Publicado: 15.03.2016 18:12 |Actualizado: 15.03.2016 21:41

Iglesias y Sánchez inician contactos: uno por Whatsapp y otro por Telegram

Podrían reunirse en los próximos días, aunque sus posiciones siguen siendo inamovibles. En principio, han acordado hablar esta tarde, según fuentes oficiales de Podemos

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), saluda al responsable de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, en presencia del líder de la formación, Pablo Iglesias, durante el homenaje.- EFE

Foto de archivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, acompañados de Rafael Mayoral (derecha). / EFE

MADRID.- Tras una semana de inmovilismo, parece que vuelve a abrirse una posibilidad de negociación entre PSOE y Podemos. Pedro Sánchez, como lleva repitiendo desde hace días, dijo desde Barcelona que está abierto a hablar con el partido de Pablo Iglesias para llegar a un acuerdo, y el líder de la formación morada recogió el guante este martes y anunció que le llamaría.

No fue una llamada sino un whatsapp al que Sánchez le contestó con un telegram, red social a la que se unió el líder socialista ayer por la noche. Ambos quedaron en hablar esta tarde y podrían reunirse en los próximos días, aunque las posiciones de cada uno siguen siendo inamovibles en los temas fundamentales.

Aunque Sánchez posiblemente acudirá a la votación del pleno, no parece que el encuentro entre ambos se produzca hoy. Pero el PSOE celebra el acercamiento y no pondrá reparos a un encuentro próximo, cuya fecha aún no ha sido decidida, bien entre ambos líderes, bien entre comisiones negociadoras. En el segundo caso, siempre sería en compañía de Ciudadanos (C's).

En el PSOE se insiste en que será congruente con todo lo pactado con el partido liderado por Albert Rivera y con los posicionamientos adoptados hasta ahora, pero creen que hay margen para una negociación con Podemos que pudiera permitir el ansiado pacto a tres que le permitiría a Sánchez sortear una segunda investidura y llegar a la Moncloa.



El PSOE y Podemos no habían logrado reunirse tras el debate de la investidura fallida del líder socialista como presidente del Gobierno por la diferencias irreconciliables entre ambos partidos sobre el papel de C's.

Así, mientras los socialistas siguen dando validez al pacto de investidura suscrito antes del debate entre Sánchez y Rivera y, por tanto, aduciendo que asistirán a cualquier negociación con el equipo del partido naranja, Podemos rechaza sentarse con C's por entender que es una pérdida de tiempo por lo irreconciliable de las propuestas socioeconómicas.

En esta ocasión, sin embargo, Sánchez pareció dejar una puerta abierta a una reunión a solas con Iglesias durante su visita a Barcelona (donde se reunió con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont), en la que tendría que concretarse si queda alguna posibilidad de no ir a elecciones el 26 de junio.

Fuentes socialistas indicaron que, en ningún caso, las conversaciones con Iglesias supondrán romper o traicionar el acuerdo con el partido naranja, pues el PSOE se siente muy cómodo con ese pacto y considera que ha sido muy bien acogido por sus bases y por la ciudadanía.