Publicado: 29.12.2014 08:09 |Actualizado: 29.12.2014 13:46

"Iglesias no sólo me apoyó porque le caigo muy bien; contar con una cara visible es útil"

El eurodiputado y candidato a la Secretaría General de Podemos en Aragón Pablo Echenique dice que no se plantea, de momento, postularse a las elecciones autonómicas en esa comunidad, aunque no descarta hacerlo incluso en la lista de la formación a las generales: "En política no hay nada imposible".

Publicidad
Media: 4.53
Votos: 17
Comentarios:
Pablo Echenique./ EFE

Pablo Echenique./ EFE

MADRID.- Pablo Echenique Robba no es un político convencional, ni siquiera en el marco de Podemos. A sus 36 años, el científico del CSIC y eurodiputado de la joven iniciativa política acostumbra a desterrar la retórica de su discurso, con el que suele dejar muy claro que va a por todas. El viernes, Echenique anunció que se presentará como candidato a la Secretaría General de la formación en Aragón, donde 34 personas deberán constituir una directiva que establezca las bases del partido en esta autonomía.

El eurodiputado conoce la importancia de medir los tiempos, y asegura que de momento no tiene en mente postularse a los comicios en su comunidad autónoma, pero reconoce no poder descartarlo, para acto y seguido sugerir que también podría postularse a las listas de la formación para las elecciones generales, objetivo prioritario de Podemos.

Echenique ultima hoy los documentos con los que intentará hacerse con la dirección de Podemos en Aragón para después desarrollar un programa "socialmente justo, concreto y técnicamente viable". En esta línea, entierra de forma implícita sus diferencias con el secretario general del partido y con su núcleo duro, que en noviembre le llevaron a retirar su candidatura a la dirección estatal, después de erigirse como el máximo exponente de la corriente alternativa a la que propugnaba Pablo Iglesias junto a su compañera en el Europarlamento Teresa Rodríguez.

Ahora ambos se empeñan en mostrar que todos reman en la misma dirección, que no hay fisuras en el partido, y han decidido dar un paso al frente para invertir su capital mediático en la construcción de directivas autonómicas fuertes, capaces de aguantar las presiones de un año político cargado de desafíos. El europarlamentario asegura que los ataques contra la formación se endurecerán conforme se acerquen los comicios, que los partidos "del régimen" intentarán demostrar que "los de Podemos son el caos". "Van a intentar esa jugada, pero creo que no les va a funcionar, que todo el mundo sabe que el caos son ellos, los que están gobernando ahora".



El sábado afirmó en La Sexta Noche que no se plantea postularse como candidato a las elecciones autonómicas en Aragón, pero en su día también aseguró a este diario que no participaría en el proceso de elección de los cargos orgánicos del partido para el que hoy se postula porque le daba "pereza". ¿De verdad no tiene claro lo que va a hacer? ¿Hay posibilidades de que se presente a las autonómicas en Aragón?​
En política no hay nada imposible, pero lo que sí es verdad es lo que dije ayer [por el sábado]: todavía falta bastante tiempo para eso, y las responsabilidades que tengo hoy ocupan la mayor parte de mi tiempo, no estoy pensando en ello. Existe una ventaja en este proceso: para participar en las primarias para elegir a los candidatos a las autonómicas puedes tomar la decisión en el último momento, pero para presentarte a la Secretaría General autonómica necesitas un programa político y organizativo, además de una lista para el Consejo Ciudadano. Son cosas que implican invertir mucho tiempo, y es en lo que estamos trabajando ahora a tope, para sacar las mejores propuestas. Lo de las primarias te lo puedes plantear en el último momento, por eso prefiero no pensar en ello y dedicarme a los procesos que tengo delante, y a mi labor en el Parlamento Europeo, que es para lo que he sido mandatado por la gente. Más adelante todo es planteable, eso y otras cosas también: al fin y al cabo hay unas elecciones generales en noviembre. Habría que verlo, pero en estos momentos no tengo previsto abandonar el Parlamento para presentarme a las primarias en Aragón.

