Publicado: 30.09.2016 20:41 |Actualizado: 01.10.2016 11:06

Pedro Sánchez dará la batalla
por el "no" a Rajoy

Dice que si el Comité Federal crea una gestora para luego abstenerse en la investidura, no estará él en ese proceso. Todo apunta a que el líder socialista está en minoría en el cónclave socialista

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en su primera intervención desde la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva  y un día antes del Comité Federal en el que se analizará la situación creada en el partido. EFE/Javier López

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en su primera intervención desde la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva y un día antes del Comité Federal en el que se analizará la situación creada en el partido. EFE/Javier López

MADRID.- Pelea política y de legitimidades. Pelea de odios personales y de relaciones irreconciliables. Pelea por el poder, en el fondo. Todo eso se dirimirá este sábado en el Comité Federal del PSOE donde los partidarios del secretario general en funciones, Pedro Sánchez; y de la presidenta andaluza, Susana Díaz –que es quien están detrás de todo este motín-, medirán por fin sus fuerzas tras dos años de duelo soterrado.

La pelea política es clara. Sánchez se planta en el “no es no” a Mariano Rajoy, mientras que los críticos no terminan de aclarar qué quieren entre el mensaje de que no hay que ir a terceras elecciones, y que no se puede gobernar con 85 diputados. Por ello, todo apunta a que dejarán gobernar al PP con condiciones.



El secretario general del PSOE en funciones, Pedro Sánchez, compareció a última hora de la noche de este viernes para reafirmarse en que dará la batalla en el Comité Federal defendiendo el “no” a Mariano Rajoy.

Sánchez indicó que si hay una gestora habrá abstención para que siga el líder del PP, y él no estará en ese proceso, dando a entender que dimitirá.

Sánchez dio a entender que dimitirá si hay gestora y esta decide abstenerse

El dirigente socialista, que dio la impresión que da por perdida la votación en el cónclave socialista, indicó que él ha sido leal al mandato de los socialistas de no apoyar al PP y buscar un Gobierno alternativo y trasversal. Y en esas posiciones se piensa mantener.

Además, pidió que se diera la palabra a los militantes y simpatizantes, y que el PSOE vuelva a tener un líder cuanto antes. Es decir, que se mantiene en su propuesta de calendario.

También reclamó, además, que haya debate político y que no caigan en las peleas reglamentariasLa pelea de legitimidades es más compleja. Están tan mal hechos los Estatutos y los reglamentos del PSOE que cabe interpretarlos como mejor le convenga a cada uno.

Los tres miembros críticos de la Comisión de Garantías registraron en Ferraz un dictamen en el que lógicamente decían que hay que crear una gestora y que Pedro Sánchez ya no es secretario general del PSOE. El órgano no fue convocado oficialmente y Ferraz no da validez a dicho dictamen.

Pero a estas alturas ya es lo que menos importa. El PSOE se desangra, y muchas heridas habrá que “coser” gane quien gane, y serán de difícil curación en mucho tiempo.