Publicado: 15.02.2016 11:30 |Actualizado: 15.02.2016 12:33

Las 22 "ranas" de Esperanza Aguirre

Aunque la ex presidenta del PP de Madrid siempre ha minimizado a dos corruptos las ovejas negras que ella eligió, el listado asciende ya a 22. Entre todos sumarían más de 200 años de cárcel e inhabilitación para ejercer como cargo público.

Publicidad
Media: 4.55
Votos: 11
Comentarios:
Esperanza Aguirre con Francisco Granados e Ignacio González

Esperanza Aguirre con Francisco Granados e Ignacio González

MADRID.- Todo empezó con la imputación de Alberto López Viejo, consejero y vicepresidente de Esperanza Aguirre durante su etapa como presidenta de la Comunidad de Madrid, a quien el juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional le acusa de cobrar comisiones a las empresas de la trama Gürtel por organizar eventos y actos del Gobierno de la hasta ahora presidenta del PP madrileño.

Ella se escudó en que garbanzos negros había en todas partes y puso la mano en el fuego por la mayoría de los imputados que fueron apareciendo en el cocido de la corrupción madrileña. “He nombrado a más de 500 altos cargos y dos me han salido rana”, aseguraba refiriéndose a López Viejo y a otro de sus hombres de máxima confianza, Francisco Granados, vicepresidente de Aguirre y secretario general del PP de Madrid que lleva más de un año en prisión por tener dinero en Suiza y que fue detenido por la Guardia Civil en la Operación Púnica.



Aunque se olvida de otro de sus vicepresidentes. Ignacio González, su sucesor en la presidencia de la CAM y secretario general del PP de Madrid hasta hace un mes, ha caído finalmente en las redes de los tribunales como investigado por la adquisición de su ático de Estepona (Málaga). El listado sin embargo de elegidos por la que fuera lideresa de los populares asciende a 22 políticos entre imputados e investigados, dentro de las tramas Gürtel, Púnica y otros casos no tan aislados.

Los Gürtel

En el grupo de los Gürtel, formado por ocho representantes del PP, se encuentra a la cabeza Alberto López Viejo, consejero de deportes con Esperanza Aguirre y su vicepresidente de presidencia, para quien le piden 20 años de prisión y se le acusa de seis delitos de cohecho, entre ellos amañar 348 contratos para favorecer a la red de Francisco Correa, además de tener dinero escondido en Suiza.

Le sigue en orden de importancia Benjamín Martín Vasco, ex diputado de la Asamblea de Madrid que presidió la Comisión de Investigación del Espionaje a los rivales de Esperanza Aguirre dentro del PP de Madrid con recursos públicos. Fue designado por la propia Aguirre para una comisión que no llegó a averiguar nada y que ahora volverá a repetirse a partir del 4 de marzo en la Asamblea de Madrid, se prevé que con mejores resultados.

Según las investigaciones de Gürtel, Martín Vasco cobró 300.000 euros por el pelotazo de Arganda del Rey que favorecía a Martinsa-Fadesa. Sin embargo, un juzgado de Estepona señala ahora al ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, como el mayor beneficiado de esa operación. También está imputado por esta operación dentro del sumario Gürtel, el ex alcalde de Arganda del Rey, Ginés López, a quien la propia Aguirre impulsó para el puesto.

Herencia recibida del ex presidente del Gobierno José María Aznar e imputados por corrupción cuando estaban a las órdenes de Esperanza Aguirre están Alfonso Bosch Tejedor, que fue diputado autonómico y ex jefe de gabinete de José María Aznar. Fue el organizador de la boda de El Escorial entre Alejandro Agag y Ana Aznar, a la que estuvieron invitados la mayoría de los empresarios y políticos imputados en Gürtel.

El 'delfín' de Esperanza Aguirre, López Viejo, imputado en la Gürtel defraudó a Hacienda 2,6 millones de euros

El 'delfín' de Esperanza Aguirre, López Viejo, imputado en la Gürtel defraudó a Hacienda 2,6 millones de euros

También entre sus escogidos siendo secretaria general del PP de Madrid para encabezar la lista a diferentes ayuntamientos de la Comunidad está Jesús Sepúlveda Recio, ex alcalde de Pozuelo de Alarcón y ex marido de la ex ministra Ana Mato. Aguirre apoyó directamente a Sepúlveda para que fuera reelegido como alcalde, aunque su consistorio es de los más afectados por sus relaciones con Francisco Correa.

En esta lista de imputados gürtelianos también hay que hacer parada en Boadilla del Monte, donde el ex alcalde Arturo González Panero, que fue también miembro del Comité Ejecutivo del PP, fue candidato a propuesta de Esperanza Aguirre en tres ocasiones a estar de estar procesado desde 2007 por malversación de fondos y prevaricación. También en Boadilla se encuentra el imputado César Tomás Martín Morales, que fue director general del ayuntamiento, y al que se considera mano derecha y ejecutor de mucho de los negocios de Francisco Correa en Madrid. En este caso, Aguirre le quitó de la lista por las sospechas de corrupción pero permitió que colocara a su mujer de Concejal.

Del Ayuntamiento de Boadilla salió la primera funcionaria que realmente denuncia la trama Gürtel, Ana Garrido Ramos, al igual que del municipio de Majadahonda surgieron los primeros concejales populares que denunciaron los trapicheos entre el PP madrileño, empresarios y alcaldes, José Luis Peña y Juan José Moreno. Gracias a ellos y a las grabaciones que entregaron a la Justicia se destapó que Guillermo Ortega Alonso, alcalde de Majadahonda trabajaba activamente con la red de Correa y también que este empresario le llevaba dinero a Luis Bárcenas. Aguirre también retiró a Ortega como alcalde de Majadahonda, pero le puso de gerente del Mercado de Puerta de Toledo, donde cobraba más de 66.000 euros al año.

Los Púnicos

Sin embargo, la Operación Gürtel nunca había tocado a los verdaderos responsables del PP de Madrid hasta que la Guardia Civil abrió la Operación Púnica, donde se están despejando muchos flecos que estaban sueltos. Diez son los cargos populares imputados muchos de ellos pertenecientes al círculo más estrecho de Aguirre.

Al frente de la red, Francisco Granados y sus negocios con el empresarios David Marjaliza entre otros. El que fuera vicepresidente y consejero del Gobierno con Aguirre y secretario general PP de Esperanza lleva desde 2014 en prisión por tener dinero en Suiza, entre otros cardos. Ahora también ha sido imputado Beltrán Gutierre, gerente de los populares durante toda la etapa Aguirre, salpicado por Gürtel pero imputado en Púnica por blanqueo de Capitales y cohecho.

Su mujer de confianza, Lucía Figar, que fue su consejera en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, tuvo que rechazar la invitación de Aguirre de acompañarla al Ayuntamiento de Madrid cuando su imputación en Púnica estaba al caer. Aunque por ella la ex lideresa pondría la mano en el fuego, al igual que lo hace por Isabel Gallego, jefa de prensa de Aguirre y ahora imputada por malversación y prevaricación.

No lo tiene tan claro con Salvador Victoria, que fue secretario del Consejo de Gobierno de Aguirre y su mano derecha y jurídica en la Comunidad de Madrid. Con Ignacio González como presidente ascendió a vicepresidente de la CAM, pero la imputación en Púnica ha frenado su carrera política.