Público
Público

Relevo en Podemos Novias

Si Montero está en la candidatura ganadora de Vistalegre II, la de Iglesias frente a la de Errejón, y fue la cuarta dirigente más votada y la primera de las mujeres, lo normal es que hoy asuma más responsabilidad en la nueva etapa feminizada que pretende Podemos.

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 37
Comentarios:
Irene Montero.- EUROPA PRESS

Irene Montero, nueva portavoz de Podemos en el Congreso.- EUROPA PRESS

Irene Montero ha sido nombrada portavoz parlamentaria de Podemos en lugar de Íñigo Errejón, cuya candidatura se enfrentó a la del secretario general, Pablo Iglesias, en Vistalegre y perdió, dando paso a una nueva etapa en la tercera fuerza política en el Congreso. Desde las redes y otros foros más temibles (los hay), a Montero le están garantizando ya que no lo va a hacer bien, se ponga como se ponga y haga lo que haga, cuando la única certeza existente ahora es que desde las mismas latitudes, no se lo van a poner fácil. Por tres razones externas y una interna, y por este orden: es mujer, es joven y es de Podemos, por un lado, y es la sustituta de Errejón, por otro. El hasta ahora número dos de la formación morada mantiene, como es lógico, sus apoyos entre quienes querían que triunfara el modelo de Errejón, y este marcaje lo arrastrará también su sucesora. 

A Montero le están garantizando ya que no lo va a hacer bien, se ponga como se ponga y haga lo que haga

"¿Y qué pasa con que Montero sea la pareja de Iglesias?" -se preguntarán los lectores-. "¿Eso no la está penalizando?". Lo hace, y mucho, pero lo hace porque Montero es mujer, así que va implícita en la primera valla de obstáculos que he enumerado. A nadie se le ha ocurrido cuestionar a Errejón por ser uno de los mejores amigos de Iglesias y número dos de Podemos desde su fundación hace tres años y hasta que él consideró que debía dar la batalla por instaurar su modelo, lo cual no aceptaron las bases (ya se verá los votantes). "¿Por qué se le iba a cuestionar?", dirán, "¿Por una relación personal?". No, Errejón fue elegido por su peso interno en Podemos, su valía contrastada y elogiada, incluso, por sus adversarios políticos -intereses prisistas al margen- y ahí estuvo peleando con uñas y dientes hasta que prefirió apostar por otro modelo de partido. Y perdió. También, y por último, es muy amigo de Iglesias, antes que Montero; pero no es la novia; nunca podría serlo: es hombre.

La única portavoz de PP, PSOE, Podemos y C's

De Montero, en cambio, se ha dicho de todo estos días y este sábado particularmente: desde la repulsiva portada de la revista Tiempo hasta que es una especie de Hidra de Lerna incrustada en el cráneo de Iglesias para comerse su cerebro y dictarle lo que tiene que hacer. Iglesias se "come a los niños" y Montero, a Iglesias. Todo cuadra.

Pero esto es solo el principio, pues por el hecho de ser la pareja de Iglesias, desde demasiados ámbitos, a Montero se le ha negado, sin haberse estrenado siquiera, la capacidad de ser una buena portavoz, aunque haya sido hasta ahora la número dos del ídem, Errejón, y el relevo natural venga sumando a esto que Podemos apuesta por feminizarse y diferenciarse: no hay ni una portavoz entre los números uno de PP, PSOE y Ciudadanos.

Nada cuenta, tampoco el currículo de Montero, su trayectoria de activista en la PAH o en Podemos desde el inicio, así como su predicamento entre las bases o el papel decisivo en las negociaciones parlamentarias junto a Errejón y otros momentos álgidos de la formación morada, también al lado de Iglesias, de Errejón o de ambos. Casi desde el principio ha estado en primera línea del partido, como Bescansa, aunque esta llegó primero y optó asimismo por abandonar la dirección antes de Vistalegre II en un acto de coherencia. Con los mimbres de Montero, pues, lo normal es que, habiendo ganado su candidatura, que es la de Iglesias (ella particularmente fue la cuarta dirigente más votada y la primera de las mujeres), asuma más responsabilidad en la nueva etapa feminizada que pretende Podemos (me consta que lo de la feminización es una extravagancia para demasiada gente). Pero le está negado, porque es la novia. Ni siquiera el novio. Montero no puede evolucionar internamente porque es la novia, con -a, y no tiene derecho a tener derecho y méritos internos para ser la sustituta de Errejón, faltaría más.