Publicado: 24.08.2016 14:22 |Actualizado: 24.08.2016 22:45

EH Bildu emprende la vía judicial para tratar de salvar la candidatura de Otegi

Más allá de lo que decidan los tribunales, la coalición abertzale no retirará su nombre de los carteles ni dejará de reivindicar la figura del político vasco para las elecciones autonómicas del 25 de septiembre. Si no puede presentarse, su sustituta –posiblemente una mujer- saldrá de las listas ya registradas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El candidato a lehendakari por EH Bildu, Arnaldo Otegi, junto a Maddalen Iriarte, en la presentación de la periodista como segunda en las listas de la coalición soberanista por Gipuzkoa para las elecciones vascas del 25-S. EFE/Juan Herrero

El candidato a lehendakari por EH Bildu, Arnaldo Otegi, junto a Maddalen Iriarte, en la presentación de la periodista como segunda en las listas de la coalición soberanista por Gipuzkoa para las elecciones vascas del 25-S. EFE/Juan Herrero

BILBAO.- Pase lo que pase, no habrá tribunal ni sentencia que frene la decisión de EH Bildu de llevar a Arnaldo Otegi como candidato a lehendakari. Así está marcado en la hoja de ruta de la coalición independentista, que este martes recibió la primera notificación de una larga batalla judicial: la Junta Electoral de Gipuzkoa, siguiendo el guion previsto, ha certificado que el político vasco es “inelegible”. Nada nuevo bajo el sol de Donostia, Bilbao o Vitoria, donde Otegi ya actúa –y seguirá actuando- como máximo referente abertzale de cara a la cita electoral del próximo 25 de septiembre.

En uno de sus veranos más atípicos, los responsables de EH Bildu tienen todo preparado para recorrer el camino de los tribunales. Un camino que comienza esta misma semana y en el que intentarán frenar los intentos de vetar a su candidato a lehendakari, tal como promueven el gobierno en funciones de Mariano Rajoy con el amparo de Ciudadanos, UPyD –que ha decidido no presentarse a las elecciones autonómicas por su imparable declive- y algunas asociaciones de víctimas del terrorismo.



El pronunciamiento emitido este martes por la Junta Electoral guipuzcoana –provincia por la que se presenta Otegi como cabeza de lista- no ha generado ningún tipo de sorpresa en el ámbito de la izquierda soberanista vasca. “Ahora comienza la batalla de la argumentación”, señalaron a Público fuentes próximas al candidato abertzale. Tras analizar detenidamente la situación, tanto Otegi como su entorno están plenamente convencidos de que su inhabilitación “es inaplicable en base a la jurisprudencia existente en varios casos”.

Por tales motivos, los abogados de EH Bildu presentarán un recurso contra este veto ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Si ese órgano mantiene la inhabilitación de su candidato, la formación soberanista tendrá que recurrir al Tribunal Constitucional, que deberá pronunciarse sobre este asunto antes del 9 de septiembre –fecha de inicio de la campaña electoral-. La incertidumbre, estiman en ámbitos políticos del País Vasco, seguirá hasta ese día.

Estos aspectos fueron valorados por los portavoces de la formación independentista en una rueda de prensa ofrecida este miércoles en Donostia. “Esto no es solo la vulneración de derechos de Arnaldo Otegi. Es un ataque a toda la sociedad” afirmó el diputado Oskar Matute. “Se trata de democracia sí o no”, apuntó. “Lo que está claro –añadió- es que Arnaldo Otegi es nuestro candidato a lehendakari, porque así

Un par de horas antes, el propio Otegi había confirmado que defenderá su candidatura a través de la vía judicial. “En términos jurídicos me parece una grave equivocación (…) Sabemos lo que dice la doctrina sobre las inhabilitaciones, y con esa tranquilidad vamos a encararlo –señaló-. Plantearemos el recurso ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y veremos lo que ocurre al final”, advirtió en una entrevista ofrecida a los servicios informativos de ETB, la televisión pública del País Vasco. “No vamos a permitir que el Estado español nos diga quiénes pueden ser candidatos y quiénes no”, remarcó.

