Publicado:  20.03.2010 10:00 | Actualizado:  20.03.2010 10:00

El PSOE deberá decidir aliados

Los socialistas empatan en diputados con el PP, pero tienen más opciones para pactar con las minorías. IU cuadruplica su representación y se convierte en la tercera fuerza en las Cortes

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La composición del próximo Gobierno de Aragón no se conocerá de forma inmediata tras las elecciones del 29 de mayo de 2011. El PSOE, en principio, retendría la presidencia del Ejecutivo, pero en los días posteriores a los comicios debería decidir con qué aliados gobierna, y necesitaría al menos dos de los tres posibles: Partido Aragonés (PAR), Chunta Aragonesista (CHA) e Izquierda Unida (IU). El PP, aunque empate a escaños con los socialistas, tiene sólo un potencial socio, el PAR, y con él no llegaría a la mayoría absoluta.

Este es, a grandes rasgos, el paisaje que dibuja el Publiscopio autonómico, realizado entre el 8 y el 15 de marzo a partir de 865 entrevistas.

En 2007, el PSOE obtuvo el 41,2% de los votos. Si se celebrasen las elecciones hoy, se llevaría un pequeño correctivo del electorado: bajaría casi tres puntos, hasta el 38,3%. Los socialistas se quedarían ligeramente por delante del PP, que en tres años crece cerca de siete puntos, del 31,1% al 38%.

En intención declarada de voto, el PSOE va igualmente por delante: un 25,4% quiere votar a los socialistas; un 23,2%, a los conservadores.

Almunia es menos conocida que la líder conservadora, pero es igual de valorada

El tablero de los partidos minoritarios sufre cambios significativos. El primero es la abrupta caída del PAR, socio del PSOE en el Gobierno autonómico de Marcelino Iglesias desde 1999. La formación dirigida por José Ángel Biel pasa del 12,1% al 5%. Le supera en estimación de voto su más directo rival, CHA, que aunque se deja 1,2 puntos, resiste en el 7%. El PAR quedaría rebasado asimismo por IU, que gana 2,5 puntos y se sitúa en el 6,6%.

El hemiciclo de 2011, de 67 escaños como el de hoy, presentaría una recomposición profunda. El PSOE perdería una de sus 30 actas actuales y el PP sumaría seis a las 23 que tiene. Hay un empate a 29 diputados. IU pega un salto y cuadruplicaría su resultado de 2007 (de uno a cuatro asientos). CHA pasaría de cuatro a tres escaños. El batacazo del PAR es mayúsculo: cedería siete de sus nueve diputados.

Quien da las llaves de gobierno es una mayoría absoluta de 34 parlamentarios. Al PSOE y al PP les harían falta cinco diputados. Misión más complicada para los conservadores, ya que el apoyo del PAR su socio en el Ejecutivo entre 1987 y 1993 y de 1995 a 1999 resulta insuficiente.

Son más los que quieren a Rudi de presidenta y los que creen que ganará

El PSOE, por su parte, podría construir distintas mayorías: bien con IU y CHA o bien con PAR y CHA. Una tercera opción, más improbable, es la suma de PSOE, IU y PAR.

El partido de Iglesias es el que más simpatías recoge y el que menos rechazo recibe. Un 31,5% de los aragoneses se siente identificado con el PSOE, y un 21,7%, con el PP. A este lo repudia un 32,7%, y a los socialistas, otro 20,3%.

En Aragón aún no están nombrados los candidatos de 2011 de ningún partido. Iglesias, jefe del Ejecutivo autonómico y líder del PSOE, ya anunció en septiembre de 2008 que no volvería a pujar por la presidencia de la comunidad. Todas las quinielas apuntan a que le sucederá Eva Almunia, actual secretaria de Estado de Educación. En el PP, la probable aspirante será la presidenta regional del partido y ex alcaldesa de Zaragoza Luisa Fernanda Rudi. El PAR podría mantener a su líder actual, José Ángel Biel, también vicepresidente del Gobierno. Igual que sucedería en IU con Adolfo Barrena. Por CHA concurriría la que es su presidenta desde 2008, Nieves Ibeas.

De todos, el más conocido es Iglesias (un 94,5% sabe quién es), seguido de Rudi (87,2%), Biel (73,8%), Almunia (58,6%), Barrena (44,4%) e Ibeas (28,5%).

Al PP no le sería suficiente para gobernar una alianza con el PAR

Los aragoneses conceden la mejor nota a Iglesias, un 5,4. Su media sobresale entre el aprobado raspado de Rudi, Almunia y Barrena. Así, las dos posibles candidatas a la presidencia parten con la misma estima ciudadana. Con una diferencia: los votantes del PP califican mejor a su líder (7,1) que los del PSOE a la secretaria de Estado (6,5).

En cambio, hay un mayor recelo hacia Rudi. Suscita poca o ninguna confianza en uno de cada dos aragoneses. La cifra se contrae al 37,3% con Almunia.

Al PSOE se le escapan dos datos relevantes. Un 31,6% prefiere a Rudi de presidenta, y un 26,3%, a Almunia. Además, un 31% cree que la líder del PP vencerá en 2011, frente al 21,7% que ve a la posible aspirante del PSOE de jefa del Ejecutivo.

El Gobierno de PSOE y PAR recibe un respaldo del 45%. Otro 40,7% lo desaprueba. Los que califican de buena o muy buena la gestión de Iglesias al frente de la Diputación General de Aragón suman el 37,1%. El regular se lo da un 40,4%.

No hay mucha ganas de cambio de color del Ejecutivo. El 24,5% cree que el PP gestionaría peor la comunidad. Un 17% confía más en un Gobierno conservador.

PUBLICIDAD

Comentarios