Publicado: 25.02.2016 12:20 |Actualizado: 25.02.2016 17:25

Rita Barberá rechaza dimitir: "No soy una persona corrupta desde el punto de vista económico ni moral"

La senadora del Partido Popular y excalcaldesa de Valencia defiende su inocencia y asegura que no ha "conocido" ni ha "sabido nada de ningún blanqueo de dinero". en el Ayuntamiento de Valencia.   

Publicidad
Media: 2
Votos: 3
Comentarios:
Rita Barberá, durante su comparecencia. EFE

Rita Barberá, durante su comparecencia. EFE

MADRID.- Rita Barberá no dimite. La exalcaldesa de Valencia ha comparecido ante los medios de comunicación este jueves para defender su inocencia y asegurar que no ha "contribuido a blanquear dinero", que no ha "ordenado ningún blanqueo" y tampoco ha "conocido nada de ningún blanqueo de dinero en el Ayuntamiento". Así de rotunda se ha mostrado la exalcaldesa de Valencia que ha reiterado en varias ocasiones que ni piensa en dimitir. "Sería admitir mi culpa", ha advertido. 

La exalcaldesa de Valencia también ha denunciado que todas las acusaciones vertidas sobre ella son "profundamente falsas" y que es bien sabido que "nunca" se ha "quedado nada". "Todo el mundo sabe que vivo en una casa de alquiler", ha llegado a decir Barberá, que ha señalado que nadie le ha pedido "el suplicatorio" para poder declarar ante la Justicia como aforada. "¿Cómo van a pedir un suplicatorio sino se conoce la causa?", se ha preguntado Rita. 



Además, la senadora del Partido Popular ha señalado que en el Ayuntamiento de Valencia, durante los 24 años en los que fue alcaldesa, "nunca se ha amañado ningún contrato" y "nunca se ha producido ninguna mordida a ningún contrato". "Soy una persona honrada con una alta consideración al valor del humanismo. No soy una persona corrupta desde el punto de vista económico ni moral", se ha defendido Barberá, que también ha apuntado que desconoce que el PP se haya financiado de modo irregular. 

"No pienso dimitir. Sería admitir mi culpa", ha defendido Barberá

La senadora del Partido Popular ha afirmado que ha decidido comparecer ante los medios este jueves porque, según ha explicado, ya han comparecido ante la Justicia todos los concejales, exconcejales, asesores y exasesores del Partido Popular en Valencia y porque la Justicia ya ha separado en dos piezas el caso Imelsa, por una parte, y el presunto caso de blanqueo de dinero del Ayuntamiento de Valencia.  

"Me quieren hacer aparecer como la jefa de una trama criminal y corrupta porque he dado voluntariamente mil euros para una campaña criminal sin que se me devolviera nada", ha lamentado Barberá, quien ha reclamado "sosiego" y "templanza" a los miembros de su partido que le han pedido explicaciones.

Barberá también ha repartido latigazos a diestro y siniestro. Ha atacado al PSOE, a Podemos, al Govern de la Generalitat y ha llegado a sacar el terrorismo de Estado de los Gal para atacar a Felipe González. La exalcaldesa ha lamentado el "juicio público" que está sufriendo y que tanto dolor le está produciendo. "Me alegro de que mis padres no estén vivos para que no estén viviendo esto", ha dicho. 

"Pido a los valencianos que no tengan dudas, que sigan creyendo en mi. Lo que hoy me está pasando, mañana le puede pasar a otro y probablemente a alguno de sus hijos", ha señalado para terminar su comparecencia, antes de comenzar con las preguntas de los periodistas.  

Se trata su primera comparecencia pública ante los medios de comunicación desde que se estalló el caso Imelsa

Para concluir, la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá ha dado las gracias a varios miembros de su partido, entre ellos el presidente nacional del PP "y buen amigo" Mariano Rajoy. Igualmente, ha agradecido su actitud a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; al ministro de Justicia, Rafael Catalá -"que no ha podido ser más claro", ha recalcado- y al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, entre otros cargos del PP nacional.


Se trata su primera comparecencia pública ante los medios de comunicación desde que se estalló el caso Imelsa y desde que se produjeron las detenciones de concejales, exediles y asesores del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia por un presunto caso de blanqueo en el PP municipal.

Hasta ahora Rita Barberá sólo había difundido un comunicado, el pasado 2 de febrero, en el que señalaba que "ningún contrato del Ayuntamiento de Valencia" había sido "amañado", ni había habido "ninguna mordida, ni desvío a financiación ilegal". Según aseguraba en el escrito, con estas manifestaciones quería salir al paso de la "petición por algunos miembros" de su partido y por "la presión de los medios de comunicación" para que diera "explicaciones de la situación judicial" del grupo popular del Ayuntamiento de Valencia.