Publicado: 03.11.2016 21:55 |Actualizado: 03.11.2016 21:57

ERC, PSC y la CUP tienden la mano al nuevo espacio político de los 'comunes' en Catalunya

El líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, llama a las distintas fuerzas de la izquierda catalana para “derrotar la hegemonía de Convergència”.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Xavier Domènech, de En Comú Podem, durante su intervención en la segunda sesión del debate de investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, que se celebra este miércoles en el Congreso de los Diputados.- EFE/Emilio Naranjo

Xavier Domènech: “El debate nacional es central y se debe abordar atendiendo a las múltiples soberanias que reclama recuperar la ciudadanía catalana". EFE/Emilio Naranjo

BARCELONA.— El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, ha llamado este jueves a “superar las divisiones identitarias” entre los diferentes partidos de la izquierda catalana para “derrotar la hegemonía neoliberal de Convergència” en Catalunya y unirse en la construcción de un “espacio alternativo de país”. Domènech ha sido el encargado de presentar las líneas políticas que guiarán la construcción del nuevo espacio político de 'los comunes' —plataformas políticas ciudadanas— en un acto que ha contado con la presencia de representantes de todas las fuerzas de la izquierda catalana en el Ateneu de Barcelona. Parlamentarios como Joan Tardà de ERC, Eva Granados del PSC y Anna Gabriel de la CUP han asistido al primer gran evento público de 'los comunes' para iniciar la construcción del nuevo sujeto político.

Los principales representantes de las fórmulas Barcelona en Comú, Catalunya Sí Que Es Pot y En Comú Podem también han acompañado a Domènech en su llamado colectivo a construir “una alternativa de país para Catalunya” tras los éxitos electorales cosechados por estas coaliciones en los últimos comicios municipales y generales. Entre ellos, se encontraban la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y sus tenientes de alcaldía Gerardo Pisarello y Jaume Asens; el secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin; los coordinadores de ICV, David Cid y Marta Ribas; el portavoz de CSQEP, Lluís Rabell; o el secretario de EUiA, Joan Josep Nuet.

Domènech ha sido el encargado de presentar las líneas políticas que guiarán la construcción del nuevo espacio político de 'los comunes'

Xavier Domènech se ha erigido como la cara visible en la construcción de este nuevo sujeto político al apelar a los distintos actores políticos a formar parte de un nuevo espacio de “radicalidad democrática”.
“No podemos dejar que nos separen elementos identitarios”, ha afirmado frente a cerca de 300 personas —pese a que un centenar ha seguido el discurso desde la calle. “Nuestro proyecto es la construcción de una democracia política, social y económica más avanzada”, ha añadido. Para el historiador, no se trata de “ocupar un espacio político preexistente o de renovar la política”, sino de protagonizar “un cambio profundo” marcado por unos retos históricos que “exigen nuevas respuestas” tras las distintas crisis a las que se ha enfrentado la ciudadanía.



“No es un debate de partido o de poder, sino de modelo de país”, ha asegurado Domènech. El diputado de En Comú Podem ha hablado, por tanto, de “construir una alternativa de país” que salga de “un proceso constituyente”. Un nuevo espacio “soberanista, de izquierdas y nacional” que ponga el acento en “las distintas soberanías económica, política, social y cultural” y no solo en la que se refiere al modelo institucional que necesita Catalunya. “En esta nueva época el debate no es cómo desconectas sino cómo conectas con las diferentes soberanías en un mundo global. Pensar la Catalunya nación como la nueva Catalunya nación red del siglo XXI”, ha argumentado.

Pese a todo, Domènech ha defendido que “el debate nacional es central” y que se debe abordar atendiendo a “las múltiples soberanias” que reclama recuperar la ciudadanía catalana. “La forma de construcción real de Catalunya es la forma de construcción de todas nuestras soberanias”, ha insistido. Domènech se ha referido a la necesidad de consolidar una alternativa política, económica, social, cultural y nacional en Catalunya que pueda implicar a las distintas sensibilidades de la izquierda catalana y, sobre todo, a la ciudadanía.