Publicado: 10.11.2015 20:39 |Actualizado: 10.11.2015 23:30

La inútil batalla de los cuatro grandes partidos por el centro político

PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos han hecho de sus supuestos posicionamientos de centro el eje de su campaña. Pero, ¿es efectiva esa estrategia? ¿Existe un electorado de centro en España? 'Público' analiza con expertos el escenario electoral que se presenta para el 20-D.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 9
Comentarios:
Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias batallan desde el "centro" por llegar a La Moncloa el 20 de diciembre.

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias batallan desde el "centro" por llegar a La Moncloa el 20 de diciembre.

MADRID.- El PP es de centro-derecha. El PSOE, de centro-izquierda. Ciudadanos, el centro; y Podemos, la centralidad. Así se autodefinen los cuatro grandes partidos que, según las encuestas, tienen opciones para entrar en La Moncloa el próximo 20 de diciembre. Pero... ¿existe realmente el centro político? De ser así... ¿resultará exitosa su estrategia electoral? ¿Puede triunfar el centro en España? Según los expertos consultados por este diario podría concluirse que no.

Por un lado, porque ninguna de esas formaciones puede considerarse realmente de centro, aunque todos coinciden en que sería el PSOE el que más se acercaría a ese posicionamiento. Por otro, porque aunque las encuestas -como la última del CIS- muestran que el electorado se autodefine como moderado o de centro, ello no se traduce en votos reales. Y, por último, porque el centro nunca ha llegado a tener éxito en España. No desde que la UCD de Adolfo Suárez -a quién tanto Mariano Rajoy, como Pedro Sánchez, Albert Rivera -que incluso se identifica con él- y Pablo Iglesias les gustaría parecerse- fue absorbida por el PP.

Por ello, todos recomiendan a estas formaciones que se definan mejor de cara a la batalla de las elecciones generales. "La gente no es tonta y si te disfrazas de lo que no eres, se da cuenta", coinciden los entrevistados. 



"Cuando el electorado se da cuenta de que llegas (al centro) apresurado y sin convicciones, lo lógico es que no te crean", apostilla el asesor de comunicación Antonio Gutiérrez-Rubí, que considera que "buscar el centro es el camino menos rentable, sobre todo, para el PP".

Aun aceptando que el centro sí es un "espacio de combate" para los cuatro grandes partidos porque puede terminar de definir hacia dónde va uno u otro escaño y, por tanto, podría llegar a ser decisivo, para Rubí, ninguno de ellos resulta creíble en su búsqueda del mismo. En el caso de PP y PSOE, por sus propias historias -aunque detalla que es el PSOE quien más se acerca-, y en el de Ciudadanos y Podemos "porque no buscan el centro, sino acaparar el electorado de PP y PSOE, respectivamente", afirma.

"Ciudadanos y Podemos no buscan el centro, sino acaparar el electorado de PP y PSOE, respectivamente"

"Podemos salió de una pista de despegue de extrema izquierda y ha aterrizado en el centro-izquierda del PSOE y Ciudadanos salió del centro y ha aterrizado en el centro-derecha del PP porque se ha dado cuenta de que era más fácil ganar votos del PP por el centro que por la derecha de la derecha, como intentó -sin éxito- Vox", argumenta Rubí. Sin embargo, el asesor considera que "Podemos tendrá más opciones si deja de cambiar de rumbo y se posiciona como izquierda y Ciudadanos si se posiciona como derecha". De PP y PSOE, en cambio, cree que ambos seguirán buscando el centro anhelado, pero no tendrán éxito en su propósito.  

En cualquier caso, Rubí considera que "el centro en España tiene buena fama, pero es un espejismo", por lo que no tiene demasiado sentido buscarlo. "Según las encuestas, los españoles son un electorado de centro izquierda que vota a la centro derecha y eso se debe a muchos factores, entre otros, a la división de la izquierda, a la abstención, al voto en blanco...", explica, dando por hecho que, en cualquier caso, habría más población escorada en la izquierda que en la derecha, pero no en el centro, por mucho que digan las encuestas. "El centro es confortable y evita conflictos, pero es un espejismo", incide.

"El centro es un espejismo. Según las encuestas, los españoles son un electorado de centro-izquierda que vota al centro-derecha"

En la misma línea, aunque con matices, camina también Pere-Oriol Costa, catedrático de Comunicación Política de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). 

 "El PP es la derecha neoliberal -aunque con dos corrientes, una (la de los aznaristas) más extrema que la otra-, Ciudadanos es la renovación, pero también es derecha liberal y jacobina (recentralizadora) y Podemos es la socialdemocracia que puede arañar votos del PSOE", resume que justifica su razonamiento recordando los recortes de Mariano Rajoy, el programa económico de Luis Garicano y las similitudes de los de Pablo Iglesias con la griega Syriza que, no obstante, pese a ser la izquierda, tendrá que asumir imposiciones de la derecha. "El partido más de centro es el PSOE", sentencia, porque "usa un lenguaje socialdemocráta (derogar la reforma laboral, etc) pero también ha cerrado filas con C's y PP en cuanto a Catalunya", razona el experto.

