Publicado: 22.04.2012 23:12 |Actualizado: 22.04.2012 23:12

Prostitutas indignadas contra el acoso institucional en Barcelona

Varios colectivos se unen en una campaña contra el endurecimiento de las normas cívicas de la capital catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“Basta de multas. Basta de acoso policial. Basta de violencias”. Este es el lema que el colectivo que ha promovido, en Barcelona, la Campaña Prostitutas Indignadas paseará por las calles de la capital catalana el próximo jueves, 26 de abril.

El objetivo de esta manifestación es protestar por la nueva Ordenanza de Civismo de la ciudad de Barcelona, una normativa, asegura el colectivo, “de persecución y acoso al colectivo de mujeres que ejercen la prostitución”."¡No prohíbas mis derechos!", reclaman en el cartel que anuncia la manifestación.

La plataforma, formada por “diferentes colectivos, entidades, mujeres que ejercen prostitución y vecinas y vecinos” de la ciudad -según explican en su página web-, reclama políticas públicas menos restrictivas y que, en cambio, respeten los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución.

Para este colectivo, la nueva normativa barcelonesa sólo contribuirá a una mayor estigmatización y criminalización de las trabajadoras del sexo, así como al agravamiento de su vulnerabilidad. Las prostitutas “quedarán más expuestas que nunca a la violencia policial, comunitaria y de organizaciones criminales”, denuncian en un comunicado.

La plataforma que promueve esta campaña basa su teoría en numerosos informes de diferentes organismos (asociaciones feministas, de defensa de los Derechos Humanos, de atención a víctimas de trata, o  incluso del área de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona) que ponen de manifiesto, aseguran, "los efectos devastadores que estas normativas conllevan en la vida de las mujeres".

"Ni tan siquiera sus argumentos respecto a la mejora de la convivencia ciudadana o de la supuesta lucha contra la explotación sexual son ya posibles de esgrimir por parte del consistorio barcelonés”, opinan desde la plataforma. Los defensores de las prostitutas indignadas creen que, a pesar del eterno debate sobre si estas mujeres ejercen o no libremente su profesión, en la práctica, las normativas restrictivas no funcionan en la lucha contra la trata.

Por último, el comunicado denuncia que la nueva ordenanza vulnera también la Ley Orgánica de Protección de Datos, al recabar datos personales relativos a la vida sexual.

Por todo ello, instan a las autoridades a contar con la opinión de las trabajadoras para promover normativas que mejoren su calidad de vida y fortalezcan el ejercicio de sus derechos como ciudadanas. La iniciativa ha recibido ya el apoyo de casi medio centenar de asociaciones que se han adherido al manifiesto publicado en su blog. La plataforma, que cuenta también con la asociación Hetaira como aliada, llevará su campaña a las calles de Barcelona el próximo jueves, además de la que ya han emprendido en las redes sociales.