Público
Público

Equo revalida su confianza en Uralde

El exdirector de Greenpeace recibe el mayor número de votos de las bases del partido. Falta por conocer el nombre de la mujer que encabezará con él el proyecto. Itziar Aguirre, Pepa López y Reyes Montiel son las tres que log

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Juan López de Uralde dio vida a un embrión, Equo, hace casi dos años. Él dio el paso al frente y se embarcó en la trabajosa construcción de un espacio verde en España, una misión desde siempre empantanada por la fractura y la guerra de egos entre las mil y una fuerzas ecologistas. Él abanderó el debut electoral en noviembre de 2011. Y ahora él, Juantxo, deberá seguir ayudándolo a crecer, a expandirse, a convertirse en una alternativa real que tenga la ecología política y la equidad social como pilares fundamentales. 

Es la decisión soberana que emitieron este domingo las bases de su partido, su gente. Los delegados y afiliados del Primer Congreso de Equo revalidaron su confianza en él por dos años más, le otorgaron el mayor número de votos: 363 apoyos.

López de Uralde fue el más votado entre los hombres y entre las mujeres. Porque Equo, un partido recién salido del cascarón y que tomó como bandera desde su nacimiento la introducción de una democracia más profunda y escrupulosamente paritaria, eligió en este congreso, en urna y también a través de Internet, una Comisión Ejecutiva Federal de 14 miembros: siete hombres y siete mujeres, salidos de una lista de 37 candidatos [descargar aquí]. Para la designación de la cúpula dirigente, se contabilizaron 313 sufragios presenciales y otros 246 online (559 en total), más 7 nulos. Además, 5.700 personas siguieron el cónclave a través de la red y en tiempo real, por streaming –cifra nada pequeña para un total de 1.700 afiliados y 12.000 simpatizantes–. 

Los militantes pudieron votar en urna y también a través de Internet

De los 14 integrantes de la dirección saldrán dos coportavoces (hombre y mujer). Estaba previsto que fuera hoy la Comisión Federal la que los designase, pero dadas las horas a las que acabó el cónclave –cerca de las 16.15 horas–, se optó por demorar la decisión. En cualquier caso, es seguro que Uralde será uno de los dos líderes. La duda reside en qué mujer le acompañará. La que hasta ahora había sido la coportavoz y una de las fundadoras del proyecto, Reyes Montiel (exdiputada madrileña de IU), quedó tercera en las votaciones en el grupo de las mujeres (255 apoyos), por detrás de Itziar Aguirre (303) y Pepa López (270), responsable de Comunicación de Equo y también ex de IU. En los pasillos del cónclave se aducía como 'lógica' la posibilidad de que Aguirre, la más votada entre las mujeres, se convirtiese en número uno con Uralde, pero esa opción no es del todo segura. Ella, en conversación con Público, tampoco lo descartó, pero se remitió a la decisión que de forma inminente tome la nueva ejecutiva. Tampoco se desecha la hipótesis de que Montiel continúe como coportavoz. Ninguna de las fuentes consultadas interpretó la tercera posición de esta como un voto de castigo. Pudo deberse, según las citadas fuentes, al apoyo en bloque de Andalucía a su candidata sevillana, Aguirre. 

Se trabajará en denunciar a los causantes de la crisis y en dar propuestas, dice Uralde 

Uralde cerró el congreso, todavía en calidad del más votado y no como coportavoz. Durante su discurso, enfatizó la necesidad de que Equo se afiance como una formación 'útil para la gente y relevante para conseguir cambiar la realidad', como un partido 'capaz de dar respuesta a la crisis' y de buscar salidas 'para los cinco millones de parados'. Es decir, que se perciba su fuerza política como una alternativa transformadora y con los pies en el suelo, 'más necesaria' hoy que cuando germinó, en 2010. Para ello, trabajará en dos líneas, la 'denuncia constante de la actual situación, de sus causas y de sus causantes', y la 'elaboración de propuestas en positivo', basadas en la 'lucha contra los recortes sociales', en la defensa de los 'derechos conseguidos'.

'A diferencia de un Gobierno que va a la deriva, que no sabe por dónde salir de esta situación, que no sabe dónde llevarnos, que mira al ladrillo como una solución de futuro, nosotros sí tenemos un modelo de país y queremos ofrecerlo a la ciudadanía', contrastó. El exdirector de Greenpeace desgranó entonces algunas de las apuestas que ocuparon también la centralidad del congreso: un modelo energético apuntalado 'al cien por cien' en las renovables, la movilidad sostenible, la rehabilitación de viviendas, la agricultura ecológica y el turismo no agresivo, el fomento de los sectores más innovadores, la reivindicación de la 'regeneración democrática' y la transparencia y dentro de ella, como pieza clave, la reforma de la Ley Electoral.

