Publicado: 29.12.2014 18:18 |Actualizado: 29.12.2014 19:17

El PP se presenta en 2015 como azote de corruptos y guardián de los servicios sociales

Cospedal, González Pons y Arenas se han reunido con los responsables territoriales del programa para las elecciones del 24 de mayo, que se cerrará en febrero.

Publicidad
Media: 1.88
Votos: 8
Comentarios:
cospedal arenas pons

Cospedal, con Arenas (i) y González Pons (d), ha presidido esta mañana la reunión para coordinar el diseño del programa marco del PP para el 24-M. EFE /S. BARRENECHEA

MADRID.- La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha presidido esta mañana en la sede de la madrileña calle Génova una reunión con los responsables territoriales del programa electoral con el que el Partido Popular concurrirá a las elecciones autonómicas del 24 de mayo de 2015.

El encuentro, que ha contado asimismo con los vicesecretarios generales de Estudios y Programas, Esteban González Pons, y Política Autonómica y Local, Javier Arenas, ha sentado las bases por las que discurrirá la elaboración de un compromiso global del PP con sus votantes. El texto estará concluido definitivamente en el mes de febrero, aseguran fuentes conservadoras.

Un comunicado en vez de rueda de prensa

La reunión de la cúpula del PP con sus dirigentes territoriales, lejos de reflejar el temor a unas encuestas demoledoras con los resultados que cosecharía el partido de Mariano Rajoy en ayuntamientos y autonomías, ha optado por trasladar a sus cuadros un mensaje optimista sobre la gestión del Gobierno estos tres años de legislatura: el PP es el azote de corruptos por excelencia y el único partido capaz de haber combatido la crisis y mantenido los cimientos del Estado del bienestar, esto es, los servicios públicos (sanidad, educación o dependencia)



El PP quiere liderar la regeneración de la vida política con "gobiernos honrados, responsables, austeros, eficaces y transparentes"

El PP -cuyos dirigentes han evitado la rueda de prensa habitual de los lunes al terminar la reunión- ha trasladado en un comunicado las bases del programa marco con el que concurrirá a las elecciones del 24 de mayo -al que se añadirán aportaciones ciudadanas- y que incluye una advertencia sobre los cuatro años de ejecutivos conservadores en comunidades autónomas y entes locales: se han hecho sacrificios, pero "han merecido la pena", por lo que constituiría un error "tirar por la borda" los beneficios de tanto esfuerzo ciudadano. El PP, continúa el texto enviado a los periodistas, es el partido que debe liderar la regeneración de la vida política en España mediante la instauración de "gobiernos honrados, responsables, austeros, eficaces y transparentes". "El PP quiere gobernar en las autonomías y municipios con la verdad y con credibilidad", concluyen los conservadores.

El texto de los conservadores sobre la reunión de hoy no hace mención explícita ni entona el mea culpa por los casos de corrupción que han sacudido al partido desde sus cimientos, con tres tesoreros imputados, al revés. El Partido Popular se presenta como ariete contra corruptos en todos los ámbitos: "Será un programa -dice el comunicado- con propuestas para perseguir y derrotar la corrupción en todos los ámbitos de la sociedad, con todos los medios que nos dan las leyes y el Estado de Derecho".

Los de Rajoy aseguran que "redoblarán" los esfuerzos con los que peor lo están pasando.

En materia socioeconómica es donde el PP se muestra más optimista. Convencido de que su "agenda reformista" ha logrado invertir la caída de la economía española, el programa marco para el 24-M incluirá propuestas para consolidar la tendencia de creación de empleo, particularmente entre desempleados de larga duración, jóvenes y mujeres. Asimismo, asegura que "redoblará" los esfuerzos con los que peor lo están pasando.

En esta línea, avanza que el programa pretende devolver a las familias "el reconocimiento y el apoyo que ellas han prestado durante los peores momentos de la crisis". Igualmente, el programa marcará como objetivo prioritario erradicar de nuestra sociedad la lacra de la violencia de género.