Seguirá en el cartel

Más allá de lo que ocurra en los tribunales, la coalición abertzale –compuesta por Sortu, EA, Aralar y Alternatiba- ya ha decidido que el dirigente independentista seguirá siendo su principal apuesta durante toda la campaña electoral, más allá de lo que resuelva el TC. “Al margen de lo que finalmente ocurra, Otegi hará la campaña exactamente igual como candidato a lehendakari, figure o no en la papeleta”, adelantaron a Público fuentes abertzales. Eso significa que su nombre estará en todos los carteles, obviando cualquier tipo de inhabilitación. También será el protagonista de los principales actos de campaña, incluyendo los debates. Tras el 25-S, sea cual sea el resultado de las urnas, ocupará un “lugar relevante” en el trabajo parlamentario que desarrollará EH Bildu en Vitoria.

¿Y si finalmente el TC anula su candidatura? Las fuentes consultadas por este periódico se limitaron a recordar que la figura del postulante al cargo a lehendakari “no tiene un carácter legal, sino que se utiliza política y mediáticamente para centrar la atención en una persona”. Otegi, por ejemplo, se presenta como cabeza de lista por Gipuzkoa. En ese contexto, EH Bildu apostará por una candidatura “en equipo”, con su actual líder como principal reclamo, acompañado por las candidatas de Bizkaia y Araba: la periodista Jasone Agirre y la concejala de Vitoria, Miren Larrion, respectivamente. Junto a ellas también estará la presentadora de ETB Maddalen Iriarte, quien va como número dos por Gipuzkoa. Justo detrás del candidato a lehendakari.

“Dimensión política”

Tras conocerse el pronunciamiento de la Junta Electoral de Gipuzkoa, los partidos vascos han hecho sus propias valoraciones. Una de las primeras en pronunciarse fue Nagua Alba, secretaria general de Podemos en Euskadi. “Si Otegi puede presentarse o no es una cuestión jurídica discutible, en la que existen muchas posiciones, pero también tiene una dimensión política”, destacó la responsable de la formación morada, quien remarcó que la sociedad vasca “no necesita tutelas para decidir quién le representa o no” en el Parlamento Vasco. “Por ese motivo, Arnaldo Otegi debería poder presentarse a las elecciones del 25 de septiembre”, subrayó Alba.

El PNV –a través de la responsable del partido en Bizkaia, Itxaso Atutxa- realizó una lectura similar. “Criticamos las condenas del ‘caso Bateragune’ –proceso judicial por el que el candidato abertzale acabó en la cárcel- y defendemos que todos los partidos políticos puedan presentarse en libertad e igualdad de oportunidades. También Otegi”, afirmó en Bilbao, ciudad que esta semana celebra su Semana Grande. “En democracia –añadió-, las decisiones las adopta la ciudadanía. Por tanto, la ciudadanía vasca debe ser la que decida si Otegi debe estar en el Parlamento Vasco o no”.

Por su parte, el lehendakari Iñigo Urkullu también se refirió a la decisión de la Junta Electoral de Gipuzkoa en torno a la candidatura de la izquierda independentista. Si bien criticó la “injerencia” en este caso del ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, el mandatario vasco también criticó a EH Bildu por no recurrir “en tiempo y forma” la posible inhabilitación de su candidato. Asimismo, Urkullu defendió que todas las opciones políticas puedan presentarse en “igualdad de condiciones” a las elecciones del 25-S.

“Profundamente inmoral”

Mientras tanto, las sucursales vascas de PP y Ciudadanos volvieron a escenificar su apoyo a los vetos y las prohibiciones. El candidato de los populares, Alfonso Alonso, consideró como “profundamente inmoral que una persona que ha sido condenada por pertenencia a banda armada, que ha militado en una banda criminal que tanto daño ha hecho a nuestro pueblo, pretenda representar democráticamente” a la ciudadanía. También acusó a Otegi de haber formado parte de ETA y de haber actuado bajo su mandato –ambas cosas al mismo tiempo-.

Desde Ciudadanos, su responsable en el País Vasco y candidato a lehendakari, Nicolás de Miguel, reiteró que su partido impugnará la candidatura del líder abertzale, ya que configura, según sus propias palabras, “una falta de respeto hacia la dignidad y la memoria de toda la sociedad”. En medio de estas críticas, el PSE optó por el camino del medio. Su secretario de Organización, Miguel Ángel Morales, aprovechó la presentación del eslogan socialista de cara a las elecciones autonómicas –“Juntos”- para destacar que su partido “no va a entrar en el juego” de convertir la campaña en un debate sobre el veto a Otegi. De hecho, el PSE no impugnará su candidatura.