Tras la decepción del 20-N, Equo se juega su continuidad en las europeas de 2014

Europa está asimismo presente en las prioridades de la formación: 'Somos un partido que mira a Europa, una Europa diferente, de los ciudadanos y del medio ambiente, de los derechos, ecológica y social'. No es baladí esa referencia, por dos motivos. Primero, porque Equo se juega su propia continuidad en las próximas elecciones europeas, en 2014, en las que ambiciona conseguir representación propia. Y dos, porque ya puede, concluido su congreso fundacional, pedir su ingreso en su hogar de referencia, el Partido Verde Europeo (PVE). 'Vamos a empezar los trámites rápidamente', subrayó Uralde entre aplausos. En realidad, el camino ya está muy andado desde antes incluso de que el PVE expulsara de su seno, en mayo, a la Confederación de Los Verdes, socio electoral de IU

Lo que queda por delante es mucho. Un 'duro camino', reconoció, pero que Equo suplirá con 'ilusión, ganas, fuerza y propuestas'. Siempre sin dejar de lado el Rubicón de las europeas de 2014, donde Equo, tras la decepción de las generales (350.000 votos, pero sólo un escaño por Valencia, y compartido con Compromís), 'se juega el ser o no ser', como subrayaba explícitamente uno de los fundadores del proyecto. En ese momento podrían venir los roces con el partido hermano, ICV, que tendrá que decidir si se somete o no a la directriz del PVE, que exige que las formaciones verdes concurran juntas. Ello supondría a los ecosocialistas catalanes de Joan Herrera romper su alianza electoral con IU, de todos modos ya muy deteriorada. Pero para entonces quedan dos años. Toda una eternidad en política.


Hasta ahora, conducía Equo una comisión gestora. Un grupo reducido que se amplió hace muy pocos meses y que incluía a la mayor parte de los dirigentes que hoy han resultado elegidos para la Comisión Ejecutiva Federal. 

¿Quiénes integran la nueva dirección de los 37 que concurrieron [descargar aquí]? Las siete mujeres, de mayor a menor número de votos, son estas: Itziar Aguirre (303 apoyos, y procede de Andalucía), Pepa López (270, de Madrid), Reyes Montiel (255, de Madrid), Carolina López (243, de Catalunya), Pilar Álvarez (199, de Canarias), Neus Truyol (191, de Balears) y Carmen Tejero (Aragón). Los siete hombres: Juan López de Uralde (363 sufragios, de Madrid), Alejandro Sánchez (242, de Madrid), Rafa Font (232, de Asturias), José Larios (170, de Andalucía), Pau de Vílchez (164, de Balears), Nacho González (142, de Asturias) y Pasqual Mollà (132, de Valencia). 

Se quedan fuera de la ejecutiva: Cristina Rodríguez (180 votos), Olga Borrego (177), Inmaculada Perán (130) y Victoria Marín (120), de las mujeres. De los hombres, Ramón Linaza (128), Txema Olleta (124), Joan Groizard (116), Alberto Mancheño (116), Xabier Iglesias (110), Josep Ruiz (98), Juanma Mancebo (65), Pablo Aldama (51), Enrique Parra (49), José Manuel Zúñiga (48), José Miguel Colmenero (47), Iago Bermejo (44), Pedro Collado (25), Israel Álvarez (25), Joaquín de Pastors (17), Cristóbal Cantero (13), Luis Carlos Vidal (13) y Rafael-Josep Borja (13) y Juan Carlos Andrés Izquierdo. Inés Sabanés, número dos por Madrid en las generales de 2011, no salió elegida porque no compitió. Prefiere reservarse para la dirección de Madrid. 

Los demás órganos de dirección se irán completando en las próximas semanas. Se trata de la Mesa Federal (que reúne a la ejecutiva y a los representantes de los territorios) y la Comisión de Respeto, equivalente a las comisiones de garantías de otros partidos. 

Esta será previsiblemente la primera y última vez en que la Comisión Federal selecciona a sus dos coportavoces. Según se fijó en este congreso, en los próximos cónclaves se designará a los colíderes por sufragio universal. 

 


Sin etiquetas // Equo no tiene un solo apellido. Durante el I Congreso se comprobaron los recelos a empaquetar el partido con lo que entienden que son etiquetas clásicas: ecosocialista, rojiverde... Se define como fuerza política progresista, republicana, laica, que defiende la ecología política y la equidad social. 

Federal // Equo se configura como un partido federal, cuyo sistema de organización interna es muy semejante al que tiene IU. Las organizaciones federadas (o sea, los territorios, los Equos de las comunidades autónomas) podrán tener personalidad jurídica propia y serán soberanas en sus competencias. Sus estatutos deberán ser 'compatibles' con las directrices federales y en su nombre deberán contener la palabra Equo. Así, en Valencia podrá llamarse Iniciativa del Poble Valencià-Equo o en Balears, Iniciativa Verds-Equo. 

Asamblea federal cada dos años // Los afiliados, delegados y simpatizantes acordaron que se celebre la asamblea federal cada dos años (y no cada año). Aún debe perfilarse la diferenciación con el congreso federal. Una aclaración: los documentos y enmiendas pudieron votarlos delegados, afiliados (todo aquel militante que quisiera podía participar del cónclave, sin necesidad de ser delegado) y simpatizantes, pero la Comisión Federal sólo pudieron elegirla los dos primeros grupos. 

