Publicado: 28.11.2016 13:53 |Actualizado: 28.11.2016 14:27

El juez Andreu libra al Banco de España y a la CNMV del fiasco de la salida bolsa de Bankia

Un inspector alertó en 2011 de que no era viable, pero el juez sostiene que la decisión final la adoptó la cúpula de la entidad bancaria. Por ello, rechaza investigar al ex gobernador Miguel Angel Fernandez Ordoñez y otros 7 directivos del BE y del órgano de supervisión del mercado de valores en esta estafa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Miguel Ángel Fernández Ordóñez en la época que estaba al frente del Banco de España. / EFE (ARCHIVO)

Miguel Ángel Fernández Ordóñez en la época que estaba al frente del Banco de España. / EFE (ARCHIVO)

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha librado a la cúpula Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de toda responsabilidad penal en la salida a bolsa de Bankia, en 2011.

El inspector del Banco de España responsable de la supervisión de Bankia alertó entonces por medio correos electrónicos de que la salida a Bolsa no era viable, pero el titular del juzgado central de instrucción 4 considera que la decisión final de la adoptaron  los órganos de dirección de la entidad financiera.

"Resulta difícil de imaginar, por inverosímil, que el Consejo de Gobierno o la Comisión Ejecutiva del Banco de España se detenga a examinar todos y cada uno de los correos o de los comentarios que los inspectores realizan a sus superiores"

El magistrado ha dictado un auto en el que rechaza citar como investigados al ex gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordoñez y otros 7 directivos de esa entidad y de la CNMV, tal y como habia solicitado la acusación popular Confederación Intersindical de Crédito, ( CiC) personada en la causa.
El jefe de Inspección de Bankia, Jose Casaus, envió varios correos electrónicos a sus superiores en 2011, alertando de la inviabilidad de BFA- Bankia y desaconsejando la salida a Bolsa.

El juez Andreu rechaza incorporar en la causa los dos años de correos electrónicos cruzados entre los inspectores que estaban encima de la entidad y la cúpula que dirigía MAFO, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al tiempo que excluye que el Banco de España sea responsable penal por este motivo.

Después de analizar los correos de Casaus, Andreu sostiene que las decisiones de gestión son exclusiva responsabilidad de los órganos de administración y dirección de las entidades, y en este caso "fueron los Consejos de Administración de BFA y de Bankia quienes decidieron, entre las distintas alternativas posibles, cuál adoptar, y así, en las Reuniones de los Consejos de Administración de BFA y de BANKIA celebradas ambas en fecha de 28 de junio de 2011". Decisión adoptada en el marco de sus exclusivas competencias, "decisión perfectamente legítima, y que no por errónea que finalmente hubiera podido ser, deba ser objeto de una investigación en sede penal".

Carácter "informal y espontáneo' de los correos

Andreu sostiene que "no debe olvidarse el carácter informal y espontáneo de los correos examinados" del inspector del Banco de España responsable de la supervisión de BFA-Bankia en aquella época. El juez explica que los cauces de las apreciaciones de los inspectores se traducen en los llamados 'informes de seguimiento' en donde "se expresa, con el debido rigor" el resultado de la inspección del Banco de España a Bankia.

"Resulta difícil de imaginar, por inverosímil, que el Consejo de Gobierno o la Comisión Ejecutiva del Banco de España se detenga a examinar todos y cada uno de los correos o de los comentarios que los inspectores realizan a sus superiores, existiendo el cauce oficial para emitir estas conclusiones".

Los informes de seguimiento ya están incorporados en la causa y el instructor considera que de ellos no se desprende, "como tampoco se puede derivar de los correos electrónicos, que los altos funcionarios del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores participasen de forma dolosa por acción u omisión en el delito" de estafa que se investiga. "Ni que los mismos participasen de forma consciente, voluntaria y de forma material al resultado lesivo".

El magistrado apoya en el auto la tesis de la Fiscalía, que rechaza que los órganos de dirección del Banco de España o de la CNMV "tramaran un plan delictivo" junto a los miembros del consejo de administración de BFA-Bankia.

La entidad estaba presidida entonces por Rodrigo Rato, exvicepresidente y exministro de Economía de José María Aznar. Por su parte, Miguel Ángel Fernández Ordóñez había sido secretario de Estado de Economía y secretario de Estado de Presupuestos en las etapas de José Luis Rodríguez Zapatero y de Felipe González antes de ser nombrado gobernador del Banco de España (2006-2012). A su vez, la CNMV estaba presidida entonces por Julio Segura Suárez (2007-2012), exconsejero del BE y exconsejero del órgano supervisor del mercado de valores cuando era presidido por MAFO.

El juez recuerda que no investiga que la decisión de sacar a Bolsa Bankia fue acertada o no, sino que la causa está abierta para dilucidar si en 2011 se falseó la información económica financiera contenida en los folletos de emisión o las informaciones que la sociedad estaba obligada a publicar y difundir conforme a la legislación del mercado de valores.

El juez recuerda como en autos anteriores que no puede exigirse la garantia absoluta de que no se produzcan decisiones erróneas en los distintos sistemas. Pero la mera existencia de disfunciones no constituye, per se, título de imputación suficiente para reclamar una responsabilidad de carácter penal