Público
Público

Isabel San Sebastián afirma que es indigno pagar rescate por periodistas secuestrados

La tertuliana asegura que los corresponsales españoles van a Siria a informar "porque saben que si les capturan el Estado va a pagar por ellos"

Publicidad
Media: 2
Votos: 18
Comentarios:

Isabel San Sebastián, durante la tertulia.-

"Los periodistas españoles van con red porque saben que si les capturan el Estado va a pagar por ellos". Con estas palabras se ha expresado la tertuliana Isabel San Sebastián, un día después de conocerse la desaparición de tres periodistas españoles en la ciudad siria de Alepo. Ángel Sastres, Antonio Pampliega y José Manuel López se encontraban realizando una investigación periodística como freelances. La última vez que se tuvo noticias de ellos fue el sábado 11 de julio.

San Sebastián participaba en la tertulia política de 'El Cascabel' de la cadena 13TV, emitido durante la noche de este martes. Durante el debate criticó la supuesta práctica de España de pagar el rescate de los cooperantes y periodistas secuestrados: "Es que esto ya ha ocurrido muchas veces. Es que meterse en esa zona es meterse en la boca del lobo. Claro, cuando tú te metes ahí sabiendo que luego va a venir tu Gobierno y te va a salvar..."

Además añadió que hay "países dignos como EEUU que no pagan rescates y otros no tan dignos que pagan rescates, como España".

También afirmó que los reporteros occidentales no deberían desarrollar su trabajo en estos lugares porque "hay muchos periodistas locales".

"Me parece una absoluta irresponsabilidad de estos periodistas", llegó a afirmar otro de los tertulianos, Luis Salvador, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada. Salvador también aseguró que no veía necesario acudir al lugar de conflicto para estar informado sobre él.

Los periodistas extranjeros en conflictos armados son en muchas ocasiones los únicos testigos de las atrocidades cometidas por los diferentes bandos, en la mayoría de casos contra los civiles. Con gran riesgo para sus vidas consiguen que la opinión pública del resto del mundo conozca con rigor lo que sucede en zonas en guerra. Su crónicas e imágenes han influido muchas veces en la política exterior de sus países, logrando en ocasiones modificar el curso de los conflictos armados o mejorar las condiciones de los seres humanos que las sufren.