Público
Público

El futuro de los socialistas El proyecto de Sánchez quiere una alianza progresista más allá de Podemos

Mantiene que la Constitución debe recoger la plurinacionalidad de España, sin tocar el artículo 2 de la Carta Magna

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante un encuentro en el Congreso. EFE

José Félix Tezanos y Manuel Escudero, los ideólogos del proyecto que Pedro Sánchez quiere para el PSOE, presentaron este jueves el documento definitivo, que consta de 245 propuestas para lo que ellos denominan la construcción de una nueva socialdemocracia.

Aunque aseguran que han tenido más de 97.000 aportaciones al documento inicial que se elaboró y se presentó hace unas semanas, las líneas básicas del proyecto se mantienen. Así, Tezanos aseguró que apenas ha habido cambios en cuanto a las nuevas formas de abordar las reformas para cambiar el modelo económico actual y convertirlo en un modelo más social, con las premisas fundamentales de creación de empleo y de un trabajo digno.

En cuanto a los puntos más polémicos que suscitó la primera redacción del documento, se ha cambiado la referencia concreta a que el PSOE debería buscar una alianza con “las fuerzas de progreso”, lo que en su día se interpretó como un claro guiño a Podemos. Ahora, se sustituye esta expresión proponiendo que el PSOE debe tejer alianzas con todos los sectores sociales progresista e incorporarlos a su proyecto. “Como se hizo en los ochenta”, precisó Tezanos. No obstante, ambos ideólogos no ocultaron que al quitar dicha diferencia se busca una separación más clara de Podemos por las actitudes del partido de Pablo Iglesias, y reforzar el proyecto autónomo, progresista y de izquierdas que constituye el PSOE.

En cuanto al otro tema polémico, el modelo territorial, el texto queda igual que el inicial, donde se mantiene que caben interpretaciones sobre el artículo 2 de la Constitución para que en una futura reforma de la Carta Magna se incorpore en el texto constitucional el perfeccionamiento del concepto de una España plurinacional, pero sin necesidad de tocar dicho artículo.

Escudero se esforzó en explicar que el proyecto de Sánchez está enmarcado en el documento de Granada que aprobó el PSOE y mantiene que España es una nación soberana, “donde existen naciones culturales”, pero nunca en el ámbito político. El documento no plantea cómo incluir este concepto en la Constitución, y cree que ese será el trabajo de la ponencia que quieren abrir en el Congreso para la reforma de la Carta Magna. En este ámbito, el PSOE ya sí concretará su propuesta con el objetivo de buscar el necesario consenso con otras fuerzas políticas.

En el ámbito del modelo de partido, el documento mantiene la bandera de Sánchez de dar más poder a la militancia, “es que un partido tiene que hacer lo que piensan sus afiliados”; dijo Tezanos. Y, además, incorporan doce propuestas del proyecto de Patxi López para profundizar en la democracia interna del partido y mejorar los mecanismos de funcionamiento interno.

Por último, en el aspecto económico incorpora propuestas como elevar el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros en 2020; limitar los oligopolios, la creación de una banca pública, la separación de la banca comercial de la banca de inversión o una renta mínima de ciudadanía. También se habla de profundas reformas fiscales, sobre todo relativas a las rentas del capital.

No obstante, todas estas propuestas no van acompañada de memoria económica, porque como explicó Escudero no se trataba ahora de hacer un programa político, sino un proyecto social de futuro.

Gane o pierda Pedro Sánchez las primarias, todo el documento será la base para presentar enmiendas a la ponencia económica y política que ya aprobó la Comisión Gestora del PSOE.