Publicado: 24.08.2015 10:00 |Actualizado: 24.08.2015 11:45

Morate se opone a ser extraditado pero acepta la confiscación de sus bienes

El presunto asesino comunica al juez que permite la entrega de su coche a las autoridades españolas, pero rechaza la extradición a España. Dispondrá de cinco días para recurrir la decisión ante la Alta Corte de Casación y Justicia de Rumanía si finalmente se decide su extradición.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Morate a su llegada a la vista. EFE

Morate a su llegada a la vista. EFE

TIMISOARA.- Sergio Morate rechazó este lunes ante el tribunal rumano ser extraditado a España, aunque comunicó al juez que permite la entrega de sus bienes, entre ellos su coche, a las autoridades españolas.

"Mantengo lo mismo que la vez pasada (de la primera vista el viernes 14 de agosto) y no hago declaraciones", señaló Morate al juez de la Corte de Apelación de Timisoara, Flavius Ionescu, quien tomará la decisión sobre su extradición a las 13.30 hora local (10.30 GMT).



En declaraciones, la abogada Claudia Candea señaló después de la audiencia que su defendido cree que "no tendrá un proceso justo (en España) por la mediatización del caso" y por el hecho de que "todos ya lo consideran culpable" del doble asesinato.

Candea, que actúa como abogada de oficio para el acusado español, agregó que "la euroorden de extradición no se justifica porque no existen pruebas de que Morate haya asesinado a las dos jóvenes".

Durante la audiencia, Morate accedió a que se entregaran a la Justicia española sus bienes personales encontrados en el apartamento donde lo detuvieron en Rumanía el pasado día 13.

Además, se enviará a España su teléfono móvil y también el Seat Ibiza verde con el que viajó al país balcánico, como muestra de colaboración en la resolución de la investigación.

Si el tribunal de Bucarest ratifica la extradición, las autoridades españolas contarán con un plazo de 10 días para hacerla efectiva.

Como estaba previsto, la Fiscalía rumana pidió este lunes al juez que se prolongue el arresto preventivo de Morate durante otros 15 días para que el proceso de extradición siga transcurriendo.

El supuesto autor del crimen de Cuenca fue detenido el pasado día 13 en la ciudad de Lugoj, una localidad de casi 50.000 habitantes en Timis, a 100 kilómetros de Hungría y unos 500 de Bucarest, por una orden de arresto dictada por la justicia española.

Se sospecha que el presunto asesino salió de España por la frontera de Portbou, en Girona, con su propio coche el mismo día en el que desaparecieron las chicas y supuestamente las asesinó.

En su primera declaración ante un juez rumano, Morate se declaró no culpable y sostuvo que teme por su vida en caso de regresar a España.