Publicado: 10.01.2016 17:13 |Actualizado: 10.01.2016 17:13

El PSOE propone a Patxi López como candidato a presidir el Congreso

El nombre del ex lehendakari tiene que ser ratificado por la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, que se reúne mañana bajo la presidencia de Pedro Sánchez.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:
Patxi López. EFE

Patxi López. EFE

MADRID.- El PSOE propondrá al ex lehendakari Patxi López como su candidato a presidir el Congreso en la sesión constitutiva de la Cámara que se celebrará el próximo miércoles, según han confirmado fuentes socialistas.

El nombre de López, que llevaba varios días sonando insistentemente, tiene que ser ratificado por la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal que se reúne mañana bajo la presidencia del secretario general del partido, Pedro Sánchez, y ratificado en la reunión del grupo parlamentario socialista prevista para el martes.



Tras su entrada en la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez, Patxi López se ha convertido en uno de los hombres de confianza del líder socialista e incluso le ha respaldado públicamente en las últimas semanas, tras los malos resultados electorales del 20-D y las críticas internas.

López llegó a calificar de "espectáculo lamentable" que se estuviera hablando del congreso federal del PSOE y de un hipotético relevo de Sánchez con el Gobierno en funciones.

Su nombre es el primero que se pone encima de la mesa para aspirar a presidir la tercera institución del Estado, mientras que por el PP suenan el actual presidente del Congreso, Jesús Posada, y del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aunque el partido de Mariano Rajoy lo decidirá la próxima semana.

El miércoles se sabrá quién de todos ellos es el presidente de la Cámara Baja. La votación se hará con una única papeleta por diputado y con un único nombre.

Si alguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta de los votos —176 papeletas— será designado presidente de la Cámara. En caso contrario, se realizará una segunda vuelta con los dos aspirantes más votados.

Dados los resultados de las elecciones del 20 de diciembre, los 40 diputados de Ciudadanos podrían ser quienes finalmente decanten la balanza por uno u otro.

Mientras en el PP defienden que al ser el partido más votado debería ser quien presidiera el Congreso —en el Senado no tendrá problemas porque tiene mayoría absoluta—, los socialistas recuerdan que en un régimen parlamentario el que gana es el que consigue los apoyos necesarios.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho estos días que su partido no ve con malos ojos que el presidente del Congreso y el del Gobierno sean de un color político diferente.

Podemos, por su parte, ha vinculado su respaldo a la posibilidad de tener cuatro grupos parlamentarios, el suyo y los de sus "marcas" electorales en Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana.