Público
Público

La oposición marca distancias con las reforma de Gallardón

La mayoría de los grupos parlamentarios han rechazado la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los profundos cambios en la Justica española anunciados por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón no han tardado en despertar reacciones entre las fuerzas políticas del Congreso.

La mayoría de los grupos parlamentarios han rechazado la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial anunciada por el Gobierno, al considerar que permitir que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales es una 'involución' y un ataque a la soberanía popular.

El primer reproche ha venido desde el portavoz socialista en la Comisión de Justicia del Congreso, Julio Villarrubia, que ha acusado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, una absoluta falta de respeto al Parlamento, al anunciar una reforma 'unilateral' del sistema de elección del Poder Judicial.

En ello ha coincidido el portavoz de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, que ha reprochado a Ruiz-Gallardón que haya comenzado poniéndose al frente del regeneracionismo y haya terminado al frente de lo que ha calificado de 'restauración', anunciando medidas de 'populismo penal' como la prisión permanente revisable y olvidando la corrupción. Así, ha considerado que la fórmula del PP para la elección del CGPJ no es una solución, sino una 'involución'.

'La solución del Gobierno al desgobierno de la Justicia es la de Juan Palomo: 'yo me lo guiso, yo me lo como', ha dicho el diputado de Izquierda Unida, que ha bromeado al mostrar su esperanza en que después se permita a los médicos gobernar la sanidad.

IU ve una 'involución en la reforma y el PNV la tilda de inconstitucional'

Tanto el PSOE como la Izquierda Plural han destacado que muchas de las propuestas anunciadas por Gallardón ya estaban encima de la mesa, algo que también ha puesto de manifiesto el portavoz del PNV, Emilio Olabarria, quien además ha asegurado que la reforma anunciada del CGPJ era la peor de los sistemas posibles y que se trata de una propuesta 'inconstitucional', pues la Constitución establece que la 'Justicia emana del pueblo'.

Por su parte, Rosa Díez, de Unión Progreso y Democracia, ha mostrado al ministro su disposición a colaborar en el camino hacia la independencia judicial y conseguir la despolitización, mientras que desde Convergencia I Unió, Mercé Pigem, ha aconsejado al Gobierno que no caiga en un 'afán legislativo' y que ponga ya en marcha los Consejos de Justicia Autonómicos, previstos en el Estatuto de Catalunya, para conseguir un mayor acercamiento y desconcentración del Poder Judicial.

Uxue Barcos, de Geroa Bai, ha coincidido con otros portavoces en el diagnóstico de los problemas del Poder Judicial, al señalar que ha sido la falta de acuerdo entre los partidos la que ha provocado la situación de desprestigio.

Por último, el portavoz del PP, José Miguel Castillo, ha defendido las medidas anunciadas por Gallardón y el clima de diálogo que pretenden que impere durante esta legislatura porque -ha reiterado- 'la Justicia es cosa de todos'.

La defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, se ha mostrado a favor del cambio, porque contribuirá a 'despolitizar' la Justicia. También ha mostrado su satisfacción por la decisión del Gobierno de 'tipificar el despilfarro público' y de recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad de los Estatutos de Autonomía.

El presidente del TC apoya la reforma y la defensora del pueblo también está 'encantada'

Respecto a la reforma de la ley de los miembros del CGPJ- designados hasta ahora por las Cortes- la defensora opina que es 'una idea magnífica porque en estos momentos, por desgracia, la justicia está politizada; por lo menos, eso es lo que olfatea el ciudadano medio' que es -ha dicho- al que atiende la institución. Así, opina que se debería volver al sistema anterior a la reforma de 1985.

La responsable de esta institución ha reconocido sentirse 'encantada' de que el actual Gobierno haya tenido en cuenta su propuesta de sancionar penalmente a los responsables de las administraciones que despilfarran el dinero de los ciudadanos, ya que al exponérselo al anterior ministro de Justicia este le contestó de una forma que no le pareció apropiada.

También se ha mostrado favorable a la reforma el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pascual Sala, que coincide con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, en que la Justicia 'no debe politizarse' y sobre la reforma para la elección de los jueces ha dicho que desconoce los detalles, pues, depende de los 'criterios' que se apliquen.

Sala, que ha rehusado opinar sobre el segundo juicio a Garzón, ha hecho estas consideraciones antes de ofrecer en la Facultad de Derecho de Toledo una conferencia sobre derechos humanos para postgraduados de países iberoamericanos.