Publicado: 11.11.2015 23:03 |Actualizado: 12.11.2015 14:47

Las protestas contra las macromaniobras de la OTAN que
no te han contado en televisión

Las acciones para visibilizar las consecuencias de la guerra y la colaboración de España en su preparación han sido eclipsados en las pantallas por el despliegue de militares, armas y vehículos de los mayores juegos de guerra de la Alianza Atlántica en Europa. 

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 14
Comentarios:
Acción no violenta contra las maniobrad de la OTAN en Port Sagunt (Valencia). MOC-Valencia

Acción no violenta contra las maniobrad de la OTAN en Port Sagunt (Valencia). MOC-Valencia

MADRID.- El pasado 6 de noviembre finalizó el ejercicio Trident Juncture, las macromaniobras de la OTAN que han movilizado a 36.000 militares de más de 30 países para ensayar las nuevas tácticas de guerra de la Alianza Atlántica. El escenario central ha sido España: ocho escenarios de guerra sobre los que se han desplegado 22.000 soldados, a los que la Fuerzas Armadas españolas han apoyado con otros 8.000 soldados, 93 blindados, 43 aeronaves, 23 carros de combate y 13 buques.

El colofón de estos súper-ejercicios militares —los de mayor envergadura desde la Guerra Fría— fue una exhibición ante el secretario general de la OTAN en el Centro Nacional de Adiestramiento de San Gregorio (Zaragoza). El ministro de Defensa Pedro Morenés, acompañado por 2.000 militares, 47 carros de combate, 95 vehículos tácticos y 27 aeronaves agasajaron al noruego Jens Stoltenberg, que lanzó una advertencia: "La OTAN está totalmente preparada y ha pasado la prueba. Estamos mandando un mensaje a nuestros potenciales enemigos".

"La OTAN está totalmente preparada y ha pasado la prueba. Estamos mandando un mensaje a nuestros potenciales enemigos", manifestó su secretario general

Pese a que la visita del secretario general de la OTAN y el ostentoso despliegue de vehículos y personal militar (rematados por un un lanzamiento paracaidista de 500 efectivos) colmaron las pantallas de los principales informativos, otra realidad recibió menos atención mediática: las protestas contra las maniobras y los preparativos de la guerra que estas suponen. En Zaragoza la manifestación "Stoltemberg Go Home" dejó claro al jefe de la Alianza que no era bien recibido por todos. Unas protestas que fueron más intensas en la capital aragonesa, pero que se repitieron en diversos puntos del Estado coincidiendo con las numerosas bases y puertos que fueron requeridos por la OTAN para los ejercicios. 



Fue en Port de Sagunt (Valencia) donde desembarcaron la gran mayoría del material que se utilizó en el campo de San Gregorio. El puerto civil de esta localidad de 40.000 habitantes se convirtió en "la puerta principal del armamento de las maniobras", explica Carlos Pérez, de la asociación antimilitarista MOC-Valencia. Para protestar por "el uso dominante incluso de la infraestructura civil" por parte de la OTAN  y "la colaboración de España en los preparativos de la guerra", Pérez y sus compañeros se encadenaron a dos de los tanques Leopard daneses que el 16 de octubre colmaban la explanada junto al puerto.

Utilizando unos tubos de metal de fabricación artesanal que ayudan a mantener más tiempo el encadenamiento, los activistas pasaron unas tres horas inmovilizando los Leopard. Consiguieron posponer unas maniobras que la OTAN tenía pensado realizar el día siguiente en Chinchilla (Albacete). Fueron detenidos y se les acusa de delitos de desobediencia y desórdenes públicos.

"Denunciamos este tipo de políticas que hacen posible que los ejércitos puedan entrenarse para la guerra y la lleven a cabo"

"Queremos ir más allá del discurso Anti-OTAN", explica Pérez en una conversación con este medio. "También denunciamos este tipo de políticas que hacen posible que los ejércitos puedan entrenarse para la guerra y la lleven a cabo. Lo que queríamos era visibilizar cuáles son los pasos previos, como el caso de estas maniobras", continúa, aclarando que "no denunciamos a la OTAN porque nos parezca mal la OTAN y nos parezca bien otros. Denunciamos tanto la guerra de la OTAN y EEUU en Libia, Oriente Medio, etc. como la que lleva a cabo Rusia en Ucrania o sus bombardeos sobre Siria". 

Movilización contra la OTAN

La lista de bases e infraestructuras utilizadas por la Alianza Atlántica va más allá de San Gregorio, Port de Sagunt y Chinchilla. En los ejercicios también han participado las bases aéreas de las bases aéreas de Albacete, Son San Joan (Palma de Mallorca), Torrejón (Madrid) y Zaragoza, así como los campos de maniobras de Almería y el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz). Fue en este último donde activistas internacionales contra la guerra llevaron a cabo otra acción directa no violenta contra las maniobras de la OTAN. 

Acción de los activistas antimilitaristas en el el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz).
Acción de los activistas antimilitaristas en el el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz).
Acción de los activistas antimilitaristas en el el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz).
Acción de los activistas antimilitaristas en el el Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín (Cádiz).


En esta ocasión los activistas participaron en una manifestación convocada por la Plataforma Ciudadana Recuperemos el Retín, que pide que las instalaciones de este campo de adiestramiento vuelvan a manos del Ayuntamiento. "Causa bastante molestia para la economía local, hay ruido, cortes de carreteras, los pescadores no pueden salir cuando hay maniobras..." expone Andreas Speck, uno de los activistas que participaron en la marcha para denunciar después las actividades de la OTAN, dejando claro que ambos actos estaban separados.

"Utilizaron gas pimienta contra nosotros y contra manifestantes que no hicieron nada. No estaba justificado ya que era una protesta pacífica", explica uno de los participantes de la acción directa no violenta

Speck y un pequeño grupo de compañeros escenificaron haber sido heridos frente al campo de Retín, pasando luego a bloquear la entrada principal. Fueron detenidos por la Guardia Civil, no sin antes ser rociados con gas pimienta, según denuncian los activistas. "No estaba justificado ya que era una protesta pacífica, además también utilizaron gas pimienta en contra de manifestantes que no hicieron nada", acusa Speck. 

Otra de las acciones contra las actividades de la Alianza y la pertenencia de España en las maniobras se lanzó en Madrid. El Tribunal Permanente de los Pueblos Contra la Guerra Imperialista y la OTAN se constituyó este pasado fin de semana, con el objetivo de "acabar con el silencio y la impunidad de políticos, a militares, medios de comunicación, y centrales sindicales que callan ante una estrategia criminal para fomentar la guerra", explicaba en este medio Ángeles Maestro, fundadora de Izquierda Unida y miembro del grupo promotor de la iniciativa.