero, de manera que se fomente la implicación de todos los profesores en un proyecto educativo".

Adrián Vivas ha reconocido que ahora mismo "existe una desmotivación grande" entre el profesorado en los niveles anteriores a la Universidad pero porque "uno empieza y acaba su carrera con el mismo sueldo", excepto por cuestiones de antigüedad.

Similar opinión tiene el secretario general de la Enseñanza de CCOO, Francisco García, quien ha mostrado su "preocupación" por planteamientos como el de Marina.

Se ha preguntado quién va a determinar cuál es el profesor malo y cuál el bueno y cómo se va a evaluar el centro, si por las "reválidas" previstas en la Lomce u otras similares y, si es así, García ha rechazado "de plano" que se relacione todo ello con el sueldo del profesorado.

Ha considerado que estas propuestas perjudican a los centros y docentes más desfavorecidos o con más problemas cuando, probablemente, merecerían incluso mejorar sus retribuciones.

Por su lado, el presidente de ANPE, Nicolás Fernández Guisado, ha reclamado "prudencia extrema" y ha señalado que los derechos salariales ya consolidados por los docentes deben ser el punto de partida de cualquier negociación de un estatuto de la función pública docente.

"Jugar con las retribuciones... ¡ahora, no!", ha exclamado Fernández, pues ha defendido que los profesores funcionarios acceden al puesto con un título y superando una oposición, es decir, "han demostrado una capacidad".

"Si el estatuto va a servir para enfrentar a unos profesores con otros, no. Porque eso de los buenos profesores y los malos profesores, quién lo acredita, se ha preguntado también el presidente de ANPE, quien se ha mostrado dispuesto a negociar todos los criterios objetivos para valorar el trabajo del profesorado, como la acreditación de méritos.

Asimismo, la federación de la Enseñanza de UGT se ha opuesto en un comunicado a vincular las retribuciones de los docentes a la evaluación del centro si esta se basa en el rendimiento de los alumnos, ya que en el mismo "intervienen muchas variables, además del profesorado".

Y ha pedido a Educación que dé a conocer sus propuestas sobre el Estatuto Docente "en la agenda de la negociación educativa y alejándose de los titulares por capítulos".