Publicado: 06.09.2015 15:54 |Actualizado: 06.09.2015 15:54

Podemos decide liderar en Aragón una lista de confluencia ciudadana con el objetivo del ‘sorpasso’

El Consejo Ciudadano acuerda, tras una reunión maratoniana, iniciar esta misma semana los contactos con Ahora en Común y con Zaragoza en Común para presentar una candidatura integradora en las generales

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 10
Comentarios:
El secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique. E.B.

El secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique. E.B.

ZARAGOZA.- Podemos trabajará para presentar candidaturas de confluencia ciudadana en Aragón en las próximas elecciones generales. Su consejo autonómico acordó a última hora del sábado la propuesta de la dirección estatal para “liderar las conversaciones que puedan conducir a complementar la lista de Podemos con perfiles de la sociedad civil que sean elegidos en primarias abiertas”, según explicó su secretario general, Pablo Echenique.

Los interlocutores serán básicamente dos: Zaragoza en Común, la entidad de confluencia que gobierna el ayuntamiento de la capital, y Ahora Aragón en Común, plataforma ciudadana que lleva un tiempo trabajando para preparar las generales. “El primer actor con el que debemos hablar es Ahora en Común, por su ámbito”, señaló, aunque “todas las decisiones tendrán en cuenta a Zaragoza en Común”.



Los otros dos partidos con representación parlamentaria en Aragón situados a la izquierda del PSOE, Chunta Aragonesista (Cha) e Izquierda Unida (IU), se han mostrado partidarios de buscar fórmulas de confluencia. Los segundos apuestan abiertamente por el modelo de Ahora en Común.

Iniciar los contactos esta semana

La previsión del partido violeta, explicó Echenique, es “iniciar esta misma semana las conversaciones”, aunque con dos ‘líneas rojas’: una, “que no se trate de un acuerdo de cúpulas, sino de una alianza entre Podemos y espacios de unidad popular”, cuyos candidatos se integrarán en las listas de esa formación tras ser designados en “primarias abiertas a todo el mundo”; y, otra, “que la palabra Podemos aparezca en primer lugar en la papeleta”.

Este segundo requisito responde, dijo, a que su formación “es la herramienta de cambio político que la gente identifica mejor” y a que “somos un referente a nivel estatal”. “Vamos a hablar con las plataformas –matizó el líder de Podemos en Aragón-, pero eso no quiere decir que no podamos hablar con los partidos; aunque en ningún caso para formar una coalición”. “Estamos abiertos a debatir” sobre el orden de los integrantes de las listas, anotó, pero “esto no puede ser un bazar” ni incluir “regateos de la vieja política”. Las candidaturas, añadió, “deben reflejar el peso político [de quienes las forman], pero sin apriorismos”.

“En unas primarias abiertas puede presentarse todo el mundo”, aunque “es mejor que los candidatos sean percibidos como personas de consenso”, apuntó, al tiempo que aseguró que Podemos tendrá “flexibilidad” para elaborar el programa. No obstante, sugirió dos líneas sobre el aspecto programático: “no puede tener mil páginas” y “no podemos crear un programa que sea una ensalada de frutas”.

Por primera vez se abre la posibilidad” de derrotar al bipartidismo

Echenique se mostró convencido de que “por primera vez se abre la posibilidad” de que una candidatura de confluencia se convierta en la más votada en Aragón. “Es perfectamente posible”, dijo. “Los votos no se suman, pero se dan las condiciones”, añadió, en referencia al eventual efecto de sumar la potencia electoral de Podemos, Cha, IU, Zaragoza en Común y otras formaciones.

Aragón, con trece diputados y doce senadores, no es, ni de lejos, una comunidad cuantitativamente clave para determinar quien ocupa La Moncloa. Sin embargo, su comportamiento electoral tiene un valor simbólico: es la única en cuyas tres provincias siempre ha ganado el partido más votado en España. De hecho, los empates a tres escaños en Zaragoza entre UCD y PSOE en 1977 y entre socialistas y populares en 2004 se produjeron con más votos para el vencedor estatal en ambas ocasiones. Por otro lado, las del 24-M fueron los primeros comicios en los que los dos grandes partidos no alcanzaron, aunque solo por unas décimas, la mitad de los votos válidos.

Por otro lado, el Consejo Ciudadano autonómico de Podemos en Aragón acordó ampliar la Mesa Ciudadana –el equivalente de la ejecutiva en otras formaciones- con dos nuevos miembros “para tener mayor capacidad de acción política”, así como adecuar su estructura a la del Gobierno de Aragón para “facilitar la labor de vigilancia y marcaje” de este, según explicó el secretario general.

“Todavía no sabemos cuánto dinero nos han robado”

Por último, Echenique reclamó al ejecutivo autonómico que mantenga las acusaciones que tanto la comunidad como su empresa pública Plaza ejercen en los casos de presunta corrupción vinculados a la gestión de la plataforma logística de Zaragoza.

“Todavía no se sabe a ciencia cierta cuánto dinero nos han robado, pero puede ser en torno a cien millones de euros, que es lo que el actual Gobierno calcula que puede costar poner en marcha una renta básica”, dijo el secretario general de Podemos, para quien el ejecutivo de Javier Lambán “debe poner todo” para depurar las posibles responsabilidades.

“Hay que ir hasta el final” y “revisar los agujeros negros por los que se ha ido el dinero”, dijo, antes de asegurar que “Plaza es el epítome de este tipo de asuntos” y anotar, en referencia a Marcelino Iglesias, que la gestión bajo sospecha de esa empresa pública ocurrió durante el mandato de “un presidente al que se ha premiado con una jubilación dorada” como presidente autonómico.

Llega a juicio el primer caso de presunta corrupción de Plaza

En quince días comienza el juicio del caso Pagarés, en el que el exconsejero delegado de Plaza, Carlos Esco; el exgerente, Ricardo García Becerril; el exdirector técnico, Miguel Ángel Pérez, y el empresario y expropietario del Real Zaragoza, Agapito Iglesias, se enfrentan a peticiones de hasta 17 años de prisión como presuntos autores de un desfalco de 17 millones en la construcción de unas naves.

En unas semanas finalizará también la instrucción de la pieza principal del caso Plaza, en el que hay alrededor de 40 imputados y en el que el Juzgado de Instrucción número 1 investiga un presunto saqueo que algunos informes periciales sitúan por encima de los 80 millones de euros