Publicado: 29.03.2016 14:52 |Actualizado: 29.03.2016 16:36

Podemos afronta la reunión de Sánchez e Iglesias con "prudencia y optimismo"

Errejón confirma que no estuvo de acuerdo con la destitución de Pascual de la Secretaría de Organización y así se lo trasladó al líder del partido. La relación entre Iglesias y su portavoz parlamentario se mantiene sin daños gracias, precisamente, a la "discusión franca de siempre".

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
Errejón JP 29En EFE

El portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este martes en el Congreso, tras la reunión de la Junta de Portavoces. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- El portavoz parlamentario de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, ha asegurado esta mañana que Podemos afronta la reunión entre su secretario general, Pablo Iglesias, y el del PSOE, Pedro Sánchez, con "prudencia y optimismo". El número dos de la formación morada, tras la reunión semanal de la Junta de Portavoces, se ha pronunciado asimismo sobre las declaraciones del líder socialista, que esta misma mañana abría la puerta a un Gobierno de coalición entre PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Aunque Errejón no ha querido entrar a valorar esta posibilidad apelando a que su partido no ha recibido la "propuesta concreta" de esta posibilidad, sí ha insistido en que la apuesta de Podemos sigue siendo la de un "Gobierno a la valenciana", es decir, con los socialistas, Podemos y sus confluencias, Compromís e IU-UP.​



"Creo honestamente que lo que habría dañado mi relación con Pablo es no discutir nuestras diferencias", asegura Errejón

El portavoz de Podemos en el Congreso, tras dos semanas de silencio desde que Iglesias destituyó a Sergio Pascual de la Secretaría de Organización del partido -se mantiene en el Consejo de Dirección-, ha comparecido en medio de una gran expectación, sonriente y relajado, aunque consciente de la batería de preguntas que iba a tener que contestar por su ausencia de los focos mediáticos.

Errejón confirmó lo que ya era un hecho: su desacuerdo con la destitución de Pascual, hombre de su máxima confianza, y cómo se lo había trasladado al propio Iglesias cuando fue informado, "un poco antes" de que la formación lo hiciera público con un comunicado. El número dos de Podemos, sin embargo, asegura que su relación con Iglesias "no se ha visto dañada", precisamente, porque han discutido abiertamente sus diferencias, "como siempre", en una "discusión franca". El portavoz parlamentario, de hecho, cree "honestamente que lo que habría dañado nuestra relación es no discutir nuestras diferencias".

"Reconvertir" el modelo organizativo

La destitución de Pascual ha supuesto el inicio de una operación de cambio del "modelo organizativo" de la formación morada, el cual, en opinión de Errejón, debe "reconvertirse". El portavoz parlamentario admite que las últimas semanas "no han sido fáciles" para el partido; tampoco para él, aunque asegura que ha servido para "madurar" y, concretamente en su caso, "para levantar la mirada" hacia la "tarea histórica" que ha sido encomendada a Podemos, pues "cinco millones de personas" no les han votado para "mirarnos el ombligo", sostiene.

"Cinco millones de personas no nos han votado para mirarnos el ombligo", cree el número dos de Podemos

El número dos de Podemos, con su aparición tras un silencio "bien comprendido" internamente, ha querido lanzar un mensaje sobre la cohesión de la formación que lidera Pablo Iglesias, tratando de desvincular nombres del debate organizativo, en el que Errejón ha apostado de entrada por un "desarrollo federal" de Podemos y por un "movimiento popular más sosegado y más radial en el territorio". "Ningún modelo organizativo sirve para todo -ha advertido Errejón-, y éste nos ha servido para llegar hasta aquí", algo que, tal y como se esfuerza en trasladar constantemente la dirección de Podemos, es mucho, si se tiene en cuenta que la formación ha pasado de no existir a estar representada de forma considerable en casi la totalidad de las administraciones "en dos años".