Publicado: 27.04.2015 16:00 |Actualizado: 27.04.2015 16:12

El 70% de IU Badajoz pide la baja porque Cayo Lara les ha dejado "en la estacada como a Garzón"

Los militantes abandonan la formación para poder concurrir a las elecciones municipales con la candidatura Badajoz en Común, en la que llevan trabajando más de un año por orden de la dirección federal, que ahora no ratifica el acuerdo. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6
Comentarios:
El coordinador federal de IU, Cayo Lara, y el candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, durante la rueda de prensa de este lunes. /EFE

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, y el candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, durante una rueda de prensa /EFE

MADRID/BADAJOZ.- Cerca del 70% de la Asamblea Local de Izquierda Unida en la ciudad de Badajoz ha pedido por carta la baja de formación al sentirse "expulsado" de la organización. "Reunidos en torno al histórico líder de la izquierda extremeña, Alfonso González Bermejo, una cuarentena de militantes de Izquierda Unida de Badajoz han hecho públicas las cartas que hoy mismo envían a la dirección Federal de Izquierda Unida manifestando que se sienten expulsados de la organización", han señalado los hasta ahora militantes en una nota de prensa. 

Fuentes de IU Badajoz han explicado que los militantes se sienten expulsados porque siguieron las directrices y resoluciones dictadas por la dirección federal de converger con diferentes fuerzas de izquierda en la ciudad, que cristalizó en Badajoz en Común, y que ahora no han podido sumarse a la iniciativa tras no recibir el visto bueno de la dirección federal.  



"Entienden que tanto Cayo Lara como coordinador general como el resto de la Dirección Federal, les deja en la estacada al igual que hacen con Alberto Garzón"

Los militantes entienden que la Dirección Federal les ha dejado "con el culo al aire en el último momento", según Bermejo, puesto que "desde la dirección en Madrid han optado por no firmar el documento de coalición electoral".

"Entienden que tanto Cayo Lara como coordinador general como el resto de la Dirección Federal, les deja en la estacada al igual que hacen con Alberto Garzón, impulsor de los procesos de convergencia, al mirar para otro lado y no resolver de frente los problemas", ha añadido Bermejo. 

Sobre este asunto, han explicado que, "además de todas las denuncias no respondidas", en dichas misivas "expresan" la "inacción de la dirección federal y el apoyo por omisión ante el golpe de Estado" al que, en su opinión, se han "visto sometidos por seguir las directrices del programa y los principios fundaciones de Izquierda Unida".

Al respecto han añadido que ello, junto con "la expropiación de la soberanía de la Asamblea Local", son "motivos más que suficientes para dar este paso" de pedir la baja de la organización "en pro de la dignidad y de la defensa de sus ideas".

La izquierda de Garzón  

De este modo, estos militantes han hecho hincapié en que quieren "dejar claro a la ciudadanía que son la izquierda de Garzón, mientras que los que se quedan con las siglas son la izquierda de Llamazares, reflejando así en la localidad la gran brecha que se abre a nivel federal".

Esta cuarenta de militantes ha apuntado por último que "dan este paso" porque "creen en el proyecto político en el que vienen trabajando desde la convergencia con la gente y las organizaciones en el proyecto de 'Badajoz en común'".

"Dado que la dirección federal no opta por trabajar por la gente y desde la gente de abajo, sino por mantener en el poder a aquellos que desoyen a los empobrecidos, continuarán trabajando por la confluencia con la gente de la ciudad y con ellos concurrirán a las elecciones municipales", concluyen en la referida carta.