Publicado: 30.09.2015 21:03 |Actualizado: 30.09.2015 23:30

Grietas en la alianza PP-C's de Madrid tras la debacle de Rajoy en Catalunya

Cifuentes carga contra Aguado por pactar sistemáticamente contra sus medidas con el resto de la oposición. Los dos partidos, que alcanzaron un pacto de investidura para dar el Gobierno autonómico al PP, se enfrentan públicamente en las redes sociales.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8
Comentarios:
El líder de Ciudadanos, Ignacio Aguado, y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa en la que anunciaron su pacto de investidura. Archivo EFE

El líder de Ciudadanos, Ignacio Aguado, y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa en la que anunciaron su pacto de investidura. Archivo EFE

MADRID.- La clamorosa derrota del PP en Catalunya, que perdió 8 escaños desde 2012 y se quedó como quinta fuerza en el Parlament, y el contundente ascenso de Ciutadans, que casi triplicó los suyos pasando de 9 a 25 y convirtiendo a Inés Arrimadas en líder de la oposición en el Parlament, empieza a notar los primeros efectos secundarios en Madrid, en cuya comunidad Cristina Cifuentes es presidenta gracias al pacto de investidura alcanzado con la formación naranja que encabeza Ignacio Aguado.

Hace tiempo que una serie de cuentas en Twitter lanzan críticas afiladas a las políticas de C's (@Gracias_Cs, por ejemplo, es una de las más activas), sus compromisos, su presunta vinculación con el Ibex 35, su condición de marca blanca del PP o su supuesta ideología de derechas, en la que Albert Rivera nunca se ha incluido, pero a la que se le asocia, sobre todo, por un programa económico de corte liberal. Varios de esos tuits han sido recogidos en esta información.



"Ciudadanos no es el PP pero están votando sistemáticamente en contra", denuncia Cifuentes

Los tuits de estas cuentas, a los que nadie había dado categoría alguna en Ciudadanos, comenzaron a cobrarla cuando fueron retuiteados por dirigentes del PP, además, coincidiendo con que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, criticara muy duramente a la formación de Ignacio Aguado por haber decidido "hacer una oposición en bloque" con el resto de las formaciones parlamentarias. Durante un desayuno-coloquio, la jefa del Ejecutivo madrileño -que gobierna gracias a Ciudadanos- explicó que Aguado y sus concejales apoyaron al PP "en un discurso de investidura muy completo (...). Ciudadanos no es el PP pero están votando sistemáticamente en contra", denunció Cifuentes, mostrando asimismo su preocupación por si el proyecto de presupuestos no saliera tampoco adelante.

"Han sacado los tanques de guerra porque están atacados de los nervios desde que obtuvimos éxito en Catalunya y ellos no", cuenta Aguado (C's) a 'Público'

La jefa del Ejecutivo madrileño interpreta en clave de elecciones generales las resistencias de C's-Madrid a apoyar sus propuestas; sin embargo, desde Ciudadanos, se preguntan a qué se refiere con lo de votar "en bloque", puesto que "el PP no ha presentado ninguna iniciativa en la Asamblea como para que pudiéramos haber votado en contra de ellos", asegura Aguado.

El líder de Ciudadanos en Madrid apunta a "una campaña que el PP ha lanzado en las redes en contra de Ciudadanos". "Han sacado los tanques de guerra porque están atacados de los nervios desde que obtuvimos éxito en Catalunya y ellos no", sostiene Aguado en declaraciones a Público. "Están nerviosos por las catalanas y porque están viendo las orejas al lobo a nivel nacional también", señala al otro lado del teléfono.

Y, aunque asegura que su primer impulso fue responder en Twitter al ataque en la Red, finalmente optó por tomárselo con sentido del humor. Hasta que captó a los responsables, según Aguado. "Al principio creíamos que eran unos trolls, pero cuando ya contribuyeron a la campaña desde Nuevas Generaciones y la propia Isabel [Díaz] Ayuso [diputada del PP en la Asamblea de Madrid], tuve que actuar", explica. "En cualquier caso, no vamos a entrar ya más al trapo", concluyó Aguado respecto a las polémicas bromas distribuidas por los conservadores en las redes sociales.

"No hay ninguna trama ni nada por el estilo; yo veo simple humor de Twitter", razona Díaz Ayuso (PP)

Díaz Ayuso, por su parte, se defiende de las acusaciones de Aguado con aparente sorpresa: "Desconozco de dónde vienen esas imágenes y no sé por qué me veo involucrada en esto; cualquiera puede diseñar una imagen y difundirla", sostiene en declaraciones a Público. La diputada madrileña, uno de los rostros con más futuro del PP que viene, tal y como informó este periódico, cree que Ciudadanos ha sobredimensionado este asunto. "No hay ninguna trama ni nada por el estilo; yo veo simple humor de Twitter", explica quitando hierro a la parodia sobre Ciudadanos en la red.

Con todo, Díaz Ayuso admite con contundencia que de lo que ella sí es responsable es de la difusión de un vídeo con el que recuerda a Ciudadanos que la ampliación del abono joven de 20 euros de 23 a 26 años aprobado por la Comunidad de Madrid no es fruto del pacto de investidura con Aguado -como éste garantiza-, sino que iba en el programa electoral de Cristina Cifuentes.

Aguado advierte al PP de que su pacto con Cifuentes es de investidura, "no de gobierno"

Desde que Cifuentes fue investida presidenta gracias a Ciudadanos, los cien primeros días de legislatura no han sido fáciles en la Asamblea madrileña. La ley de Telemadrid o la que regulará qué hacer con los expresidentes que antes se recolocaban en el Consejo Consultivo fueron algunos de los obstáculos a salvar, aunque en el caso del Consejo, PP y Ciudadanos parecen haber conseguido un acercamiento y, ahora, sería la Radio Televisión pública el problema a solucionar. "Anunciaron un anteproyecto hace tres semanas que ha llegado a nuestras manos hace poco y mientras, nosotros nos reunimos para valorar el texto alternativo de PSOE y Podemos. Si ahora no llegamos a un acuerdo con el proyecto del Gobierno para poder enmendarlo y que incluya las propuestas de Ciudadanos, lo intentaremos con el texto alternativo de la oposición", advierte Aguado, recodando que su pacto con Cifuentes fue "de investidura, no de gobierno". En cualquier caso, añade, "todo esto suena al discurso de los bandos de la vieja política y nosotros estamos en otra liga", presume.