Publicado: 22.07.2015 10:48 |Actualizado: 22.07.2015 12:51

Uxue Barkos toma posesión como presidenta de Navarra defendiendo "un cambio sensato e integrador"

La líder de Geroa Bai inicia un mandato que pone fin a casi 20 años de gobierno de la derecha en la comunidad foral. Al acto han asistido más de 300 invitados. Asegura que "este nuevo tiempo se abre con una oportunidad histórica para convivir en paz".

Publicidad
Media: 4.42
Votos: 12
Comentarios:
Uxue Barkos tras ser elegida el lunes presidenta del Gobierno de Navarra: /EFE

Uxue Barkos tras ser elegida el lunes presidenta del Gobierno de Navarra: /EFE

PAMPLONA.- Uxue Barkos ha tomado posesión este miércoles como presidenta de Navarra en un acto en el que ha reivindicado "un cambio profundo, sostenible, sensato e integrador", para el que ha llamado a participar a todos los navarros, así como a los agentes sociales de la Comunidad foral.

La nueva presidenta de Navarra y líder de Geroa Bai ha tomado el relevo de Yolanda Barcina (UPN) en un acto que se ha desarrollado en el Parlamento de Navarra y al que han asistido más de 300 invitados, entre ellos la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, así como las primeras autoridades de la Comunidad foral y representantes de todos los estamentos cívicos, sociales, económicos, educativos y culturales de la sociedad navarra.



Tras la interpretación del himno de Navarra a cargo de la banda de Trompetas y Timbales, el secretario primero de la Mesa de la Cámara, Maiorga Ramírez, ha dado lectura al Real Decreto de nombramiento de la presidenta de la Comunidad foral.

A continuación, Uxue Barkos ha procedido a la promesa de su cargo ante la presidenta del Parlamento, conforme a la siguiente fórmula, en euskera y castellano: 'Prometo respetar, mantener y mejorar el Régimen Foral de Navarra, acatar la Constitución y las Leyes y cumplir fielmente las obligaciones de mi cargo de presidenta del Gobierno de Navarra'. Tras prometer el cargo, ha recibido un largo aplauso de los invitados asistentes.

Posteriormente, Uxue Barkos ha tomado la palabra para manifestar que "Navarra se abre a un nuevo tiempo, y lo hace por decisión soberana de su ciudadanía, y ese es mi primer reconocimiento a la normalidad democrática de nuestra sociedad, una normalidad que por desgracia nos fue robada muchas veces a lo largo de la historia".

La presidenta del Gobierno ha querido "recordar a aquellos que han permitido con su convicción y su trabajo que este cambio pacífico y democrático se haya producido". "Me estoy refiriendo a los hombres y mujeres que nos han traído hasta aquí. A quienes durante décadas con su trabajo por una Navarra libre y solidaria nos han cedido el testigo", ha dicho.

Barkos recuerda "a los hijos e hijas de quienes fueron fusilados, soportaron la represión y la discriminación de una dictadura y supieron defender sus ideas en una democracia que aún hoy a muchos les niega los restos de sus familiares

Uxue Barkos ha citado "a los hijos e hijas de quienes fueron fusilados, soportaron la represión y la discriminación de una dictadura y supieron defender sus ideas en una democracia que aún hoy a muchos les niega los restos de sus familiares; a quienes en defensa de su identidad y su cultura quisieron educar a sus hijos en ikastolas sin ningún reconocimiento oficial y con enormes dificultades económicas; y a los miles de trabajadores que pelearon con todas sus fuerzas y hasta con el salario de sus familias un edificio de derechos laborales que hoy está siendo derrumbado bajo el pretexto de una crisis".

Ha reivindicado también "a todos aquellos que han hecho de la resistencia democrática una manera de construir y de hacer la mejor de las sociedades". "De entre todos ellos, yo tengo un referente personal y político cuyo recuerdo quiero traer hoy aquí: mi aita, Javier, que como muchos de vosotros hoy también hubiera visto cumplido su anhelo de cambio".

"Oportunidad histórica para convivir en paz"

Uxue Barkos ha destacado que "este nuevo tiempo en Navarra se abre con una oportunidad histórica para convivir en paz". "Sin necesidad de remontarnos más allá del último siglo, Navarra ha sufrido de manera especial la lacra de la violencia y hoy, desde el reconocimiento de la memoria, estamos obligados a aferrarnos a la paz para desterrar definitivamente la muerte de entre nosotros por la libre defensa de las ideas", ha señalado.

