Publicado: 02.12.2015 12:52 |Actualizado: 02.12.2015 13:41

El fiscal no ve delito en la oferta
de trabajo a cambio de sexo del presidente del PP de Ourense

No encuentra indicios de delito de José Manuel Baltar, también presidente de la Diputación de la región, acusado por una mujer de ofrecerle trabajo a cambio de sexo

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar. EFE

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar. EFE

OURENSE.- La Fiscalía Provincial de Ourense ha decretado el archivo de las diligencias de investigación penal incoadas como consecuencia de una denuncia presentada contra el presidente de la Diputación y del PP en esta provincia, José Manuel Baltar Blanco, por ofrecer supuestamente un puesto de trabajo en dicho organismo provincial a cambio de mantener relaciones sexuales con la mujer que presentó la denuncia.

El caso fue llevado por el fiscal jefe en Ourense, Florentino Delgado, quien tomó declaración a la denunciante y analizó una serie de grabaciones que aportó y diversos mensajes que había recibido en sus números telefónicos, pero concluyó que "no existe en dichas pruebas expresión o manifestación meridianamente clara sobre la vinculación entre una supuesta relación sexual con la promesa de trabajo por parte del denunciado".

"No existe en dichas pruebas expresión o manifestación clara sobre la vinculación entre una supuesta relación sexual con la promesa de trabajo", dice el juez

De su análisis sí infiere que "existía una relación de tipo personal entre la denunciante y Baltar Blanco", pero no encuentra "indicio alguno sobre el supuesto trato que vinculara directamente la presunta relación sexual con la concesión de un puesto de trabajo". Al respecto, agrega que la contratación de la denunciante no llegó a producirse.

El pasado 13 de octubre, una mujer denunció ante la Fiscalía que Manuel Baltar le ofreció en el año 2010 "una plaza fija" en la institución provincial, que entonces aún dirigía su padre, José Luis Baltar, "o incluso en otro lugar", a cambio de sexo. Frente a esas acusaciones, el político del PP anunció una respuesta judicial y que buscaría "la contundencia de la ley".



Vía judicial

Según fuentes de la Fiscalía de Ourense, el archivo de las diligencias de investigación penal fue comunicado a la denunciante "hace unos días, en torno al pasado lunes", 30 de octubre, y en su escrito el fiscal recuerda que ello no impide interponer denuncia ante el juzgado que corresponda.

Precisamente, este miércoles La Voz de Galicia informa de que este martes la mujer decidió presentar una nueva denuncia ante el juzgado de guardia de Ourense. La mujer acusa a Baltar de supuestos delitos de acoso sexual, prevaricación y violencia de género, dada la condición de funcionario que tiene el denunciado por la promesa del puesto de trabajo, que según ella, habría sido mantenida hasta fechas recientes.

Argumentos del fiscal

No obstante, el fiscal que llevó el caso evaluó la posible existencia de conductas contra la libertad sexual, cohecho y abuso en el ejercicio de la función pública por si de los hechos denunciados podrían incardinarse en supuestos delictivos contemplados en el Código Penal.

Respecto a la posible existencia de conductas contra la libertad sexual, el fiscal señala que la denunciante es mayor de edad y con plena capacidad, y que según sus propias declaraciones, "no medió uso de fuerza o intimidación".

La mujer expuso que Baltar le prometió "una plaza fija" si mantenía "relaciones sexuales con él" y reconocía que accedió a ello "ante la necesidad del puesto"

En su denuncia ante la Fiscalía, la mujer había expuesto que Manuel Baltar le prometió "una plaza fija" si mantenía "relaciones sexuales con él" y reconocía que accedió a ello "ante la necesidad del puesto". Además, relataba que él le volvió a proponer mantener relaciones sexuales, pero que ella se negó "hasta que cumpliera su compromiso".

Sobre los supuestos delitos de cohecho y abuso en el ejercicio de la función pública, el fiscal recuerda que se trata de tipos delictivos que "no pueden darse en quien no es autoridad", y que los supuestos hechos denunciados se habrían producido dos años antes de que Baltar Blanco fuera nombrado presidente de la Diputación.

En concreto, la mujer denunció que el político del PP le ofreció en el año 2010 "una plaza fija" en la institución provincial. Baltar Blanco empezó a presidir la Diputación en febrero de 2012, tras la dimisión de su padre, al cual ya había sucedido al frente del PP de la provincia de Ourense en enero de 2010.

El fiscal de Ourense argumenta que "tampoco se está en el caso de que se hubiese procedido a realizar la contratación de la denunciante" y concluye que los hechos puestos de manifiesto "no aportan indicios suficientes de existencia de hechos delictivos", por lo que acuerda archivar las diligencias de investigación penal.

Según las fuentes de Fiscalía consultadas, el fiscal jefe de Ourense le tomo declaración a la mujer, pero no a Baltar Blanco porque lo que se suele hacer es que, una vez presentada la denuncia, se analizan los hechos y se toma declaración a la denunciante para estudiar si tiene más datos y pruebas que aportar, pero "si no se ve relevancia desde el punto de vista penal, ya no se hacen más diligencias".

El caso de esta denuncia contra Baltar acabó derivando en que los cuatro miembros que integran el Comité de Ética de la Diputación de Ourense presentasen su dimisión la pasada semana.