Público
Público

"Objeción de conciencia" para no asistir a una mesa electoral

Un joven rechaza una participación cuyo incumplimiento sin causa justificada conlleva penas de arresto de 7 a 15 fines de semana y multas de 2 a 10 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La convicción de que no vivimos en democracia ha llevado a un joven de 27 años a negarse a formar parte de una mesa electoral el 20-N.

'Objeción de conciencia' será lo que justifique mañana Adrián Vaíllo ante el juzgado de guardia de Elche después de que la Junta Electoral rechazase su petición con un 'no inargumentado' por respuesta.

El joven, que cree que el sistema es 'más que democrático, es impositivo', mañana presentará 'un escrito de autoinculpación en el juzgado', pero otras cuatro personas de su entorno presentarán sus respectivos escritos autoinculpándose de haberle inducido a esa desobediencia civil de la Ley Electoral, entre ellos el pintor y artista ilicitano Andreu Castillejos.

'No es agradable, pero uno debe luchar en defensa de sus convicciones', ha dicho el jóven, quien considera que 'no pueden obligar a los ciudadanos a formar parte de su fiesta democrtica' y apela a su 'conciencia libre' que, según ha explicado, le 'exhorta' a actuar según su ética y a denunciar aquello que considera injusto.

Según la Ley Electoral, los cargos de Presidente, Vocal y suplentes son obligatorios. Quien abandona su cargo sin justificación (consulta aquí qué circunstancias eximen de la asistencia) puede incurrir en un delito electoral, castigado con una pena de arresto de 7 a 15 fines de semana y multas de 2 a 10 meses. A pesar de saber eso, Vaíllo ha asegurado que el próximo domingo no acudirá a la mesa electoral.