Publicado: 27.04.2014 00:00 |Actualizado: 27.04.2014 00:00

Del tarot a la extrema derecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si usted quiere contactar con los ángeles o curar su espíritu, puede hablar con él. Si desea alistarse a un partido ultraderechista que desprecia a inmigrantes y homosexuales, también. El tarotista y "sanador" vasco Alberto Lajas, un ex testigo de Jehová que estuvo preso por no pagar la pensión a sus hijos, ha sido designado como responsable en Euskadi de Soluciona, una nueva plataforma de extrema derecha que, entre otros aspectos, aboga por cerrar las fronteras, echar a los extranjeros y acabar con la protección a las mujeres maltratadas.

"Lo cierto es que estoy nervioso ante tanta responsabilidad", confesó Lajas a través de una nota enviada en los últimos días por correo electrónico, en la que se presenta como delegado de Soluciona en "Vascongadas", terminología empleada habitualmente por los ultraderechistas para referirse a Euskadi. Su líder a nivel nacional es Armando Robles, un empresario malagueño que en los años noventa llegó a desempeñarse como jefe de prensa del polémico alcalde marbellí Jesús Gil. En la actualidad, Robles ha cogido cierto protagonismo gracias a las habituales soflamas racistas y homófobas lanzadas desde su periódico en internet, Alerta Digital.

Este apasionado ultraderechista también está al frente de La ratonera, un programa televisivo en el que abundan los insultos contra extranjeros, gais y militantes de izquierdas. Allí suele tener como invitado al sacerdote franquista Jesús Calvo, el mismo anciano de sotana que hace algunas semanas se animó a asegurar que el cáncer que sufre el socialista Pedro Zerolo es un castigo divino por su homosexualidad. Esta teoría fue defendida y amparada por Robles en La Ratonera, que incluso fue un poco más lejos: "No cambiaría la vida de mi perro por la de Zerolo", afirmó el líder de Soluciona. Lejos de reprender a Robles por sus comentarios ofensivos, el Padre Calvo se encargó de echar más leña al fuego: "desgraciadamente -lamentó el sacerdote- se ha quitado la pena capital".

El discurso de esta formación -que también incluye una defensa a ultranza de la unidad de España, acompañada por la abolición de las autonomías y del más mínimo gesto separatista- ha conquistado al tarotista Alberto Lajas. "Es una gran responsabilidad la que me acaban de dar, pero a la vez un orgullo, ya que soy uno de los miles de españoles que está cansado de ver que esto sigue igual", expresó en la nota remitida a sus contactos en Euskadi. En su currículum no ha incluido ninguna referencia sobre sus inclinaciones políticas, aunque sí sobre sus supuestos dones extraterrenales: "tarot espiritual", "terapia con ángeles" y "sanación" son algunas de sus cualidades.

Lajas también se presenta como el autor de varios libros esotéricos, a través de los cuales promete enseñar a sus discípulos a hacer milagros e incluso se ofrece para "invocar" en vivo y en directo al arcángel Rafael, con la misión de que "sane y ayude a los presentes". De manera paralela a su militancia en el nuevo partido de la extrema derecha, el presunto "sanador" ha anunciado que en los próximos días pondrá a la venta un nuevo libro sobre tarot en el que explicará cómo echar las cartas.

Más allá de las cuestiones místicas, su principal obsesión a nivel terrenal es la Ley de Género. O mejor dicho, cómo destruirla. "Hay una realidad que los políticos esconden, y es que cada año se suicidan unos 4.000 hombres. Son hombres desesperados a los que la Ley de Violencia de Género encarcela, a quienes se les impide ver a sus hijos y a los que se les estigmatiza de por vida", afirma Lajas en un artículo difundido por el partido Soluciona. En ese texto, el responsable de esa formación ultra en Euskadi asegura que hay "miles de hombres encarcelados sin más, por una denuncia de una mujer desalmada, cabreada o enfadada, que conoce bien cómo utilizar este ‘arma' legal contra su pareja".

En una nota enviada anteriormente al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, Lajas reclamaba la "puesta en libertad cautelar de todos los presos por la Ley de Violencia de Género" y confesaba que él mismo había sido denunciado por su anterior esposa. Según sus propias palabras, en 2007 permaneció cuatro meses en la cárcel por retrasarse en el pago de la pensión alimenticia a sus dos hijos menores, a quienes lleva varios años sin ver.

Con estos antecedentes, Lajas se esfuerza ahora por atraer a otros "padres discriminados" por la Ley de Violencia de Género para que se sumen al nuevo proyecto de la extrema derecha. "El estar todo el día quejándonos de lo mal que está todo no va a ningún lado", escribió recientemente en su cuenta de Facebook, desde donde realizó un llamamiento a sumarse al partido ultra en el País Vasco, un territorio en el que las formaciones fascistas son aún más residuales que en el resto del estado.

A pesar del escaso respaldo mostrado hasta ahora por sus paisanos, el tarotista se muestra animado con su militancia en Soluciona. De momento, Lajas cuenta con el apoyo de la alavesa Blanca Escaño, presidenta de la Asociación de Mujeres y Hombres en Defensa de la Igualdad Real (AMYHIR), otra de las organizaciones que cuestionan severamente las políticas de género.

"Hay muchos partidos, pero ninguno hasta ahora había coincidido tanto como éste con nuestra propia visión de la sociedad y del papel de las familias españolas. Existe una coincidencia casi plena en los objetivos de cara a la consecución de una sociedad más justa y en la que ser hombre deje de ser un lastre a efectos legales", afirmó Escaño en una nota difundida por Alerta Digital.

En cualquier caso, ni Lajas ni Escaño tendrán la ocasión de medir sus apoyos en el País Vasco en las elecciones europeas del próximo 25 de mayo: tras asegurar que había recogido 18 mil firmas -tres mil más de las solicitadas por la Junta Electoral-, Armando Robles afirmó este jueves que no se presentará a las elecciones europeas. Para justificar su decisión, aseguró que sus hombres en varias comunidades autónomas no habían sido capaces de reunir un mínimo decente de avales. Al menos esta vez su compañero Alberto Lajas, el sanador que dice hablar con los ángeles, no pudo obrar el milagro.