Publicado: 12.07.2016 22:31 |Actualizado: 12.07.2016 23:15

Pedro Sánchez le dirá a Rajoy:
“De entrada, no”

El líder del PSOE expresará su preocupación al presidente en funciones no sólo porque no tenga garantizada su investidura, sino porque tiene casi imposible la gobernabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al secretario de Organización y Acción electoral, César Luena (d), durante la reunión hoy del Comité Federal del PSOE para fijar su postura sobre la formación de gobierno tras las elecciones general

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al secretario de Organización y Acción electoral, César Luena (d), durante la reunión hoy del Comité Federal del PSOE para fijar su postura sobre la formación de gobierno tras las elecciones generales. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantendrá este miércoles su “no” a la investidura de Mariano Rajoy, fundamentado en que los socialistas son la alternativa y que, además, el líder del PP, aunque llegara otra vez a La Moncloa, tiene la gobernabilidad casi imposible.

Ese de “entrada no” que mantiene el líder del PSOE y que aprobó el Comité Federal del pasado sábado, sigue siendo muy cuestionado por veteranos dirigentes socialistas, como Alfonso Guerra o Joaquín Leguina, que opinan que los socialistas deberían facilitar la investidura de Rajoy. Además, según fuentes consultadas, a Ferraz llegan presiones indirectas de todo tipo.



Pero la dirección federal y, sobre todo, Pedro Sánchez, se mantiene firme en que “no es no”, ahora y después, y recuerdan que el líder socialista se ha caracterizado siempre por cumplir su palabra. “En esta ocasión, también lo hará”, aseguran fuentes cercanas al secretario general.

Pedro Sánchez se mantiene firme en que “no es no”, ahora y después

Dichas fuentes aseguran que Sánchez acude a la cita con la intención de escuchar lo que propone Rajoy, saber cómo quiere afrontar la investidura, y le hará propuestas en temas de Estado. Pero no pasará de ahí y le insistirá en que no cuente con la abstención de los diputados del PSOE.

Pero, además, le preguntará cómo pretende gobernar con una Cámara en la que no tendrá mayoría presumiblemente en casi todas las iniciativas que presente. En este sentido, fuentes del PSOE recuerdan que Sánchez tenía la gobernabilidad mucho más fácil tras el 20-D, como se demostró en todas las iniciativas conjuntas que se aprobaron con fuerzas de izquierdas.

No obstante, Ferraz se mostró muy molesta este martes con Pablo Iglesias, una vez más, por insinuar que una abstención del PSOE sería convertirse en socio del PP. “¿Y que ha sido Iglesias votando conjuntamente con el PP dos veces para evitar que gobernara un presidente socialista?”, se pregutan.

Susana Díaz sigue ratificando día tras día que no se puede apoyar al PP en la investidura bajo ninguna circunstancia

Sánchez espera, por todo ello, muy poco del encuentro con Rajoy y no descarta que sea breve, aunque va en mejor predisposición de entablar un diálogo en determinados temas de Estado que tras el 20-D, así como en limar diferencias personales.

Posiblemente, también quiera abordar el tema de la composición de la Mesa de la Cámara, donde los socialistas aspiran a que Patxi López continúe al frente de la misma como en la anterior legislatura.

Si todo transcurre como parece, y no hay movimientos por parte de Mariano Rajoy, en contra de lo que se cree no hay intenciones de volver a convocar el Comité Federal salvo novedades muy concretas, máxime cuando la presidenta andaluza Susana Díaz sigue ratificando día tras día que no se puede apoyar al PP en la investidura bajo ninguna circunstancia.