"El PP es la derecha neoliberal; C's, también y Podemos, la socialdemocracia. El más de centro es el PSOE"

"Ningún partido es de centro, pero queda bien decirlo porque, como el electorado que se define así, ello supone que no hay ninguna radicalidad", continúa Costa, que asume -como los otros expertos consultados- que los votantes también engañan al considerarse "de centro". "El centro ha tenido buena fama desde que en la Transición se buscó la forma de acabar con 'las dos Españas'", consideran los tres.

"El centro tiene éxito en las encuestas pero no se traduce en votos. De hecho, nunca ha tenido éxito desde que la UCD de Suárez fue absorbida por el PP", recuerda el catedrático de la UAB. Por ello, cree que todos acabarán tirando de otras señas de identidad, más allá de la del "centro". "El PP venderá recuperación económica; el PSOE intentará liberarse de la herencia neoliberal de Zapatero para volver a la socialdemocracia, Ciudadanos, del cambio -aunque recentralizador y neoliberal- y Podemos, tras el batacazo en las elecciones catalanas, del derecho a decidir, entre otras cosas", aventura Costa. 

"El centro nunca ha tenido éxito desde que la UCD de Suárez fue absorbida por el PP"

De hecho, el experto catalán considera que Catalunya y la reforma constitucional serán dos de los temas que centrarán la campaña electoral. Rubí, asimismo, también cree que Rajoy ha recuperado opciones de volver a subir en las encuestas debido, sobre todo, al "tempo" manejado con respecto al desafío independentista. "Le está viniendo muy bien, no hay más que ver que el protagonismo de todos sus encuentros en Moncloa se lo ha llevado él", apostilla el asesor. 

También Marcos Magaña, socio de la agencia de comunicación Noline Worldwide y expresidente de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos (ALACOP), considera que Catalunya y los proyectos de reforma constitucional serán ejes de campaña. Pero, al margen de una u otra medida, una u otra propuesta, Magaña considera que "hacer campaña con el centro, por sí solo, no les va a servir porque es una manta de la que si tiras para taparte la cabeza, te destapas los pies", ejemplifica. 

"Hacer campaña con el centro, por sí solo, no les va a servir porque es una manta de la que si tiras para taparte la cabeza, te destapas los pies"

Magaña también comparte la idea de que la autoidentificación del electorado con el centro no se traduce en votos. "Históricamente, el promedio español ha estado siempre situado en el centro-izquierda. Pero luego se ha votado al PP en numerosas ocasiones ofreciéndoles incluso mayorías absolutas", recuerda. "Del mismo modo, el PSOE siempre ha estado más cerca de ese promedio, pero no gana siempre", detalla. Y, aunque cree que tanto Ciudadanos como Podemos podrían acaparar ese espacio ("Tienen más capacidad para moverse en el tablero porque no llevan mochilas", dice), también cree que les será difícil identificarse con el centro.

"No es fácil parecer de centro y ocultar lo que eres realmente", sentencia, haciendo referencia especialmente a los de Pablo Iglesias.  "A Podemos, por mucho que intente suavizar su mensaje, le será difícil dejar de estar identificado con la izquierda", aventura. "Y, en el caso del PP siempre ha vendido que es de centro, pero nunca se ha reflejado en el posicionamiento que le ofrecen las encuestas, que siempre lo sitúan a la derecha", ejemplifica. 

"El centro es moderación y España no está lo suficientemente tranquila para posicionarse ahí"

Sea como sea, incluso en el caso de que cualquiera de los cuatro grandes partidos logre que se le identifique realmente con esa posición, Magaña tampoco cree que sea sinónimo de éxito. ¿Los motivos? "El centro es moderación y España no está lo suficientemente tranquila para posicionarse ahí", asegura. Y recuerda que hay muchos factores que, además del autoposicionamiento de los votantes y el posicionamiento ideológico en éstos colocan a los partidos (izquierda o derecha) hay muchos otros factores que influyen a la hora de elegir una u otra papeleta.

"Por ejemplo, el PP no tiene un buen candidato, pero tiene una buena marca y, aunque ésta esté debilitada por la corrupción, podrá vender que gracias a él se está recuperando la Economía". "El PSOE tiene un candidato mejor, pero aún no está consolidado, y tendrá que tirar de que su marca está mejor que la del PP". "Ciudadanos y Podemos, por su parte, representan el voto de castigo -uno desde la moderación y el otro, desde la indignación- pero el "tempo" juega en favor de Ciudadanos porque Podemos llegó muy lejos demasiado pronto", concluye.