Público
Público

La construcción de 'Els Comuns' Podemos decide esta semana si habrá líneas rojas para unirse al nuevo partido catalán

Los inscritos de la formación en Catalunya tienen hasta el sábado para votar si desean adoptar como "imprescindibles" las condiciones de la dirección de Albano Dante en el proceso de confluencia en 'Els Comuns' con Bcomú, ICV, EUiA y Equo. El secretario general de Podem afirma que, pase lo que pase en la votación, su partido "siempre estará dispuesto a seguir construyendo". "Si no es ahora, puede ser más adelante", zanja. 

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 7
Comentarios:

Pablo Iglesias y Albano Dante, durante el acto. EFE/Marta Pérez

Podemos defiende que quiere formar parte del nuevo sujeto político catalán, pero hasta el próximo lunes no estará claro si seguirá caminando hacia la confluencia con Bcomú, ICV, EUiA y Equo sin trazar líneas rojas. Desde este jueves, los 52.000 inscritos de Podem están llamados a la consulta en la que decidirán si permiten que su formación se una a estas fuerzas para dar vida a este nuevo partido, aún sin nombre definitivo y conocido como Els Comuns, que previsiblemente surgirá de la Asamblea que tendrá lugar el 8 de abril.

Y, mientras los inscritos de Podem se preparan para votar, otras fuerzas de esta confluencia reprochan a la dirección y a su secretario general, Albano Dante, que "manipulen" los hechos para enmascarar que lo que frena la integración es en realidad su voluntad de garantizarse una "cuota de poder". Así lo explican a Público fuentes conocedoras de la negociación, antes de cerrar la puerta a nuevas oportunidades de "confluir" juntos si Podem deja pasar este tren. "Es ahora el momento de hacer la confluencia, no habrá un después", sentencian.

Dante: "Podem siempre estará dispuesto a seguir construyendo. Si no es ahora, puede ser más adelante"

"Podem siempre estará dispuesto a seguir construyendo. Si no es ahora, puede ser más adelante", asegura a este medio Dante, que plantea varias opciones en el caso de que no lleguen a un entendimiento con el resto de fuerzas: "Si no es uniéndose en una misma organización, que sea más adelante, o en una coalición, o en una federación. El tema es hacerlo bien, paso a paso, respetando los tiempos de cada organización", señala.

En caso de que la militancia decida que los puntos enumerados por la dirección son efectivamente condiciones "imprescindibles" para continuar con el proceso, fuentes de la dirección apuntan que trabajarán para abrir un periodo de negociación en el que intentarán llegar a un acuerdo con Barcelona en Comú (Bcomú), Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) y Equo, el resto de fuerzas que impulsan la creación de este nuevo partido. Hay opciones y pista para negociar, insisten. 

En concreto, las condiciones por las que Podem preguntará a la militancia pasan por la necesidad de garantizar la participación de los inscritos en Podem a través de la propia web del partido, y no desde una plataforma común con el resto de fuerzas (unpaisencomu.cat); la adopción de un código ético antes de sellar el acuerdo y la utilización de un sistema proporcional con listas abiertas para elegir a la dirección del nuevo partido. 

Montero: "Pase lo que pase seguiremos siendo compañeros de viaje en el espacio de cambio"

La dirección de Podem está a favor de marcar estas condiciones como líneas rojas, y reconoce que es posible llegar a escenarios inesperados en el caso de que no sean adoptadas como tales. Según afirmó el propio Dante en una reciente entrevista con el Diari Ara, si la militancia vota a favor de continuar con esta hoja de ruta obviando los requerimientos de la dirección, sería necesario abrir un debate que muy probablemente desembocaría en una nueva Asamblea Ciudadana que tendría que escoger una nueva dirección y un nuevo secretario general, algo que los estatutos de la formación morada no permiten hasta el mes de julio, y el actual secretario general seguirá al timón hasta entonces.  

