Publicado: 11.10.2015 14:00 |Actualizado: 11.10.2015 14:00

Una estimación excéntrica

La última encuesta de Metroscopia dibuja un escenario improbable, según los expertos de JM&A, que protege el bipartidismo de PP y PSOE, y apunta un escenario de pactos con C's

Publicidad
Media: 4
Votos: 6
Comentarios:
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en su primera entrevista en el Palacio de La Moncloa. EFE

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en su primera entrevista en el Palacio de La Moncloa. EFE

Metroscopia dibuja un escenario improbable. Sugiere que el Partido Popular perdería más de un millón de votos, para situarse cerca del Partido Socialista, y colocarse ambos, PP y PSOE, ligeramente por encima de Ciudadanos, de tal manera que uno u otro de los dos partidos de siempre podría gobernar con el apoyo del tercero, el emergente.

Una aritmética electoral según la cual el viejo bipartidismo quedaría protegido.

Jaime Miquel, analista electoral, consultado por Público, considera que esas estimaciones son excéntricas. Señala que el PP tiene desde el año 2013 un suelo electoral que nadie le arrebata, cercano a los siete millones de votos, obtenidos en buena parte además, en aquellas circunscripciones en las que, en virtud de la ley electoral, los escaños se consiguen con menos sufragios.

Se trata, dice, de un dato estructural, con una fuerte componente de electores de cierta edad y del medio rural.



Metroscopìa sugiere, según el analista, que el PP se quedaría en las próximas elecciones generales con un número de votos inferior al de su resultado municipal, y esto no le parece normal. Metroscopia además “es la única empresa que ha dicho hasta el momento que el PSOE puede ganar”.

Eso significaría que el PP sufriría un descalabro mucho mayor del ya previsto en los estudios de JM&A (Jaime Miquel y Asociados). Quedaría con una cifra cercana pero superior a los 5.800.000 votos, y empatado con el PSOE, de tal manera que uno de los dos se llevaría las primas de votos que obtiene el partido más votado y podría gobernar así con el apoyo de Ciudadanos.

“Esas primas las tiene el PP y no están en riesgo”, señala Jaime Miquel.

El partido que dirige Albert Rivera, en su opinión, demostró en Catalunya la capacidad de recoger el voto que huye del PP y del PSOE, a pesar de que los principales dirigentes de esos partidos intentaron “asustar” al electorado de manera “grotesca”.

Es cierto, señala el analista, que Ciudadanos “ha ido hacia arriba”, que “evoluciona al alza” y que “ha hecho lo que no supo hacer UPyD”, pero de acuerdo con sus cuentas, le parece que ahora, en el conjunto del Estado, podría conseguir cerca del 18 por ciento (unos 4 millones y medio de votos), bastante menos de lo que le otorga Metroscopia.

Podemos, advierte Miquel, puede haber pasado por dificultades, “pero no se esfuma”. Sus números indican que el partido de Pablo Iglesias hoy obtendría una cifra superior a los 3.750.000 votos y resiste mucho mejor de lo que muchos pretenden.