Público
Público

El rector de la Complutense admite haber recibido presiones por el caso Monedero

José Carrillo asegura que no es de Podemos y achaca a una "campaña sucia" que le vinculen a la formación de Iglesias

Publicidad
Media: 3.96
Votos: 25
Comentarios:

El rector de la Complutense, José Carrillo.-EP

MADRID.- El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, ha señalado que los que tienen "tanta prisa" por que se aclare lo ocurrido con el número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, y sus trabajos ajenos a la Universidad, deberían "preocuparse" por que el caso Gürtel "vaya más rápido".

En una entrevista con Europa Press, el máximo responsable de la institución donde trabaja como profesor Monedero, ha reconocido estar recibiendo "presiones" por el caso. "Me están llamando un día sí y otro no la prensa, me dicen que por qué he sido tan lento... el presidente de la Comunidad de Madrid (Ignacio González) va diciendo que la Complutense tarda mucho para resolver...", ha señalado.

En este punto, ha indicado que en todo este caso, que él sepa, "la Complutense es la única que ha abierto una información reservada". "Que yo sepa no hay nada abierto en tribunales. Entonces, claro, que luego nos vengan a decir que somos lentos...", se ha quejado, partiendo de la base de que el tenemos un "sistema jurídico garantista como es el del Estado" que es "lento".

"Estos que tienen tanta prisa por el caso Monedero, deberían preocuparse por que el caso Gürtel también vaya más rápido. Llevan seis años y ha habido jueces destituidos y los presuntos responsables siguen ahí", ha subrayado.

Sobre si tiene avances de la "información reservada" abierta para aclarar la situación, Carrillo ha asegurado no saber "nada" y ha añadido que se culminará "cuando toque" porque aunque entiende que es un "caso mediático", para la Universidad hay temas "más importantes", como acabar con la información reservada por el caso del departamento de Anatomía y los cadáveres donados para la ciencia acumulados.

No es de Podemos

Carrillo se ha referido a Podemos, "un fenómeno que supera el ámbito de la Complutense", destacando que es el "reflejo de una época de crisis donde los partidos --no sabe si llamarles tradicionales--, no han sido capaces y no han sabido aportar las respuestas". "No quiero decir que Podemos las aporte pero sí rellena un hueco ahí", ha dicho.

Como "opción importante" que no sabe si se consolidará, Carrillo ha negado que sea de Podemos y ha apuntado a una "campaña sucia" de otros precandidatos que quieren concurrir a las elecciones al Rectorado de la Complutense los rumores de que el matemático está con la formación de Pablo Iglesias.

"Uno de esos candidatos ha ido a verles para conseguir el apoyo", ha señalado, al tiempo que ha dicho que él, de cara a las próximas elecciones a rector, donde quiere repetir, no ha pedido el apoyo de este nuevo partido ni de ningún otro.


Si bien ha reconocido que tiene "contactos" con gente de Podemos, PSOE, PP, IU, o UPyD, cree que si se le ha vinculado con Podemos es por unas declaraciones que Juan Carlos Monedero dijo en su día sobre su gestión. "Dijo que había hecho una gestión positiva de la universidad pública ¿eso quiere decir que soy rehén de Podemos?", se ha preguntado.

"Eso viene de esta declaración y de que algún candidato, algún novio despreciado por Podemos, ha pensado que ya que no me apoyan voy a usarlo como un arma. Creo que es parte de una campaña sucia, que ya me esperaba", ha señalado Carrillo, quien ha añadido que no cree que funcione porque "no dio resultados hace cuatro años y ahora tampoco porque la gente no es tonta".

Dicho esto, Carrillo ha insistido en que no es de Podemos y que si bien sus "análisis tienen bastante acierto", no les ve en muchos temas en los que le gustaría que se pronunciaran, como la cadena perpetua o la pena de muerte. "Me imagino que las irán aclarando", ha indicado.


El hecho de que Podemos haya salido de las facultades de la Complutense demuestra, según Carrillo, que "en las aulas hay debate y hay espíritu crítico", lo cual no quiere decir que apoye "todo lo que sale" de ellas. "En ese sentido, es positivo, pero ni politizo ni dejo de politizar la universidad", ha aseverado.

Para Carrillo, la política es "buena". "Si no hacemos política otros la harán por nosotros y si nadie la hace al final esto es un dictadura... Y no queremos volver a eso", ha apostillado el rector, que ha defendido la pluralidad de su equipo actual, con gente que voto a otros candidatos en las elecciones a rector y de todos los signos políticos.

"Nos une una misma visión de la universidad, donde somos muchos los que defendemos la universidad pública, con una financiación pública suficiente, con tasas mínimas como el modelo francés o el nórdico...que apueste por la docencia de calidad, la investigación, la transparencia, y la internacionalización", ha sentenciado.