Barkos ha adelanto que, "como presidenta de Navarra, ese objetivo de la convivencia en paz será para mí irrenunciable. "Nunca más una Navarra rota en frentes, nunca más una Navarra que saque de la violencia partido. Porque se abre un tiempo nuevo para todos y todas las navarras", ha dicho. La nueva presidenta del Ejecutivo ha abogado por "una normalización incluyente que erradique los enfrentamientos inútiles y estériles a los que nos hemos visto sometidos, y que acabe con exclusiones por ideas o por expresión lingüística".

"Cada navarra y cada navarro deben ser consciente de que la tarea también va con ellos, de que en su trabajo o con su familia y amigos el ejemplo de los principios éticos debe estar presente"

No obstante, Uxue Barkos ha afirmado que "la ingente tarea que requiere el cambio que nos ha demandado la sociedad no puede ser asumida solo por quienes desde las instituciones debemos dirigir los ámbitos legislativo o ejecutivo". "Necesitamos una recuperación de los valores individuales en nuestra sociedad. Cada navarra y cada navarro deben ser consciente de que la tarea también va con ellos, de que en su trabajo o con su familia y amigos el ejemplo de los principios éticos debe estar presente", ha dicho.

Además, ha señalado que "esta llamada a la responsabilidad de todos para hacer posible un cambio profundo, sostenible y a la vez sensato e integrador debe concitar también a todos aquellos agentes sociales presentes en nuestra sociedad".

Defensa de los derechos históricos de Navarra

Durante su intervención, Uxue Barkos se ha referido al Gobierno central para apuntar que "desde este mismo instante en esta presidenta y en su Gobierno tendrán unos incansables negociadores en la defensa de los derechos históricos". "Derechos que a lo largo de nuestra historia siempre han supuesto un ejercicio de responsabilidad, nunca de privilegio, y derechos que allá donde ha correspondido compartir han compartido, nunca han sido signo de insolidaridad", ha apuntado.

Barkos ha dicho que es "tan consciente de mi posicionamiento político como abertzale en Navarra, como lo soy de que desde estos momentos presido una comunidad que no coincide mayoritariamente con esta parte de mi posición política".

Ha añadido que desde esa conciencia, "siempre he mantenido la defensa de Navarra como sujeto político y en definitiva que sólo las mujeres y los hombres de esta comunidad decidirán su propio destino: sin presiones de ningún tipo y sin dependencias externas".

"Prioridades sociales y económicas"

Uxue Barkos ha afirmado que "Navarra tiene de inmediato prioridades sociales y económicas que requieren nuestro máximo esfuerzo y dedicación", y ha deseado una Comunidad foral que "se convierta en territorio de la exclusión de la pobreza, que se acerque al pleno empleo pero empleo de calidad y con salarios dignos, que erradique todo tipo de discriminación por razón de sexo, origen o creencia, en la que todos los navarros sientan el euskara como lo que es: su lengua".

También ha abogado por una Navarra que sea "referente como sociedad innovadora que aproveche todo el talento de sus gentes y que sea capaz de atraer, que amplie las herramientas de derechos de autogobierno que permitan asumir mejor los retos de un mundo globalizado, y que las navarras y los navarros decidan su destino libre y pacíficamente, integrados en una Europa capaz de afrontar los retos del siglo XXI".

"Os invito a participar de estos deseos y os pido que lo hagáis con la misma ilusión con que yo lo hago. Sólo si cada uno de nosotros creemos en una Navarra mejor seremos capaces de entregar a nuestros hijos el testigo que nuestros padres y nuestras madres nos legaron", ha afirmado.

Además, ha pedido que "nadie piense que el tiempo que inauguramos hoy es un mero paréntesis o un accidente pasajero". "El cambio ha venido para quedarse. Primero porque lo exigen los navarros, y segundo porque los que asumimos dicha responsabilidad lo hacemos conscientes del reto que supone y preparados para afrontarlo", ha apuntado.

Barcina dice que valorará a Barkos por "los hechos"

El Gobierno que inicia Barkos pone fin a casi 20 años de gobiernos de la derecha en Navarra. En 1996 comenzó el mandato de UPN, primero de la mano de Miguel Sanz y en 2011 de Yolanda Barcina. Una legislatura la de esta última marcada por el escándalo del cobro de cuantiosas dietas de Caja Navarra.

Pese a ello, Barcina ha señalado este miércoles que valorará al nuevo Ejecutivo liderado por Uxue Barkos "por los hechos" y ha apostillado: "Se irá viendo, a mí me gustan los hechos". Así se ha expresado en declaraciones a los periodistas minutos antes de comenzar el acto de investidura de Barkos como presidenta de Navarra, un relevo que su antecesora vive, ha dicho, "con normalidad y democracia". Barcina ha indicado que ahora empieza una nueva etapa y hay que ver "hechos", porque los "hechos" son "lo importante de un Gobierno".