Publicado: 25.11.2016 19:48 |Actualizado: 25.11.2016 22:37

Madrid cerrará al tráfico las calles Gran Vía, Atocha y Mayor estas Navidades

La medida tiene como objetivo dar más espacio al peatón en una época de elevada actividad comercial. Durante las fechas fijadas solo podrán circular los autobuses y los vehículos privados autorizados, como los de los residentes. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Madrid cerrará al tráfico Gran Vía, Atocha y la calle Mayor estas Navidades / EUROPA PRESS

Madrid cerrará al tráfico Gran Vía, Atocha y la calle Mayor estas Navidades / EUROPA PRESS

MADRID. - El Ayuntamiento de Madrid cerrará al tráfico Gran Vía y las calles Atocha y Mayor estas Navidades para dar más espacio al peatón, además de establecer el límite de velocidad en 30km/h, ha informado el Consistorio en un comunicado. Sólo podrán circular los autobuses y los vehículos privados autorizados, como los de los residentes.

El cierre se aplicará del 2 al 11 de diciembre, el fin de semana del 16 al 18 de diciembre, y del 23 de diciembre al 8 de enero de 2017. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ya ha firmado el decreto que autoriza la reordenación y restricciones del tráfico en el centro de la ciudad.



El objetivo de esta actuación es "poner de relieve la importancia de esta avenida emblemática del centro de Madrid y ganar espacio para los peatones, especialmente en una época de elevada actividad comercial en esta calle y sus aledañas".

Vehículos que podrán circular por el centro

Podrán circular por las zonas limitadas al tráfico privado los residentes en las calles de acceso restringido o titulares de plazas de aparcamiento en las mismas, los taxis, motos y ciclomotores, bicicletas y ciclos, autobuses de la concesión municipal de transporte turístico Madrid City Tour o las unidades móviles de producción y retransmisión audiovisual.

También los vehículos con distintivo cero emisiones establecido por la DGT, los que accedan a hoteles y porten maletas o bultos pesados, los destinados al transporte de detenidos, las grúas para el remolque de vehículos, los vehículos de transporte funerario y aquellos que a criterio de los Agentes de Movilidad deban acceder por razones de interés general o necesidad urgente inaplazable.

El acceso para la realización de carga y descarga deberá hacerse exclusivamente entre las 23 y las 11 horas. En lo que se refiere al acceso a aparcamientos públicos de rotación deberá hacerse con carácter general a través de calles o rutas no incluidas en las de restricción de accesos y sin perjuicio de que los servicios de Policía Municipal o de Agentes de Movilidad puedan establecer rutas o recorridos concretos en cada caso singular.

Con esta medida, el Gobierno municipal "repite ahora esta experiencia, que ya se ha realizado en años anteriores, en los meses de diciembre y enero coincidiendo con las Navidades y con la época de máxima ocupación de esta vía y sus aledaños" al considerar que estas fechas son "indicadas para testar con la ciudadanía el nuevo concepto de Gran Vía que se está planificando".

La reordenación de la movilidad en Gran Vía supone que habrá un carril por sentido, en el centro de la calzada, de 3,2 metros de ancho aproximadamente cada uno y señalizado con balizas fijas, con excepción del tramo comprendido entre la calle San Bernardo y la Plaza de España, en el que se habilitará un carril en sentido San Bernardo y dos carriles en sentido Plaza de España.

Por estos carriles podrán circular los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y los vehículos autorizados. El resto de la calzada será de uso peatonal, aunque en momentos puntuales los agentes de tráfico podrán hacer los ajustes necesarios para facilitar el tránsito de vehículos de emergencia y evacuación.

Ante la imposibilidad de implantar un carril reservado para bus, taxi y motos de modo provisional y la falta de capacidad de los carriles disponibles para asumir la demanda de tráfico de vehículos durante estas fechas, se limitará durante las 24 horas del día el acceso a los vehículos a motor, con excepción de los autorizados, al perímetro interior del Centro.
Está vertebrado por la propia Gran Vía y delimitado desde la Plaza de España hasta su confluencia con la Calle Alcalá; calle Atocha, desde la Glorieta de Carlos V hasta la Plaza de las Provincias, y calle Mayor en ambos sentidos desde Bailen a Puerta del Sol. En la calle Segovia, entre la Ronda de Segovia y Puerta Cerrada, se podrán realizar restricciones o cortes puntuales en función de la congestión del tráfico.

Se podrá circular libremente, pero no hacia las calles interiores del perímetro viario, por Ronda de Atocha/ Ronda de Valencia, desde Carlos V y hasta Embajadores, Ronda de Toledo hasta Puerta de Toledo, y Gran Vía de San Francisco hasta Calle Bailen y Plaza de España.

Asimismo se aplicarán las limitaciones ordinarias del Área de Prioridad Residencial (APR) de Embajadores. En todo caso, si las condiciones de saturación lo aconsejan, se podrán efectuar restricciones o cortes puntuales de todos estos viales perimetrales.

Policía Municipal y Agentes de Movilidad establecerán, en principio, controles de acceso y paso o circulación en los siguientes puntos de control/filtros previos a las zonas restringidas, que podrán ser ampliados, modificados o reducidos en función de las necesidades de regulación que puedan apreciarse. Durante los días de restricciones de tráfico se prohibirá mediante señalización fija el estacionamiento de motocicletas y ciclomotores en toda la calle de la Gran Vía, Red de San Luis y Plaza del Callao, tanto en zonas de acera ordinaria como en los carriles de circulación habilitados provisionalmente para uso peatonal. Alternativamente, se habilitarán zonas concretas señalizadas para el estacionamiento de esta clase de vehículos.