¿Se plantea postularse como candidato a las generales?
En las generales habrá listas. Como hago yo, seguro que cualquiera de las caras visibles de Podemos está pensando dónde puede ser más útil. Si vives en una región determinada y como yo estás en el Parlamento Europeo, básicamente hay tres lugares donde puedes ser útil: en la Eurocámara, en tu región y en el Estado. No hay nada absolutamente decidido por parte de nadie, y vivimos en tiempos en los que todo cambia a una velocidad vertiginosa. En estos momentos no estoy pensando ni en una cosa ni en la otra: creo que a todos nos faltan datos, y pensar en eso ahora sería perder el tiempo.

"Los ataques a Podemos irán a peor cuanto más se acerquen las elecciones"

Ha dicho que no volverá de Bruselas por el momento. En caso de resultar elegido, ¿dejará su escaño o intentará simultanear ambas tareas?
Las dos tareas son perfectamente compatibles. Pablo [Iglesias] lleva desempeñando esas tareas desde que fue elegido secretario general, y hace muy bien las dos cosas a la vez. Incluso aunque resulte elegido no tengo previsto abandonar el escaño.

En dos líneas, brevemente: ¿Qué es lo primero que hará Podemos en Aragón si usted se pone al frente del partido en esa comunidad?
Coordinaré la construcción de un programa electoral socialmente justo, participado por la ciudadanía, concreto y técnicamente viable: una tarea que me motiva y apasiona. Después tocará estructurar la organización a nivel autonómico.

Ya estará trabajando en los documentos, ¿qué puede anticipar de la hoja de ruta que pretende trazar en Aragón?
Esta semana quiero ultimar con mi equipo y con la gente que me ayuda y asesora una propuesta organizativa, otra política y una lista de personas para conformar el Consejo Ciudadano. No va a haber grandes sorpresas: al fin y al cabo somos Podemos, y la gente ya sabe qué tipo de propuestas queremos llevar adelante. La Asamblea Ciudadana eligió el documento organizativo de Claro que Podemos [equipo de Iglesias] : es la organización que nos hemos dado entre todos, y nosotros, como todo el mundo, lo tomaremos como base para nuestra propuesta organizativa en Aragón. En lo que respecta al Consejo Ciudadano puedo adelantar que estoy pensando en estructurarlo esencialmente en dos partes: una primera parte que sirva como equipo de apoyo a la Secretaría General, formada por gente militante, de confianza, comprometida, integrada por personas que me han acompañado hasta aquí. Para constituir la segunda parte, más grande, haré un llamamiento a los círculos y a la ciudadanía para que propongan personas de diferentes áreas temáticas coordinadas con las competencias autonómicas, como Sanidad, Educación o Justicia.

¿Una lista de especialistas que no necesariamente hayan estado vinculados a Podemos?
Eso es. Somos una organización joven y creo que tenemos que recibir aportes de la ciudadanía, por lo que voy a pedir a todos los círculos y a la comunidad autonómica que propongan personas para cada una de las áreas. Tenemos que diseñar los detalles sobre cómo elegir a la gente, pero el llamamiento vamos a hacerlo.

¿Quiere formar una lista "inclusiva", como la que propone Teresa Rodríguez para Andalucía?
No he leído la propuesta de Teresa, la verdad, pero creo que es lo lógico. Lo he decidido por una cuestión de fuerza mayor: en este momento no tenemos una cantidad gigante de técnicos, asesores o cuadros, como los llaman los partidos habitualmente, simplemente porque acabamos de nacer. Lo lógico para construir un Consejo potente, con capacidad para abordar el reto que se nos viene encima, es que la ciudadanía aporte esa sabiduría y esa capacidad. No sé exactamente qué ha propuesto Teresa, pero esta es la vía lógica: un movimiento joven tienen que hacer esto por fuerza.

¿A qué obedece la decisión de anunciar su candidatura en este momento? ¿Se ha coordinado con Teresa Rodríguez, que hizo lo mismo hace una semana?
No, para nada. Como estas dos semanas estoy en España y no tenía trabajo parlamentario quería anunciarlo en Zaragoza, delante de la gente. Me parece bien contarlo en una entrevista, pero yo quería anunciarlo en Zaragoza, y tenía que hacerlo esta semana o la siguiente, porque después volveré a Bruselas. Mi equipo pensó que mediáticamente era bueno hacerlo así, pero también podría haberlo hecho durante esta semana.

