Publicado: 09.02.2015 23:15 |Actualizado: 16.11.2015 21:44

Morenés vende un gasto "escaso" en Defensa pese a la hipoteca millonaria en material bélico

- El Gobierno ha aprobado créditos extraordinarios para la compra de equipo de combate cada mes de agosto desde 2008, hasta sumar 10.000 millones de euros fuera de los presupuestos

- No es el único "engaño" que utiliza Defensa para "camuflar su gasto real": las inversiones en  I+D militar las paga Industria y las operaciones en el extranjero, el Fondo de Contingencias

- Pese a ello el ministro presume de "sacarle mucho jugo a lo poco que tiene" 

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:
Eurofighter Typhon

Un Eurofighter Typhon armado, similar al modelo adquirido por España mediante un crédito extraordinario del Ministerio de Defensa. 

MADRID.- El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha manifestado este lunes que en sus tres años al frente del ministerio, España ha sido capaz de recuperar la atención política hacia la Defensa, "perdida" en la anterior legislatura, a pesar de la "escasa inversión" que se ha producido en este ámbito tomando en consideración el tamaño del país. Por ello, ha opinado que el Estado "ha sabido sacarle mucho jugo a lo poco que tiene".

En una reunión con los diputados conservadores, el ministro de Defensa también ha valorado que España, con estos recursos escasos, ha sido capaz de estar "más presente que nunca" en el campo de la seguridad internacional, destacando la labor de las Fuerzas Armadas en territorios como Somalia o África Occidental.

El ministro ha obviado de esta forma que el presupuesto de Defensa, que ha aumentado un 1,1% en 2015 —frente a los descensos del 15,5% de Empleo y Seguridad Social o del 14,2% en Fomento— se ve respaldado cada mes de agosto con un crédito extraordinario para la compra de material bélico desde el año 2008.

"Los españoles no pueden saber lo que gastan en Defensa por la opacidad", denunciaba la diputada de UPyD Irene Lozano

La oposición ha denunciado en bloque que mientras el Ejecutivo asegura cada año que recorta el presupuesto de Defensa dentro de las medidas de contención del gasto, estos créditos incrementan las cuentas aproximadamente "el doble" de lo presupuestado. El PSOE, la Izquierda Plural y UPyD presentaron de forma conjunta un recurso ante el Tribunal Constitucional para protestar contra esta vía para multiplicar los presupuestos de Defensa cada verano a espaldas de los ciudadanos.

La "gran estafa" del presupuesto de Defensa

Mientras el resto de grupos parlamentarios se quejan de que esta forma de proceder del Gobierno provoca que el gasto de Defensa sea "opaco para los ciudadanos", que "no pueden saber lo que gastan en Defensa" —tal y como esgrimía ante el pleno la diputada de UPyD Irene Lozano—, otras voces van más allá y califican de "gran estafa" los números que presenta cada año el Ejecutivo.

Es el caso de Pere Ortega, director del Centre Delàs d'Estudis per la Pau, que acusa a Morenés de "hacer trampas con las cuentas", infravalorando a conciencia algunas de las partidas, como la destinada a cubrir los Programas Especiales de Armamento (PEAS), es decir, la compra de material bélico

Los créditos extraordinarios han multiplicado un 250% el presupuesto inicial  para las compras de armamento

Ortega explica que en 2015, "como viene haciendo años anteriores", el Ejecutivo "ha vuelto a presupuestar la cifra de 6,84 millones" de euros para los PEAS, "cuando en los últimos tres años ha sido aprobado un crédito extraordinario que ha supuesto aumentos en esta partida de hasta un 250%". El pasado año, el crédito llegó a los 883 millones de euros. En 2013, a los 880 millones. En 2012 se disparó hasta los 1.800 millones de euros.

El ministro ya ha adelantado que en 2015 el crédito extraordinario rondará de nuevo los 1.000 millones de euros. La hipoteca total —sumando la herencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el primero en utilizar el mes de agosto para inflar las cuentas de Defensa— sobrepasa los 10.000 millones de euros. 



Camuflando el gasto mediante "trampas contables"

¿Qué compras se esconden tras esta cascada de millones anual? Según el BOE que reflejó el crédito extraordinario de 2014 [página 62208], el dinero se destinó a aviones de combate, misiles antitanque, tres tipos de helicópteros y tanques ligeros.  

Sin embargo, la compra de armamento no es el único "engaño" que utiliza Defensa para "camuflar su gasto real", continúa Pere Ortega. El director del Delàs refleja también la partida de operaciones militares en el exterior, para la que se planearon 14,36 millones de euros "cuando año tras año se produce un gasto de entre 700 y 800 millones". En esta ocasión el desembolso corre a cargo del Fondo de Contingencia, que actúa como "cajón de sastre", expone.

La I+D militar, financiada con créditos a interés cero por el Estado, ha ascendido un 43,5% respecto a 2014, por el 4,8% de la I+D civil

Por último, el experto en gasto militar señala "un tercer engaño y sin duda el más alarmante". Se trata del desarrollo de nuevas armas, la I+D militar, que alcanzará los 727 millones  —una subida del 43,5% respecto a 2014, frente al 4,8% de la I+D civil— mediante créditos a interés cero. 

La treta en este caso es que las ayudas se conceden desde el Ministerio de Industria, escapando de las cuentas de Defensa. "Desde 1997 ascienden a la astronómica cifra de 16.120 millones, que no han sido devueltos. Crearon una trampa contable que acumula una deuda impagable y que la Hacienda Pública no sabe cómo resolver, pues si los condona sumarán como déficit público".

"Sin duda se trata de un fraude", asevera Ortega, coincidiendo de esta forma con todos los grupos parlamentarios de la oposición y con un sector del Ejército, que también ha denunciado estas prácticas para aumentar el gasto de Defensa a espaldas de la población civil.