Publicado: 09.12.2015 18:47 |Actualizado: 09.12.2015 18:47

Trabajo investigará la falta de chalecos antibalas en la Policía en plena alerta yihadista

Alternativa Sindical de la Policía presentó la denuncia por infringir la ley de Riesgos Laborales y el Sindicato Unificado de la Policía se manifestará mañana en diferentes ciudades.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Dos maniquís con los chalecos antibala que lleva la Policía.

Dos maniquís con los chalecos antibala que lleva la Policía.

La inspección del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige Fátima Báñez, acaba de admitir a trámite una denuncia de Alternativa Sindical de la Policía (ASP) contra la Dirección General de la Policía por infringir la Ley de Riesgos laborales debido a las carencias de material como chalecos antibalas y antitrauma. Más del 50% de la plantilla no tiene esta prenda imprescindible para su seguridad, asegura ASP y el Sindicato Unificado de la Policía (SUP).

Ha sido ahora cuando más evidente se ha hecho la falta de material de seguridad. El nivel de alerta 4 antiyihadista y las elecciones generales han hecho que el Ministerio del Interior obligue a los policías a doblar turnos y a suprimir todos los permisos que se habían concedido. Hasta el 18 de diciembre, la plantilla íntegra de la Policía -70.000 agentes- no podrá abandonar sus puestos o deben estar siempre localizables.



Sin embargo las denuncias de ASP ante la Dirección Adjunta Operativa (DAO), mandada por el comisario Pino, vienen desde hace más de un año. “Pero la respuesta siempre ha sido el silencio o decirnos que se iría invirtiendo paulatinamente, pero lo cierto es que los compañeros tienen que pasarse los chalecos sudados de un turno a otro y ni siquiera en cada furgoneta de la UIP, por ejemplo, hay chalecos para todos los miembros del equipo. Hay dos chalecos por cada siete agentes de una UIP”, explican fuentes de ASP.

“Los chalecos son masculinos y a las mujeres les quedan grandes, hasta el punto que les imposibilita a sacar el arma con soltura en caso de necesidad”

Esto es un inconveniente para todos los agentes pero sobre todo para las mujeres. “Los chalecos son masculinos y a las mujeres les quedan grandes, hasta el punto que les imposibilita a sacar el arma con soltura en caso de necesidad”, aseguran los denunciantes.

Existe otro problema crucial con las armas y es que en 2011, cuando llegó el nuevo equipo que dirige la policía de la mano del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se cambiaron las pistolas Star 28 PK por las H&K USP.

Sin embargo no se cambiaron las fundas en las que deberían encajar perfectamente esas armas, “por lo que habitualmente llevamos las fundas desabrochadas con el riesgo de que al entrar en una situación de conflicto es fácil que te la puedan quitar o que se te pueda caer”, se quejan diferentes agentes consultados por Público.

Alternativa Sindical de la Policía puso la primera denuncia por esta deficiencia en los equipos policiales después de que el pasado diciembre muriese en acto de servicio la agente Vanessa Lage en Vigo (Pontevedra), durante un tiroteo con un atracador en un supermercado, donde la agente y su compañero acudieron sin los chalecos antibalas al carecer de ellos.

Ley Mordaza a los policías

Por su parte, el sindicato mayoritario en la Policía ha convocado para mañana, miércoles, manifestaciones en diferentes ciudades para poner de relieve estas deficiencias en material y plantilla denuncia además un “boicot” por parte del Partido Popular.

La mayoría de las delegaciones de Gobierno no han contestado a las peticiones de autorización para manifestarse y, según explican, “se están impartiendo órdenes con instrucciones claras y directas para que se identifique a todos los asistentes a las concentraciones y se les proponga para una sanción incluida en la Ley de Seguridad Ciudadana, la ley Mordaza, con multas de entre 600 y 30.000 euros”.