"Da vértigo dar un paso adelante, pero tenemos que animar a la gente a que participe"

Ha dicho que Pablo Iglesias apoya su candidatura. ¿Le ha pedido que se presente o ha apoyado que lo haga después de que usted diera el paso?
Lo segundo. Tome la decisión tras consultarlo con mi gente y con la almohada, y un par de semanas antes de anunciarlo se lo comenté a Pablo, y le manifesté mi interés por que nos coordinemos y nos apoyemos entre Madrid y Zaragoza, algo lógico para que todo funcione bien. Hablamos un rato y dijo que le parecía bien que me presentase, que no se imaginaba un candidato mejor. A nivel organizativo y político entiendo que puede haber otras opciones, pero en términos mediáticos es difícil imaginar a alguien que sea más conocido. No es que Pablo me apoyase porque le caigo muy bien, que también, sino porque es bastante obvio que en estos tiempos mediáticos tan acelerados contar con una cara visible es bueno y es útil.

En su día usted fue muy crítico con las listas plancha que hoy se están usando en el proceso de elección de los candidatos a sentarse en los órganos municipales de Podemos en 743 pueblos y ciudades. ¿En las elecciones para el Consejo Ciudadano de Aragón a las que se presentará Pablo Echenique también habrá listas plancha?
Bueno, el documento organizativo que aprobamos en el encuentro en Vistalegre establece que tiene que haber listas. Nadie que se presente en ninguna autonomía lo puede cambiar, y lo único que puedes decidir es si tu lista es completa y cubre todos los puestos o si no lo hace. En el caso de Aragón, donde hay 34 puestos, me estoy planteando si propondré 34 nombres o si dejaré huecos para otras listas, lo estamos pensando. Al promover que la elección de una parte del Consejo sea muy participada y esté en manos de la ciudadanía entendemos que los defectos que puede tener una lista completa se reducen, pero también nos parece que podría ser buena idea dejar un lugar para que entren otras listas. En las reuniones de esta semana con mi equipo decidiremos los detalles, pero por la manera en que construiremos las listas creo que ambas opciones tendrían ventajas e inconvenientes.

Respecto a ese proceso constituyente municipal que ahora mismo afronta Podemos, ¿cómo evalúa que se está desarrollando? Ha habido algunas críticas por el hecho de que haya equipos con la denominación Claro que Podemos, que evidentemente da peso a las candidaturas que se refugian bajo esta marca.
Como siempre, creo que tenemos que mirar todos los procesos, exigirnos hacer las cosas lo mejor posible, pero creo que en general tanto en este caso como en el de la Asamblea Ciudadana es difícil encontrar un movimiento político que haga las cosas mejor que Podemos. Estoy contento con lo que está ocurriendo a nivel municipal: es verdad que la marca Claro que Podemos supone un aval de ese equipo, pero esencialmente significa poco más que un aval. Bajo esa denominación hay equipos totalmente diferentes en sus planteamientos o en la forma de conformar sus listas, y no sólo lo digo yo. Creo que simplemente es un gesto de confianza por parte del equipo Claro que Podemos, que está muy en su derecho de hacerlo, y no me parece mal. Mientras la gente sea la que decide, y eso en Podemos siempre lo hemos hecho así, lo demás se puede mejorar: puede haber opiniones, pero creo que al final el resultado siempre es de todos. Conozco de cerca el proceso de mi ciudad, Zaragoza, y en la lista de Claro que Podemos van muchos compañeros y amigos míos. Aunque nunca haya nada perfecto el balance es positivo, y creo que es difícil hacerlo mejor.

