Publicado: 22.12.2016 20:41 |Actualizado: 22.12.2016 22:39

Sólo la mitad de las comunidades autónomas respaldan el objetivo de déficit del 0,6% para 2017

La Comunidad Valenciana y Baleares han votado en contra y otras seis comunidades se han abstenido. Catalunya no ha podido votar al no estar representada por un consejero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen de la reunión de este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera / EFE

Imagen de la reunión de este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera / EFE

MADRID. - La Generalitat Valenciana y el Gobierno balear han votado en contra de los objetivos de déficit del 0,6% para las comunidades autónomas el año que viene, mientras que el resto de comunidades socialistas se han abstenido, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Andalucía, Cantabria y Asturias, y las 'populares' más Canarias han votado a favor. Catalunya no ha podido votar al no estar representada este jueves por un consejero.

Acaba de concluir el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se han aprobado los objetivos individuales de déficit para 2017, aunque será el mismo del 0,6% para todas al no aceptar el Gobierno la asimetría entre comunidades, que sólo se ha llegado a aplicar una vez. Se han aprobado también los objetivos de deuda, que sí son diferentes en cada caso.

En el caso de Catalunya, el secretario de Economía del Gobierno catalán, Pere Aragonés, ya se había posicionado en contra del objetivo de déficit por considerarlos "irrealizables" y ha afirmado que desde Catalunya se adhieren al "criterio europeo y de entidades independientes" y abogan por objetivos "diferenciados".

Imagen de la reunión de este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera / EFE

Imagen de la reunión de este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera / EFE


Así lo ha manifestado a su salida del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en el que no ha tenido derecho a voto al no acudir su conseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras.

Ha insistido en que los objetivos "impuestos" por Hacienda son "irrealizables e ineficientes" y ha asegurado que serán aplicados para que el Gobierno tenga una "mayor parte del reparto" del déficit.

Aragonés ha recalcado que el criterio europeo establece "diferencias" entre los Estados y que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) está "en contra" de los objetivos aplicados por Montoro. "En Catalunya nos alineamos con las tesis de los organismos independientes" ha señalado.

La senda de consolidación fiscal incluye un objetivo de déficit autonómico del 0,6 % del PIB para 2017, una décima superior al que se planteó en la reunión del CPFF del 28 de abril pasado.

Se mantiene la meta fijada en abril para este año, del 0,7 %, y que en el 2018 el déficit de las comunidades no supere el 0,3 %, hasta llegar al equilibrio presupuestario (déficit cero) en el 2019.

Montoro defiende el reparto simétrico por "sentido práctico"

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha reiterado que la posición del Gobierno frente a aquellas comunidades que exigen una distribución asimétrica del déficit financiero es "clarísima", defendiendo su propuesta de distribuir el mismo objetivo de déficit para todas ellas, según ha explicado en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

"Estamos proponiendo el mismo objetivo de déficit para todas las autonomías, y lo estamos haciendo por un sentido práctico de la política", ha reiterado el ministro, tras señalar que el sistema asimétrico "ya se aplicó en 2013" y, aunque no ha querido valorar aquello, ha recordado que "se decidió volver a lo común".

Durante la reunión del consejo, se ha aprobado que el objetivo de déficit para 2017 sea del 0,7% este año para todas las autonomías, para reducirlo al 0,6% en 2017, al 0,3% en 2018 y alcanzar el equilibrio presupuestario en 2019. Por su parte, la deuda deberá situarse en el 24,1% del PIB el próximo año, para descender al 23,6% en 2018 y al 22,7% del PIB en 2019.

La propuesta de un déficit asimétrico ha sido especialmente defendida por Catalunya y por la Airef. "La propuesta es bienvenida como todo tipo de propuestas, porque son interesantes e implican muchas consideraciones para un futuro", ha explicado, pero considera que haber entrado en este debate podría haber supuesto no llegar a tiempo a aprobar los objetivos.