Publicado: 25.11.2015 11:11 |Actualizado: 25.11.2015 11:11

Mas: "La autonomía ya no existe y Catalunya está ahora "en una batalla de supervivencia" que tiene que culminar con un Estado propio

El presidente de la Generalitat en funciones reitera que las condiciones impuestas por el Gobierno para acceder al Fondo de Liquidez Autonómica son un castigo al proceso soberanista: "Si piensas diferente a ellos, te aniquilan o agreden".

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Artur Mas, en Catalunya Ràdio, este miércoles./ EP

Artur Mas, en Catalunya Ràdio, este miércoles./ EP

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha considerado que la autonomía catalana ha dejado de existir hace tiempo, por lo que Catalunya está ahora "en una batalla de supervivencia" que tiene que culminar con un Estado propio.

En una entrevista en Catalunya Ràdio este miércoles, ha reiterado que las condiciones impuestas por el Gobierno para acceder al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) son un castigo al proceso soberanista: "Si piensas diferente a ellos, te aniquilan o agreden".



Mas ha afirmado que, aunque se defenderán en los tribunales, "la principal respuesta no será jurídica", y ha asegurado que el único 'plan b' que tiene Catalunya es crear un Estado propio porque la alternativa es la actual autonomía residual a la que cree que se ha condenado a Catalunya.

Mas ha descrito como "una mentira flagrante" que la Generalitat haya ocultado a Hacienda el gasto de 1.300 millones, y ha enmarcado la acusación del Ministerio de Hacienda en que "combate por tierra, mar y aire" el proceso independentista.

Ha explicado que el dinero se destinó a construir carreteras y cárceles con un gasto "perfectamente detallado, que viene de la época del tripartito y se financió con métodos  muy habituales", con un gasto diferido que en ese momento no se contabilizaba en la deuda autorizada por Bruselas.

Mas ha asegurado que Hacienda "lo sabía perfectamente" y ahora está tirando piedras sobre su propio tejado, ya que asegura que el Gobierno ha utilizado el mismo método para financiar el AVE, las radiales de Madrid y el almacén Castor.

El presidente catalán ha detallado que no quedará ningún proveedor por cobrar, pero ha dicho no poder asegurar que se cumplirán los plazos: "La garantía de que todos cobrarán en el momento que toca no la puedo dar".