¿Qué es lo que sí se podría haber mejorado? ¿Qué es lo que habría que hacer de otra forma para que el proceso fuera mejor?
Respecto al proceso hay pocas cosas... Creo que tenemos que hacer un llamamiento todos, y aprovecho que me entrevistas para hacerlo: nos falta a veces más participación, tanto a la hora de votar como de presentar listas y gente. La lista de Maru Díaz, a la que yo he votado en Zaragoza, es una lista muy buena, con una candidata impresionante, pero el proceso sería mejor si se hubieran presentado más listas. Eso se puede mejorar, pero no depende tanto del proceso como de la voluntad de las personas de Podemos de dar pasos al frente, de participar y de tomar el toro por los cuernos. Sé que da vértigo dar un paso adelante así, pero tenemos que convencer a la gente de que todos podemos llevar a cabo este tipo de tareas. Cuanta más gente se anime a participar mejor será el resultado de la votación. Cuantas más listas, más personas y más debates haya será mejor.

"Mientras la gente sea la que decide, lo demás se puede mejorar: puede haber opiniones, pero al final el resultado siempre es de todos"

Hay debates como el de la posible confluencia con Ganemos en ciudades como Madrid o Zaragoza. En la capital, el equipo de Claro que Podemos no deja claro qué piensa hacer al respecto. En los casos de Madrid o Zaragoza, por ejemplo, ¿hay que aglutinar fuerzas y unirse a Ganemos? ¿Hay que crear una nueva marca blanca que englobe a todos?
Depende de la ciudad. Los Ganemos de Madrid y Zaragoza son distintos: los procesos son diferentes, la gente que participa es distinta y su historia también lo es. Uno de los procesos que ha pasado con los Ganemos es que cada uno ha sido creado de manera diferente. El hecho de que lleven el mismo nombre lleva a engaño, y por eso lo que decidimos en Vistalegre es que en cada sitio se decida si Podemos entra o no en este tipo de plataformas más amplias preguntándole a los inscritos, porque Ganemos Zaragoza y Ganemos Madrid son cosas distintas, aunque se llamen igual. Lo mejor es preguntarle a la gente: en cada ciudad la gente conoce bien lo que está pasando y decidirá lo que considere más correcto.

Con respecto a los ataques mediáticos y políticos a Podemos... Íñigo Errejón o el propio Pablo Iglesias no saben responder o no quieren anticipar por dónde van a ir las críticas en este periodo preelectoral. Sus adversarios han repetido hasta la saciedad que ustedes son bolivarianos, demagogos, populistas, que están con ETA, que no tienen programa... ¿Por dónde irán los ataques en el futuro?
Cuando se vayan aproximando las elecciones vamos a ver lo que ya hemos visto, lo que está pasando en Grecia. Van a intentar meterle miedo a la gente: dirán que Podemos hará subir la prima de riesgo, que los mercados no quieren a esta formación, que los de Podemos son el caos. Van a intentar esa jugada, pero creo que no les va a funcionar, que todo el mundo sabe que el caos son ellos, los que están gobernando ahora. Cuando vayan pasando los meses y vayamos desgranando propuestas sensatas y viables los ataques que acabas de mencionar se verán como lo que son: Chantajes, amenazas, ridiculeces que no tienen fundamento en la realidad. Si tuviera que predecir por dónde van a ir, diría que la forma que va a tomar el miedo que nos van a intentar inocular irá por esa línea. Lo estamos viendo en otros sitios de Europa, mira lo que pasa en Grecia.

Pero esto ya lo han dicho. Los medios mayoritarios han publicado que los mercados tienen miedo a Podemos, o que los empresarios os temen. ¿Van a seguir por esta línea y lo van a magnificar?
Cuanto más se acerquen las elecciones los ataques a Podemos irán a peor. La gente que está gobernando está muy acostumbrada al chiringuito que tienen montado y no lo van a soltar con facilidad: han demostrado que no tienen escrúpulos. El otro día Jean-Claude Juncker intentaba coaccionar al pueblo griego diciéndoles a quién tienen que votar, en un nuevo gesto de prepotencia y autoritarismo de esos a los que ya nos tienen habituados los lacayos del poder financiero. Lo hacen porque las elecciones en Atenas se celebrarán en febrero, pero cuando se acerquen las nuestras el señor Juncker, la señora Merkel y el señor Mario Draghi harán exactamente lo mismo.