Por su parte, la dirección estatal de Podemos ha intentado no pronunciarse sobre el proceso, reivindicando la autonomía de su homóloga catalana. La portavoz parlamentaria, Irene Montero, afirmaba este martes en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados que Dante y el resto de dirigentes catalanes no deberían dimitir si la propuesta que respaldan no sale elegida. Defendía que lo "lógico" es que "desde el último inscrito hasta el secretario general y los miembros del Consejo de Coordinación (Ejecutiva)" puedan dar su opinión, e incidía en que "pase lo que pase" seguirán siendo "compañeros de viaje en el espacio de cambio" con el resto de fuerzas de Els Comuns 

De la misma forma se expresaba el secretario de Organización y Programa del partido, Pablo Echenique, sólo un día antes: "Independientemente del resultado de las conversaciones, hablamos de compañeros de viaje y aliados"; "Vamos a participar del mismo espacio de cambio en la forma que sea”, insistía. 

La construcción del nuevo sujeto político catalán ha cogido ritmo durante los últimos tres meses, aunque la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el líder de la confluencia catalana En comú Podem, Xavier Domènech, anunciaron su intención de construir un espacio político propio semanas después de que En Comú fuera la opción más votada en Catalunya durante las elecciones generales del pasado 20 de diciembre de 2015. 

Intercambio de reproches

Las "manipulación" para sustentar sus argumentos que desde otras formaciones promotoras de la confluencia atribuyen a Podem, pasan por afirmar que sí existe una propuesta de código ético -además de la que abandera el partido morado- y  por sostener que el texto definitivo será aprobado tras la Asamblea constituyente del 8 de abril.

La dirección de Podem se sacude las críticas sobre las cuotas de poder: afirman que su intención es precisamente montar "una estructura que no esté controlada por los aparatos de los partidos".

Afean también al partido morado que critique el modelo adoptado para las listas, que según su versión sí son abiertas, y recuerdan que la empresa que proporciona el soporte informático, Agora Voting -la que siempre ha contratado Podemos para sus procesos internos- sostiene que no es viable que los inscritos de cada una de las formaciones confluyentes voten desde sus respectivas páginas web. Hay personas inscritas en más de una formación, y afirman que agruparlas en una suerte de censo único vulneraría la Ley de Protección de Datos -si no contaran con su consentimiento expreso-. 

Por su parte, Dante se sacude las críticas: presume del esfuerzo realizado por su partido -"A lo largo de estos últimos tres meses nos hemos volcado en la construcción de esta nueva organización"-, y reconoce que las listas que hoy están sobre la mesa son abiertas, pero afirma que sistema propuesto "no es proporcional, sino mayoritario. Es como el del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta con el 30% de los votos". "Podemos hace mucho tiempo que dejó atrás estos sistema que laminan la pluralidad", apunta. 

Desde su partido insisten también en que el código ético en cuestión debe haber sido acordado antes de la asamblea -afirman que en caso contrario estarían extendiendo un cheque en blanco-, e inciden en que la situación actual viene de la "imposibilidad de aceptar", por parte de Podem, la propuesta de "las otras fuerzas" de "concurrir todos juntos en una lista pactada por los partidos". De hecho, devuelven la crítica sobre las cuotas de poder, y afirman que la intención de Podem es, precisamente, montar "una estructura que no esté controlada por los aparatos de los partidos". 

La pregunta

Los 52.000 inscritos de Podem podrán votar entre las 10.00 horas de este jueves y las 23.59 del sábado 18, pero los resultados no se conocerán hasta el lunes 20.
Esta es la introducción de la cuestión en la web de Podem. A continuación, la única pregunta que figurará en la papeleta virtual, y las dos posibles respuestas: 

"Durante estos meses se ha explorado la posibilidad de crear un nuevo sujeto político con ICV, BEC y EUiA. Se plantea la asamblea fundacional de un nuevo partido político para abril. Durante el proceso de creación de este nuevo partido con ICV, BEC y EUiA, Podem ha planteado:

Un Código Ético común 

Un sistema proporcional con listas abiertas para la elección de los órganos.

La participación de todas las personas inscritas de Podem Catalunya de la manera habitual.

A día de hoy, las condiciones que ha planteado Podem no se han aceptado".


“¿Crees que estas condiciones son imprescindibles para la participación de Podemos en la asamblea fundacional del nuevo partido con ICV, BComú y EUiA?”. 

a) “Sí, son imprescindibles. No podemos continuar en el nuevo partido con ICV, BComú y EUiA sin estas condiciones”.

b) “No son imprescindibles. Podemos continuar en el nuevo partido político con ICV, BComú y EUiA sin estas condiciones”.