Público
Público

Maza está “atónito” ante las acusaciones contra Moix y destaca su “valentía” al frente de Anticorrupción

“Es tan sólo mi gestión la que pretende cuestionarse”, sostiene el fiscal general del Estado ante el Congreso.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza (c), comparece ante la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados para aclarar la gestión del denominado caso Lezo, que ha llevado a prisión al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González . EFE/Emilio Naranjo

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha respaldado la gestión de Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción, cuyas decisiones en el caso del relevo de los fiscales del 3% y su intento de apartar a los fiscales del caso Lezo ha situado al ministerio público en una crisis sin precedentes.

´He asistido atónito a informaciones” con “sospechas injustas” que apuntan a supuestas maniobras del fiscal jefe de Anticorrupción tendentes a evitar investigaciones sobre delitos cometidos por personas del partido del Gobierno. Y frente a estas informaciones, Maza ha expuesto “hechos evidentes y contumaces” que desmienten esta versión, según él.

“No hay un solo dato objetivo concluyente y al margen de elucubraciones”

Así ha destacado que en este tiempo de gestión de Moix se han presentado las querellas por los "casos Mercamadrid" y contra la trama eólica en Castilla y León, o las diferentes decisiones que han llevado a la investigación de más de 60 personas en la 'Operación Lezo', que afectan a cargos del PP.

“No hay un solo dato objetivo concluyente y al margen de elucubraciones” que indique que alguna de las causas que se siguen en Anticorrupción se hayan visto paralizadas al margen de la ley durante los dos meses y medio de gestión de Manuel Moix, ha destacado el fiscal general.

José Manuel Maza asiste a la divulgación de estas informaciones “atónito” porque se utilizan las decisiones técnicas que Moix ha adoptado, según su versión, para atacar a la Fiscalía.

Maza ha resaltado que, a día de hoy, se siente “satisfecho por el acierto” de la designación de Moix, propuesta por él mismo, con quien comparte su visión sobre hacia dónde debe ir Anticorrupción. De Moix ha destacado “su valentía y firmeza al servicio de la sociedad, del Estado de Derecho” y de las garantías de los ciudadanos.

Maza ha pedido “sosiego” para que los fiscales realicen su trabajo. Nada más arrancar su intervención, Maza ha asumido toda responsabilidad y ha defendido el “prestigo” de la Fiscalía y el trabajo de los 2.500 fiscales ejercientes. “Es tan sólo mi gestión la que presente cuestionarse” y "en modo alguno” pueden verse comprometidos por las recientes informaciones que generan una "sospecha injusta" contra esta institución.

"Todavía nadie me ha dicho que haya un solo tema" que Moix haya paralizado, por lo que lo respalda en su cargo ya que no podría cesarlo ya que los diputados pensarían de él que “o soy absolutamente incoherente o soy un perfecto cobarde”.

Todos los portavoces de Justicia de los grupos parlamentarios, excepto el PP, han sido muy críticos con la actuación de Manuel Moix y la mayoría ha pedido su cese al frente de Anticorrupción.

“Aquí todo se ha construido sobre opiniones. Y los hechos han pasado de soslayo”

Incluso han afeado la presunta preferencia de Ignacio González, en prisión incondicional por el caso Lezo, por la candidatura de Manuel Moix en Anticorrupción y se ha recordado que fue la causa de la no renovación de Consuelo Madrigal en la fiscalía general.

Maza ha explicado que Moix y González se conocían y que es posible que en las escuchas haya habido otros candidatos, pero que no se conoce porque sólo se ha filtrado una parte de las grabaciones.

El fiscal general aludía así a la relación que mantenían González, cuando fue consejero de Presidencia y Justicia, con Moix, quien era fiscal jefe de Madrid. La oposición ha pedido su cese, con el fin de recuperar la credibilidad de la Fiscalía.
Maza ha sido muy crítico con el papel de la prensa en esta crisis en la divulgación de casos como el de Lezo, donde el expresidente de Madrid Ignacio González lidera un supuesto grupo criminal dedicado a extraer dinero público.

Así, sostiene que la crisis abierta en Anticorrupción se debe a interpretaciones hechas sobre criterios técnicos. “Aquí todo se ha construido sobre opiniones. Y los hechos han pasado de soslayo”, ha apostillado.

El fiscal general ha recordado que ha solicitado la colaboración de sus homólogos en Colombia y de Panamá, para investigar este caso. La Fiscalía, ha añadido, “está presentando querellas contra unos y otros partidos, indistintamente”

Las filtraciones no favorecen a quienes tienen "intención limpia"

Al tiempo que ha arremetido contra algunas informaciones, Maza ha pedido a los diputados una ley que impida las filtraciones a la prensa. Un problema que ha calificado de "extraordinaria gravedad" y que, en su opinión, solo ayuda a los investigados: "No favorecen a nadie con intenciones limpias".

Cuando se produce una filtración en un caso que está bajo secreto de sumario, como así ocurre actualmente con Lezo, la Fiscalía abre diligencias de investigación que "por desgracia no conducen a nada" pues resulta "imposible saber quién ha llevado a cabo esas filtraciones".

Ante esta situación, se ha dirigido a los diputados para pedirles una herramienta legal que permita abordar este problema: "Les planteo que me den un solución para controlar las filtraciones, es un problema de extraordinaria gravedad".

Para Maza, las filtraciones no aportan nada de cara al conocimiento de la verdad, que solo perjudican a las personas citadas y a la propia eficacia de la Justicia. Y ha advertido a los diputados de que, en los casos de corrupción, "siempre hay una intención" cuando se producen.

"Si se revelan los datos, eso de que queremos perseguir la corrupción... estamos ayudando a las personas investigadas", ha dicho, puesto que, en su opinión, "las filtraciones no favorecen a nadie con intenciones limpias".