Público
Público

El PP acusa a Rubalcaba de descuidar Interior

González Pons afirma que está más pendiente de sus "aspiraciones personales" que de combatir la violencia de género

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP dice que el sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero es Mariano Rajoy. Pero, a tenor del monográfico que le dedicó ayer a Alfredo Pérez Rubalcaba, parece que se lo está planteando seriamente como futuro rival en las urnas.

El vicesecretario de los conservadores, Esteban González Pons, acusó a Rubalcaba de 'mentir' y le criticó por 'ocuparse del trabajo de los otros menos del suyo'.

'Tenemos un presidente in péctore al que le gusta caminar por el lado oscuro de las leyes y necesitamos luz en el Gobierno', sostuvo. Para avalar su argumento, echó cuentas. Afirmó que el vicepresidente primero y ministro del Interior no ha respondido a ninguna pregunta en Comisión, que tiene 74 peticiones de comparecencia pendientes y que sólo ha atendido siete, tres de ellas del Partido Popular.

Pero en su censura llegó a rozar el abismo. 'En lo que llevamos de año, han fallecido 71 mujeres por violencia de género. En todo 2009, fueron 56. Las mujeres denuncian menos y, desgraciadamente, mueren más. Creemos que el ministro del Interior debería ocuparse antes de la violencia de género que de sus aspiraciones y su carrera personal'.

En el PP piensan que el dirigente socialista está descuidando Interior y Rajoy, según cuentan sus colaboradores, cree incluso que terminará por 'hundir' el ministerio.

Por eso, González Pons, en su repaso, pidió a Rubalcaba que aclare 'por qué se detuvo la investigación del caso Malaya cuando apareció la empresa de un familiar del fiscal general del Estado'; que dé a conocer el papel del CNI en la crisis de los controladores; y que permita que 'la verdad resplandezca' en el caso Faisán, el presunto chivatazo a ETA, y en el juicio del 11-M. 'Debe dar toda la información que se le está reclamando porque todos tenemos vocación de que la última verdad sea desvelada', dijo.

Cuando le preguntaron por qué su formación no acude a los tribunales a denunciarlo o pide su dimisión, el diputado del PP defendió que él no estaba acusando a nadie de cometer un delito y que sólo le reclama al ministro que dé 'la cara'.

En las filas conservadoras, sólo hay un aspecto que les agrada de él y es que ofrece puntualmente información en la lucha contra el terrorismo. De eso no tienen queja. Ante la posibilidad de que Batasuna y Eusko Alkartasuna concurran conjuntamente a las próximas elecciones municipales y forales, Pons resaltó que para su formación Batasuna 'es ETA' y que la organización terrorista 'contamina todo lo que toca'. Su partido, afirmó, sólo considerará que se ha producido un cambio si hay 'una rendición' y si piden públicamente perdón a las víctimas.

Pons terminó dando la puntilla con José Bono. Dijo que el presidente del Congreso es 'un valor del PSOE' y que si recurren a él es porque 'lo necesitan'.