Público
Público

los pactos de psoe y podemos Page adelantará las elecciones en Castilla-La Mancha si no aprueba sus presupuestos

El presidente autonómico, que también dialogará esta vez con el PP, presenta esta semana las cuentas para 2018 sin negociación previa con Podemos, aunque aseguran que incluirá sus reivindicaciones.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, está dispuesto a adelantar las elecciones en su comunidad de no lograr sacar los Presupuestos para 2018 que, probablemente, presentará esta misma semana.

Según fuente cercanas al presidente castellanomanchego, éste buscará con ahínco el acuerdo con las otras dos fuerzas políticas presente en las Cortes, es decir, con Podemos aunque, en esta ocasión, también lo intentará con el Partido Popular. Si el jefe del Ejecutivo castellanomanchego vuelve a ver tumbados los Presupuestos que presente su Gobierno para 2018, optará por el adelanto electoral al entender que, de facto, “se le presenta una moción de censura encubierta”, indicaron las fuentes consultadas por Público.

Además, García-Page entiende que su objetivo político -y el que compartía con Podemos- era aprovechar estos cuatro años para recomponer lo que considera “los destrozos” que su antecesora del PP, Dolores de Cospedal, hizo en la región durante su mandato, por lo que cree que si esto no puede ser posible a causa de lo que califica “la cerrazón” de Podemos, la legislatura tiene que llegar a su fin.

El presidente García-Page (i) habla con el líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina. EFE

García-Page, en esta ocasión, no negociará previamente los presupuestos con Podemos como hizo de cara a 2017 y presentará su proyecto propio. Eso sí, aseguran en su entorno inmediato, incluirá en el mismo algunas de las enmiendas presentadas por Podemos y también el plan de garantía de rentas dotado con 120 millones de euros. También aparecerán en las cuentas de la región algunas enmiendas aprobadas en comisión por Podemos y el Partido Popular.

El PSOE de Castilla-La Mancha maneja encuestas favorables a sus intereses políticos, con el PP y Podemos a la baja

Con estos gestos, García-Page quiere poner de manifiesto que su deseo no es la convocatoria electoral, sino la necesidad de atender las demandas de los ciudadanos castellano-manchegos con políticas sociales y progresistas. Hay que recordar que en enero de 2017 se alcanzó un acuerdo presupuestario con Podemos que fue presentado y anunciado conjuntamente por las dos fuerzas políticas. Sin embargo, tras el trámite de comisión donde tampoco hubo mayores problemas, la formación morada decidió rechazarlo en el pleno y, según el PSOE, sin explicaciones. Por ello, la región vive ahora con los presupuestos prorrogados.

Si finalmente no se llega a un acuerdo y García-Page optara por el adelanto electoral, los comicios podría celebrarse este otoño, aunque la duración de la nueva legislatura sólo sería de poco más de año y medio, ya que las comunidades no históricas, por ley, deben convocar siempre sus elecciones autonómicas el último domingo de mayo de cada cuatro años. Es decir, que deberían volver a celebrarse elecciones en la región en 2019.

Otras fuentes conocedoras de las intenciones de García-Page de adelantar elecciones apuntan que detrás de esta decisión se esconde el hecho de que los socialistas manejan encuestas favorables a sus intereses políticos, en las que se apunta una ligera subida del PSOE, un destacado ascenso de Ciudadanos -que ahora no tiene representación parlamentaria en las cortes castellanomanchegas-, y tendencias claras a la baja en el voto del Partido Popular y Podemos.