¿Uso del girasol? //  Se discutió si era pertinente incluir en el logo de Equo la imagen del girasol, que es marca del Partido Verde Europeo (PVE). No triunfó. Como explicó Alejandro Sánchez, el logo del partido es 'uno de los grandes aciertos' de los fundadores, de modo que se adjuntará el girasol cuando sea posible y 'se considere' introducirlo. Las federaciones que quieran también podrán añadir al nombre Equo la apostilla Los Verdes.  

No a la España 'plurinacional' //  En el plenario se generó un vivo debate a raíz de una enmienda presentada por Mallorca a la Carta Constituyente. El texto quería que se incluyera la definición de España como Estado 'plurinacional', idea asumida por la ponencia. Votaron a favor de retirar ese término 109 delegados, 39 afiliados y nueve simpatizantes, frente a los 96 delegados, 32 militantes y siete simpatizantes que deseaban que sí se recogiese la palabra. La división entre delegados y afiliados se debe a que se requirió una doble mayoría: una enmienda salía adelante si recibía el voto de la mayoría de delegados y de la mayoría de delegados y militantes. El no reconocimiento de la realidad plurinacional de España enfadó a los representantes de Valencia y Balears. En concreto, a la presidenta de la comisión, Mònica Oltra, diputada valenciana de Compromís-Equo. 'Es como decir que la Tierra es plana', decía ofuscada. No obstante, fuentes de Equo prometieron 'reconducir' la polémica con ambos territorios. 

No al derecho de autodeterminación //  En el plenario se defendió incluir en los estatutos, a propuesta de Balears, la defensa 'irrenunciable' del derecho de autodeterminación. Sánchez defendió que no esté entre las señas de identidad del partido. Fue la opción triunfadora. Votaron a favor de que se recogiera el derecho 86 delegados, 19 afiliados y 5 simpatizantes. En contra, 83 delegados, 40 afiliados y 10 simpatizantes. El sistema de doble mayoría impidió en este caso que pasara el filtro una enmienda mejor vista por los delegados que por los socios militantes. Este tema ha suscitado igual división y controversia en IU, como en su Asamblea de Refundación de 2010.

Apoyo a la educación pública // Llegó a la votación final una enmienda que pedía apoyo para la educación de iniciativa social. Es decir, la educación privada promovida no por entidades religiosas, sino por cooperativas o asociaciones que estuvieran en línea con el ideario de Equo. No prosperó. Sólo se respaldará la educación pública pura.

Sí a la regeneración democrática //  En el documento de estrategia se incluyó un punto para demandar una regeneración democrática profunda de las instituciones y un proceso constituyente, según relató Inés Sabanés, la presidenta de esta comisión.

Financiación bancaria muy restringida // Equo rechaza desde su origen recibir financiación bancaria. Ahora ha flexibilizado su posición: si es necesario, puede recibir préstamos, pero siempre procedentes de 'banca ética'. 

Se estudiarán sólo 'algunas' terapias naturales // Al final, no prosperó una enmienda que pedía que Equo estudiara y valorara 'todas' las terapias naturales para el cuidado de la salud. Sólo se tendrán en cuenta 'algunas medicinas alternativas'. 

Estatutos por ultimar // Los dos días de congreso no fueron suficientes. Quedó una parte importante del documento de estatutos por debatir y votar, así que se aprobó crear una comisión que en las siguientes semanas acabará de definir ese texto. 

Las votaciones finales //  Aparte de las enmiendas, se votó en conjunto cada uno de los textos. Todos ellos fueron aprobados por el I Congreso: 

-Carta Constituyente (declaración de principios, definición de Equo). A favor, 134 votos de delegados, 53 de socios militantes y 12 de simpatizantes. En contra, 36-8-2. Abstenciones, 12-3-3. El mayor número de votos en contra se debe, en parte, a la disconformidad con que se eliminase la referencia a la realidad 'plurinacional' de España. 

-Documentos temáticos (sobre economía y sociedad, democracia y derechos humanos y sostenibilidad). A favor, 169 sufragios de delegados, 50 de socios y 14 de simpatizantes. En contra, 6-3-2, y abstenciones, 6-2-1. 

-Documento de estrategia. A favor, 160 votos de delegados, 52 de afiliados y 7 de simpatizantes. En contra, 1-0-0. Y abstenciones: 3-4-12.

-Carta financiera. A favor, 147 apoyos de delegados, 56 de socios y 10 de simpatizantes. En contra, 3-2-3. Abstenciones, 14-3-2.

-Órganos electos y mecanismos de control. Votaron a favor 150 delegados, 52 militantes y 16 simpatizantes. En contra, 6-3-0 y se abstuvieron, 7-4-5. 

-Además, se aprobaron por asentimiento 19 resoluciones políticas. Entre ellas, la exigencia de cierre inmediato de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), la paralización de la privatización del Canal de Isabel II de Madrid, la defensa del derecho de autodeterminación de los saharuis y el relanzamiento de la propuesta de referéndum sobre el rescate financiero